Go­bierno eva­lúa declarar a araucarias en pe­li­gro de ex­tin­ción

Un gru­po de aca­dé­mi­cos le pre­sen­tó al Go­bierno una in­ves­ti­ga­ción pa­ra que esta es­pe­cie sea re­cla­si­fi­ca­da y pue­da ser re­pro­du­ci­da en lu­ga­res don­de ha des­apa­re­ci­do.

La Hora - - En2minutos - Na­ta­lia Heus­ser H.

Más de 30 mil hec­tá­reas de arau­ca­ria arau­ca­na se han per­di­do en el úl­ti­mo tiem­po, ya sea por in­cen­dios, la ex­trac­ción in­dis­cri­mi­na­da de su se­mi­lla, la ta­la ile­gal, ata­ques fi­to­sa­ni­ta­rios y los pro­lon­ga­dos pe­río­dos de se­quía pro­duc­to del cam­bio cli­má­ti­co.

En la re­ser­va de Ma­lle­co, por ejem­plo, se que­ma­ron más de 20 mil hec­tá­reas en el 2002 y en Chi­na Muer­ta 6.600 en el 2015. El pro­ble­ma es que en nin­gu­na de es­tas dos oca­sio­nes se ha hecho un tra­ba­jo de re­cu­pe­ra­ción, a pe­sar de que es­tos si­nies­tros su­ce­die­ron en zo­nas pro­te­gi­das por el Es­ta­do. Pa­ra en­ten­der un po­co el pa­no­ra­ma, só­lo un 48% de la es­pe­cie se en­cuen­tra en áreas pro­te­gi­das, el res­to son te­rre­nos pri­va­dos.

Si bien se es­ti­ma que exis­ten 245 mil hec­tá­reas de es­tos ár­bo­les en el país, el nú­me­ro po­dría ser mu­cho me­nor, pues es­tos lu­ga­res só­lo pre­sen­ta­rían in­di­vi­duos ais­la­dos, no bos­ques.

Por esta ra­zón un gru­po de aca­dé­mi­cos de la Uni­ver­si­dad de la Fron­te­ra (UFRO), de la Pon­ti­fi­cia Uni­ver­si­dad Ca­tó­li­ca de Chi­le (PUC) y la Fun­da­ción Sen­de­ros de Chi­le ela­bo­ra­ron un do­cu­men­to pa­ra re­cla­si­fi­car esta es­pe­cie mi­le­na­ria pa­ra que pa­se de es­ta­do vul­ne­ra­ble a En Pe­li­gro de Ex­tin­ción.

“Lo que que­re­mos es que el Es­ta­do por una vez por to­das asu­ma la res­pon­sa­bi­li­dad de res­tau­rar es­tas su­per­fi­cies que han que­da­do de­vas­ta­das y que la­men­ta­ble­men­te no son re­co­lo­ni­za­das, apa­re­cien­do otras ve­ge­ta­cio­nes. La arau­ca­ria es una es­pe­cie muy pri­mi­ti­va, de len­to cre­ci­mien­to. En la me­di­da que se va­ya re­du­cien­do su po­bla­ción, el acer­vo ge­né­ti­co se­rá me­nos di­ver­si­fi­ca­do, por lo tan­to ten­drá una me­nor ca­pa­ci­dad de adap­ta­ción”, ex­pli­ca a La

Ho­ra el aca­dé­mi­co del De­par­ta­men­to de Cien­cias Agro­nó­mi­cas y Re­cur­sos Na­tu­ra­les de la UFRO, Ru­bén Ca­rri­llo.

Du­ran­te más un año es­tos in­ves­ti­ga­do­res rea­li­za­ron se­mi­na­rios en Te­mu­co, Ca­rahue y en el Mu­seo Na­cio­nal de His­to­ria Na­tu­ral en San­tia­go pa­ra ex­po­ner los fun­da­men­tos de la de­li­ca­da si­tua­ción de la arau­ca­ria.

Tam­bién tra­ba­ja­ron con tres co- mu­ni­da­des Ma­pu­che-Pehuen­ches de la Cor­di­lle­ra de Los An­des pa­ra que fue­ran par­te de las pro­pues­tas.

“Si el ár­bol de­cla­ra en pe­li­gro, se po­drían ge­ne­rar pro­gra­mas de edu­ca­ción am­bien­tal pa­ra que las fu­tu­ras ge­ne­ra­cio­nes se­pan pro­te­ger a es­tas co­mu­ni­da­des ve­ge­ta­les bos­co­sas. Jun­to a es­to, se po­drían ha­cer pro­gra­mas de res­tau­ra­ción eco­ló­gi­ca don­de han ocu­rri­do in­cen­dios”, pre­ci­sa Ca­rri­llo.

To­dos los do­cu­men­tos ela­bo­ra­dos fue­ron en­tre­ga­dos ayer al se­re­mi de Me­dio Am­bien­te en La Arau­ca­nía, Mar­co An­to­nio Pi­chun­mán.

Se­gún ex­pli­ca, hay una se­rie de an­te­ce­den­tes que po­drían de­ter­mi­nar que hay un ries­go real so­bre es­tas es­pe­cies. “Co­mo mi­nis­te­rio te­ne­mos la obli­ga­ción de to­mar co­no­ci­mien­to de es­tas so­li­ci­tu­des de re­que­ri­mien­tos de re­cla­si­fi­ca­ción por­que es par­te de nues­tra la­bor, lo que se­rá eva­lua­do por un co­mi­té de ex­per­tos. Así, se po­drá lle­gar a una de­ter­mi­na­ción en un plazo de seis me­ses a un año”, se­ña­la Pi­chun­mán.

Ma­nuel Ged­da, pro­fe­sor de la PUC cam­pus Vi­lla­rri­ca, quien tam­bién par­ti­ci­pó en el es­tu­dio, in­di­ca que la Unión Internacional

pa­ra la Con­ser­va­ción de la Na­tu­ra­le­za se ade­lan­tó a Chi­le, pues ya tie­ne ubi­ca­da a la arau­ca­ria en su lista ro­ja de las es­pe­cies en pe­li­gro de ex­tin­ción.

“Nues­tros ar­gu­men­tos son bue­nos y po­de­ro­sos. No se tra­ta de la pro­tec­ción de cual­quier es­pe­cie, es pri­mi­ti­va con pro­ble­mas gra­ves de re­pro­duc­ción y si ha so­bre­vi­vi­do es ca­si de mi­la­gro, por así de­cir­lo. No es co­mo el pino y el eu­ca­lip­to que cre­cen muy fá­cil­men­te”, fi­na­li­za Ged­da.

“Lo que que­re­mos es que el Es­ta­do de una vez por to­das asu­ma la res­pon­sa­bi­li­dad de res­tau­rar las araucarias”. Ru­bén Ca­rri­llo, aca­dé­mi­co de la UFRO.

En­tre 25 y 60 años se de­mo­ra el desa­rro­llo de los ór­ga­nos re­pro­duc­to­res de una Arau­ca­ria. Re­cién ahí pue­de re­pro­du­cir­se.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.