Po­li­cía eu­ro­pea an­ti­ci­pa nue­va ola de con­ta­gios por ci­be­ra­ta­que

PO­LI­CÍA EU­RO­PEA CON­FIR­MÓ AL ME­NOS 200.000 VÍC­TI­MAS

La Hora - - News - A.F.B.

El ci­be­ra­ta­que que co­men­zó el vier­nes y que a la fe­cha de­ja un sal­do de 200.000 víc­ti­mas, prin­ci­pal­men­te em­pre­sas, en al me­nos 150 paí­ses, se da­ba por con­tro­la­do el sá­ba­do. Pe­ro ayer, el di­rec­tor de Eu­ro­pol, Rob Wainw­right, en­cen­dió las aler­tas nue­va­men­te.

“Cuan­do la gen­te en­cien­da el compu­tador en el tra­ba­jo”, hoy lu­nes, las víc­ti­mas por el rap­to ma­si­vo de fi­che­ros en to­do el pla­ne­ta au­men­ta­rán, afir­mó en una en­tre­vis­ta en la ca­de­na bri­tá­ni­ca ITV.

El ran­som­wa­re es un ti­po de có­di­go ma­li­cio­so que ci­fra los ar­chi­vos de los compu­tado­res a mo­do de rehén pa­ra so­li­ci­tar un res­ca­te eco­nó­mi­co por ellos. La

“Lle­va­mos a ca­bo ope­ra­cio­nes con­tra unos 200 ci­be­ra­ta­ques al año, pe­ro nun­ca ha­bía­mos vis­to al­go así”. Rob Wainw­right, di­rec­tor de la Eu­ro­pol.

po­li­cía eu­ro­pea cree que de­trás de es­te ata­que sin pre­ce­den­tes hay cri­mi­na­les y no te­rro­ris­tas.

“Lle­va­mos a ca­bo ope­ra­cio­nes con­tra unos 200 ci­be­ra­ta­ques al año pe­ro nun­ca ha­bía­mos vis­to na­da así”, sub­ra­yó Wainw­right.

El vi­rus in­fec­tó des­de los equi­pos de 16 hos­pi­ta­les en Reino Uni­do y los del Mi­nis­te­rio del In­te­rior ru­so has­ta los de la em­pre­sa de au­to­mó­vi­les Re­nault, en Fran­cia, que se vio obli­ga­da a pa­rar la pro­duc­ción de va­rias plan­tas.

Eu­ro­pol, jun­to a la Po­li­cía ale­ma­na y a or­ga­ni­za­cio­nes de la in­dus­tria tec­no­ló­gi­ca co­mo Ama­zon e In­tel, creó una he­rra­mien­ta di­gi­tal pa­ra aten­der las in­quie­tu­des. Una es­pe­cie de she­riff in­ter­ac­ti­vo que guía al usua­rio pa­ra li­be­rar­se del ci­be­ra­ta­que sin te­ner que pa­gar res­ca­te.

¿QUIÉN FUE?

Eu­ro­pol, ofi­cial­men­te, ha di­cho que aún se des­co­no­ce quié­nes co­me­tie­ron el ilí­ci­to. Sin em­bar­go, ana­lis­tas de se­gu­ri­dad ci­ta­dos en me­dios es­ta­dou­ni­den­ses han afir­ma­do que el soft­wa­re en­mas­ca­ra­do que han usa­do los hac­kers pa­ra co­rrom­per los sis­te­mas tie­ne un ori­gen cla­ro: se­ría una de las herramientas que un gru­po de pi­ra­tas in­for­má­ti­cos, lla­ma­do Sha­dow Bro­kers, ase­gu­ró ha­ber ro­ba­do a la Agen­cia de Se­gu­ri­dad Na­cio­nal de EE UU (NSA, en sus si­glas en in­glés).

En EE.UU. el im­pac­to del ran­som­wa­re ha si­do mí­ni­mo. Es­to se ex­pli­ca, en par­te, a que Mi­cro­soft en­vió un par­che de se­gu­ri­dad “crí­ti­co” el 14 de mar­zo, ad­vir­tien­do de es­ta si­tua­ción.

En Eu­ro­pa, la re­gión más afec­ta­da, las or­ga­ni­za­cio­nes víc­ti­mas no lo ha­brían al­can­za­do a apli­car.

Ana­lis­tas es­ta­dou­ni­den­ses creen que de­trás es­tá un gru­po de pi­ra­tas lla­ma­do Sha­dow Bro­kers.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.