Cris­tó­bal apro­ve­cha de en­se­ñar­les so­bre mú­si­ca a sus hi­jos

La Hora - - País -

Ha­ce ca­si un año que Cris­tó­bal Ríos (32) asu­mió el cui­da­do dia­rio de sus tres hi­jos: Ma­xi­mi­li­ano (10), Amy (5) y Bruno (2). Di­ce que el año pasado una de las tan­tas per­so­nas que es­ta­ba a car­go de la ca­sa no fue más a tra­ba­jar, lo que su­pu­so un pun­to de in­fle­xión pa­ra la fa­mi­lia. “Así em­pe­zó a na­cer la idea de que uno de los dos de­be­ría aban­do- nar sue­ños y me­tas y de­di­car­se cien por cien­to a los ni­ños. Por de­ci­sión qui­se to­mar es­te desafío y es­tar siem­pre con mis po­lli­tos. Es muy im­por­tan­te no se­guir la vi­da de to­dos, es­tu­diar pa­ra tra­ba­jar, tra­ba­jar pa­ra te­ner pla­ta, yo rom­pí con eso. Vi­vo por mi fa­mi­lia y por ellos con­ti­núo. La gen­te se in­co­mo­da cuan­do sa­be que no ga­nas pla­ta, se in­co­mo­da al ver a un hom­bre en­ce­ran­do y ol­ví­da­te cuan­do voy con los tres ni­ños al su­per­mer­ca­do, soy toda una atrac­ción de cir­co. Pa­ra mí es im­por­tan­te edu­car a mis hi­jos di­cién­do­les que la igual­dad de de­re­chos es esen­cial”, ex­pli­ca Ríos, quien es téc­ni­co en co­mer­cio ex­te­rior y vi­ve en Mai­pú. Su fre­né­ti­co día em­pie­za a las 6.30 de la ma­ña­na. Des­pier­ta a sus hi­jos, los vis­te pa­ra ir al co­le­gio, les da desa­yuno, ve no­ti­cias, ha­ce ca­mas, co­ci­na, les ayu­da a los ni­ños con las ta­reas y al fi­nal de la jor­na­da sir­ve la ce­na pa­ra to­dos.“Cuan­do le di­go a una per­so­na que soy due­ño de ca­sa, la ma­yo­ría de las ve­ces se pro­du­ce un si­len­cio. De in­me­dia­to les di­go que es­toy fe­liz. Con­tro­lo las re­glas del ho­gar, su­per­vi­so las ta­reas es­co­la­res en pri­me­ra per­so­na y les di­go a mis hi­jos que los amo. Ade­más les en­se­ño de mú­si­ca y ca­da uno ya tie­ne sus ban­das fa­vo­ri­ta. Mi hi­jo ma­yor y el más chi­co son fa­ná­ti­cos de Kiss y a mi hi­ja le en­can­ta Guns N’ Ro­ses y Queen”, cuen­ta.

“La gen­te se in­co­mo­da cuan­do sa­be que no ga­nas pla­ta, se in­co­mo­da al ver a un hom­bre en­ce­ran­do”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.