La So­pe­ría: to­do tie­ne su pre­cio

¿Un res­to­rán de­di­ca­do en ex­clu­si­va a las so­pas? Só­lo en Ba­rrio Ita­lia. Pe­ro más allá de lo hips­ter de la idea, sus so­pas son muy ri­cas, aun­que un po­co ca­ras.

La Hora - - Tiempo Libre - Se­bas­tián Al­bur­quer­que

Ato­do el mun­do le gus­ta la sopa. No es una exa­ge­ra­ción; hay que ser en ex­tre­mo ma­ño­so como pa­ra re­cha­zar un buen pla­to de re­po­ne­dor cal­do. Los que se quie­ran pa­sar de lis­tos po­drán res­pon­der que a Ma­fal­da le car­ga­ba, pe­ro es un per­so­na­je de fic­ción, así que no va­le. La sopa es una de las pri­me­ras pre­pa­ra­cio­nes que la hu­ma­ni­dad apren­dió a co­ci­nar, an­tes in­clu­so de ser ho­mo sa­piens. Así que un res­to­rán de­di­ca­do en ex­clu­si­vo a es­te bre­ba­je no es un idea tan re­vo­lu­cio­na­ria, o hips­ter, como pue­de pa­re­cer a pri­me­ra ins­tan­cia.

Pues bien, La So­pe­ría en­cien­de ca­da una de las alar­mas de es­tar un es­ta­ble­ci­mien­to ul­tra hips­ter (el su­fi­jo ería, es­tar en Ba­rrio Ita­lia, la de­co­ra­ción con ani­ma­les de ju­gue­te...). ¿Es es­to ma­lo? No ne­ce­sa­ria­men­te, pe­ro mu­chos lo­ca­les se cuel­gan de una bue­na de­co­ra­ción como ex­cu­sa pa­ra en­tre­gar pla­tos no tan bue­nos.

No es el ca­so de La So­pe­ría, afor­tu­na­da­men­te. Su car­ta es ex­clu­si­va­men­te so­pas, a $4.000 las sim­ples (es­pe­cial­men­te ten­ta­do­ra re­sul­ta la cre­ma de po­ro­tos ne­gros, con cos­ti­llar bar­ba­coa, o la de len­te­jas con lon­ga­ni­za y to­cino). Se pi­dió, eso sí, una especial de co­la de buey, ce­bo­lla, ha­ri­na tos­ta­da y que­so azul, a $7.000.

Ri­co es de­cir po­co. Re­po­ne­do­ra, sa­bro­sa y con­tun­den­te. Como pa­ra su­mer­gir­se en ella. Con la sopa, ade­más, ve­nía una pa­ne­ra con cru­to­nes, ci­lan­tro y una ri­ca pas­ta de ají ver­de. El pro­ble­ma es que los cru­to­nes se mo­ja­ron por com­ple­to ape­nas tomaron con­tac­to con el cal­do. Im­per­do­na­ble que una sopa de $7.000 no ten­ga unos cru­to­nes a la al­tu­ra, es­pe­cial­men­te con­si­de­ran­do lo fá­cil que son de pre­pa­rar ma­si­va­men­te. Pan, acei­te y al horno. Lis­to.

La So­pe­ría tie­ne muy bue­nas pre­pa­ra­cio­nes, aun­que el pre­cio no acom­pa­ñe. De to­das ma­ne­ras, va­le la pe­na dar­se una vuel­ta, es­pe­cial­men­te en un día frío, si es que se es­tá re­cién pa­ga­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.