Los re­tos de Alon­so en las 500 Mi­llas de In­dia­ná­po­lis

Eli­seo Sa­la­zar, due­ño de un po­dio en 2000, di­ce que el es­pa­ñol se en­con­tra­rá con un es­ce­na­rio muy dis­tin­to al de la Fór­mu­la 1.

La Hora - - Deportes - Luis Va­len­zue­la Ola­ve

El 28 de mayo Fer­nan­do Alon­so afron­ta­rá uno de los ma­yo­res re­tos de su ca­rre­ra. El mis­mo día en que de­bía co­rrer el GP de Mónaco, ro­da­rá so­bre los 350 ki­ló­me­tros du­ran­te tres ho­ras en la ver­sión 101 de las 500 Mi­llas de In­dia­ná­po­lis.

Sin op­ción de ser com­pe­ti­ti­vo en la F1, don­de so­lo ha ter­mi­na­do una ca­rre­ra en la tem­po­ra­da de­bi­do a los pro­ble­mas de McLa­ren, el as­tu­riano tra­zó una apues­ta que le pue­de de­vol­ver su pres­ti­gio: ir por la Tri­ple Co­ro­na.

So­lo el bri­tá­ni­co Graham Hill se ha im­pues­to en In­dia­ná­po­lis, las 24 Ho­ras de Le Mans y el GP de Mónaco, prue­ba que Alon­so ha con­se­gui­do dos ve­ces y de la que se au­sen­ta­rá en es­ta edi­ción. “No sé cuán­do voy a co­rrer en Le Mans, pe­ro in­ten­ta­ré ha­cer­lo al­gún día. So­lo ten­go 35 años... ten­go mu­cho tiem­po pa­ra eso”, ha di­cho el ex hom­bre de Re­nault.

Des­pués del GP de Es­pa­ña, en Mont­me­ló el 14 de mayo, el bi­cam­peón mun­dial se su­mer­gi­rá en una aven­tu­ra fre­né­ti­ca. Así lo afir­ma el uni­ver­so de la Indy. “No ha vi­vi­do na­da igual en su vi­da”, ma­ni­fes­tó Ma­rio An­dret­ti, glo­ria del au­to­mo­vi­lis­mo y pa­dre de Mi­chael, due­ño del equi­po del as­tu­riano en las 500 Mi­llas.

Al com­pe­tir en esa es­cu­de­ría, com­pen­sa­rá, en par­te, su inex­pe­rien­cia: An­dret­ti Au­tos­port ha ga­na­do dos de las tres úl­ti­mas edi­cio­nes de la ca­rre­ra. “En el óva­lo va a es­tar a una ve­lo­ci­dad que has­ta aho­ra nun­ca ha ex­pe­ri­men­ta­do, prác­ti­ca­men­te 400 ki­ló­me­tros por ho­ra en las rec­tas. Pe­ro a la vez es un pi­lo­to muy ta­len­to­so, pro­ba­ble­men­te uno de los diez me­jo­res de la his­to­ria de la Fór­mu­la 1”, di­ce a Eli­seo Sa­la­zar, quien de­bu­tó con un cuar­to lu­gar en la prue­ba en 1995.

El chi­leno co­rrió sie­te ve­ces en esa pis­ta, con el ter­cer pues­to en 2000 co­mo me­jor re­sul­ta­do. “En la Fór­mu­la 1 hay cua­tro pi­lo­tos con chan­ces reales de ga­nar y el res­to no tie­ne nin­gu­na op­ción. En la Indy, co­mo to­dos los au­tos son igua­les, te le­van­tas siem­pre con una opor­tu­ni­dad de ga­nar. Y esa de­be ser una gran mo­ti­va­ción pa­ra Alon­so”, aña­de el re­ti­ra­do pi­lo­to.

La gran di­fi­cul­tad que en­con­tra­rá se­rá adap­tar­se a una ve­lo­ci­dad pro­me­dio de 350 ki­ló­me­tros km/h, al­go que has­ta aho­ra so­lo ha ex­pe­ri­men­ta­do en si­mu­la­do­res.

“Si tu cuer­po pe­sa 70 ki­los, vas pe­san­do 300 en las cur­vas. En­ton­ces, tie­nes que ir com­pen­san­do. El cue­llo es im­po­si­ble sos­te­ner­lo y hay que po­ner un so­por­te, tam­bién afec­ta la hi­dra­ta­ción. Y en lo men­tal es un ajedrez a to­da ve­lo­ci­dad. Eso te ha­ce ter­mi­nar muer­to. Es tal la con­cen­tra­ción, que no hay tiem­po pa­ra pen­sar en otra co­sa, co­mo tu fa­mi­lia o tu país”, apun­ta Sa­la­zar.

“Es in­des­crip­ti­ble. Si tu cuer­po pe­sa 70 ki­los, vas pe­san­do 300 en las cur­vas.

La Ho­ra

El cue­llo es im­po­si­ble sos­te­ner­lo y hay que po­ner un so­por­te”. Eli­seo Sa­la­zar, ex pi­lo­to que com­pi­tió en 500 Mi­llas.

“Lar­gué dos ve­ces en pri­me­ra fi­la y es de­ma­sia­do emo­cio­nan­te”, aña­de el ex co­rre­dor, quien aún no de­fi­ne si acep­ta­rá la in­vi­ta­ción pa­ra pre­sen­ciar las prue­bas en vi­vo por quin­ta vez con­se­cu­ti­va. “Se va a en­con­trar con un am­bien­te más dis­ten­di­do, de ca­ma­ra­de­ría. Los fans tie­nen ac­ce­so, se pue­de com­prar una en­tra­da al pad­dock, a los ga­ra­ges. En la Fór­mu­la 1 eso es im­po­si­ble. Se va a to­par con mi­les de per­so­nas has­ta pa­ra ir al ba­ño”, cie­rra el ex de­por­tis­ta na­cio­nal.

El his­pano se en­fo­ca­rá en la Indy des­pués del GP de Es­pa­ña, el 14 de mayo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.