La Ro­ca quie­re sal­var el mun­do des­de la Ca­sa Blan­ca

El ac­tor de está “pen­san­do se­ria­men­te” en in­gre­sar a la política. Hoy es el ros­tro me­jor pa­ga­do de Holly­wood.

La Hora - - Tiempo Libre - F.M.L.

Ha ma­ta­do ejér­ci­tos com­ple­tos, des­via­do torpe­dos con el de­do me­ñi­que, pe­lea­do con­tra his­tó­ri­cas es­tre­llas de ac­ción de la pan­ta­lla gran­de, pe­ro aho­ra Dway­ne John­son quie­re sal­var al mun­do con la ban­da pre­si­den­cial pues­ta.

El ac­tor, co­no­ci­do co­mo La Ro­ca tras su pa­so por la lu­cha li­bre, se mos­tró abier­to a la “po­si­bi­li­dad real” de le­van­tar una can­di­da­tu­ra ha­cia la Ca­sa Blan­ca. “Ha­ce más o me­nos un año se plan­teó la idea, y em­pe­zó a cre­cer más y más. Hoy quie­ro plan­tear al­go que sea real­men­te ve­raz y res­pe­tuo­so”, co­men­tó en en­tre­vis­ta con la pren­sa es­ta­dou­ni­den­se.

En 2015, año de elec­cio­nes en EE.UU., de­ci­dió no res­pal­dar pú­bli­ca­men­te a nin­guno de los can­di­da­tos, pe­ro ha mos­tra­do su de­sa­cuer­do con la política de Do­nald Trump. “Creo en nues­tra se­gu­ri­dad na­cio­nal, por eso no creo ne­ce­sa­ria una prohi­bi­ción con­tra los in­mi­gran­tes. Nues­tro país se for­jó ba­jo los idea­les de la in­clu­sión, y es­to es lo que con­ti­núa ha­cién­do­lo fuer- te. Me gus­ta­ría ver un me­jor li­de­raz­go”, di­jo en torno a las me­di­das an­ti ex­tran­je­ros im­pul­sa­das por el ac­tual man­da­ta­rio.

Ac­tual­men­te John­son está en car­te­le­ra con Rá­pi­dos y furiosos 8 y en ju­nio re­gre­sa­rá a la pan­ta­lla gran­de con el re­ma­ke de Guar­dia­nes de la bahía. Ade­más ya pre­pa­ra la re­ver­sión de Ju­man­ji, que de­bu­ta­ría a me­dia­dos de 2018.

Por es­tos días, ade­más, es el ac­tor me­jor pa­ga­do del mun­do, con US$64,5 mi­llo­nes anua­les, se­gún los da­tos de For­bes a agos­to de 2016.

FA­MO­SOS AL MAN­DO

John­son no es la pri­me­ra estrella que co­que­tea con el po­der. Ar­nold Sch­war­ze­neg­ger de­ci­dió dar el sal­to a la política en 2003 pre­sen­tán­do­se a las elec­cio­nes del Es­ta­do de Ca­li­for­nia y ga­nán­do­se el apo­do de “Go­ber­na­tor” (en re­fe­ren­cia a su pa­pel en Ter­mi­na­tor). Y no ga­nó so­lo una vez, re­va­li­dó el car­go en 2006, con­si­guien­do ade­más ma­yo­ría ab­so­lu­ta.

El ca­so más em­ble­má­ti­co es el de Ronald Rea­gan, ac­tor que al­can­zó el po­der en 1980 y fue pre­si­den­te has­ta 1989. Lo­ve is in the air (1937) o Ca­mino Santa Fe (1940) son al­gu­nas de las pro­duc­cio­nes en que par­ti­ci­pó. años tie­ne el pro­ta­go­nis­ta del re­ma­ke de Guar­dia­nes de la bahía.

Tras par­ti­ci­par en fil­mes de “Ci­ne B”, Ronald Rea­gan lle­gó a la pre­si­den­cia de EE.UU.

Ar­nold Sch­war­ze­neg­ger fue go­ber­na­dor de Ca­li­for­nia en­tre 2003 y 2011.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.