Re­glo­nes de la FIFA

La Hora - - En 2 Minutos - Ju­lio Sal­viat

Mal­da­des en la FIFA siem­pre hu­bo. Pe­ro no eran tan des­ca­ra­das co­mo las de aho­ra. El per­do­na­zo a Lio­nel Mes­si por par­te de su Co­mi­té de Ape­la­ción, que anu­ló la sen­ten­cia de­cre­ta­da por el Co­mi­té de Dis­ci­pli­na des­pués de re­cu­rrir a vi­deos y tes­ti­gos pa­ra ver si el ca­pi­tán de Ar­gen­ti­na ha­bía in­sul­ta­do a uno de los ár­bi­tros, le ti­ra otra man­cha ne­gra a la si­nies­tra ho­ja de vi­da del or­ga­nis­mo que ri­ge al fút­bol.

En días re­mo­tos, la FIFA mi­ró pa­ra el la­do cuan­do Be­ni­to Mus­so­li­ni uti­li­zó to­do su po­der pa­ra que Ita­lia fue­ra cam­peón en los dos pri­me­ros mun­dia­les que se dispu­taron en Eu­ro­pa. En tiem­pos ya más mo­der­nos, Sir Stan­ley Ross se hi­zo el le­so y nun­ca con­de­nó el gol inexis­ten­te que lle­vó a In­gla­te­rra a le­van­tar la Co­pa del Mun­do fren­te a su rei­na Isa­bel. No fue mu­cho lo que hi­zo des­pués cuan­do Die­go Ma­ra­do­na hi­zo un gol con la mano en el Mun­dial de Mé­xi­co. Y úl­ti­ma­men­te, el des­ca­ra­do sa­queo con­tra el PSG, fa­vo­re­cien­do al Bar­ce­lo­na en la Cham­pions Lea­gue, fue se­gui­da de cer­ca por el ro­bo re­fe­ril del que fue víc­ti­ma el Ba­yern Mu­nich en su par­ti­do con el Real Ma­drid. A Mes­si lo cas­ti­ga­ron con cua­tro par­ti­dos, y aho­ra di­cen que no co­me­tió fal­ta y que­da en ce­ro. La úni­ca ex­pli­ca­ción que se pue­de dar a es­ta vuel­ta de car­ne­ro es que la FIFA ne­ce­si­ta a la se­lec­ción de Ar­gen­ti­na y a Lio­nel Mes­si en el Mun­dial del pró­xi­mo año.

Fue enor­me la sor­pre­sa del fa­llo en to­do el mun­do. Los pro­pios ar­gen­ti­nos se bur­la­ron de la me­di­da. Die­go La­to­rre, el me­jor co­men­ta­ris­ta de la te­le­vi­sión tras­an­di­na, no ocul­tó su ma­les­tar: “La FIFA ad­mi­te que no im­por­ta nin­gu­na re­gla, que pue­de ha­cer lo que quie­re. Se aca­bó la fan­ta­sía de la le­ga­li­dad”. Có­mo se­rá de ma­la esa ac­tua­ción de la FIFA, que Evo Mo­ra­les, ca­rac­te­ri­za­do por ha­blar puras le­se­ras, la de­fen­dió co­mo si fue­ra ar­gen­tino: “Gra­cias al fa­llo, se­gui­mos rum­bo al Mun­dial de Ru­sia con la ca­pi­ta­nía de Mes­si, digno re­pre­sen­tan­te de la Pa­tria Gran­de”.

Pe­rio­dis­ta

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.