Mu­rió Ch­ris Cor­nell, sím­bo­lo del grun­ge

El vo­ca­lis­ta de Sound­gar­den se qui­tó la vi­da en la ha­bi­ta­ción de un ho­tel en De­troit.

La Hora - - News - Natalia Heus­ser

Otra vez. La his­to­ria es vie­ja y re­pe­ti­da: el grun­ge es­tá de lu­to. Ch­ris Cor­nell, el vo­ca­lis­ta de Sound­gar­den fue en­con­tra­do muer­to en la pie­za de un ho­tel, lue­go de que la ban­da se pre­sen­ta­ra en el Fox Thea­tre de la ciu­dad de De­troit, EE.UU, show que fi­na­li­zó con la can­ción Sla­ves & Bull­do­zers, mez­cla­da con In my ti­me of dying de Led Zep­pe­lin.

Se­gún in­for­mó el me­dio lo­cal WXYZ, un ami­go de la fa­mi­lia ha­lló el cuer­po del ar­tis­ta en el pi­so del ba­ño, lue­go de for­zar la puer­ta. Si bien de in­me­dia­to se ha­bló de sui­ci­dio, re­cién en la tar­de de ayer se con­fir­mó la te­sis.

“Se de­ter­mi­nó que la cau­sa de muer­te fue sui­ci­dio por ahor­ca­mien­to. El re­por­te com­ple­to de la au­top­sia aún no es­tá ter­mi­na­do. Por aho­ra no hay más in­for­ma­ción adi­cio­nal”, in­di­có el Departamento de Sa­lud del Con­da­do de Way­ne, a tra­vés de un co­mu­ni­ca­do.

Lo más ra­ro de to­do, es que su es­po­sa, Vicky Ka­ra­yian­nis, ase­gu­ró que su ma­ri­do no ha­bía mos­tra­do sín­to­mas de de­pre­sión.

A los 52 años, Cor­nell se ha­bía con­ver­ti­do en uno de los es­tan­dar­tes de la ge­ne­ra­ción del grun­ge. De he­cho, ha­ce dos años hi­zo una re­ve­la­do­ra de­cla­ra­ción a la edi­ción aus­tra­lia­na de la re­vis­ta Ro­lling Sto­ne. “He per­di­do a un mon­tón de jó­ve­nes y bri­llan­tes ami­gos. Andy Wood, La­ney Stan­ley y Jeff Buc­kley, que era muy buen ami­go. Y Kurt Co­bain y Shan­non Hoon, otro gran ami­go, igual que Mi­ke Starr”. Lis­ta que hi­zo del grun­ge un eterno lu­to.

Su ca­mino en la es­ce­na mu­si­cal fue me­teó­ri­co y lleno de éxi­tos. For­mó Sound­gar­den en 1984, sien­do una de las pri­me­ras en fir­mar por Sub-Pop, el se­llo al­ter­na­ti­vo de Seattle que agru­pó a ca­si to- dos los gru­pos for­ma­dos en esa zo­na de nor­tea­mé­ri­ca.

Ya en los no­ven­ta MTV le dio un gran es­pal­da­ra­zo a la ban­da, a tra­vés de la cul­tu­ra de los vi­deo­clip. En el dis­co Su­pe­runk­nown, de 1994 apa­re­ce la can­ción Black ho­le sun, uno de los him­nos más acla­ma­dos de la agru­pa­ción.

A pe­sar de que Sound­gar­den se se­pa­ró en 1997, to­da­vía ha­bía Cor­nell pa­ra ra­to. En el 2001, el can­tan­te se unió con par­te de los Ra­ge Against The Ma­chi­ne y for­mó Au­dios­la­ve.

En 2007, des­pués de tres ál­bu­mes, de ven­der más de sie­te mi­llo­nes de dis­cos y ha­ber si­do no- mi­na­dos tres ve­ces a los pre­mios Grammy Cor­nell anun­ció que de­ja­ba la ban­da.

El víncu­lo del mú­si­co con Chi­le par­tió en di­ciem­bre del 2007 cuan­do ac­tuó por pri­me­ra vez en Es­pa­cio Ries­co. Fue­ron ocho mil per­so­nas las que vie­ron su de­but. Dos años des­pués es­tu­vo en el Pep­si Fest en el Mo­vis­tar Are­na, y en 2011 vol­vió co­mo so­lis­ta al Club Hí­pi­co. En 2014 ce­rró la se­gun­da jor­na­da de Lo­lla­pa­loo­za en la pri­me­ra vi­si­ta ofi­cial de Sound­gar­den. Su úl­ti­mo show en Chi­le fue en no­viem­bre de 2016, cuan­do tra­jo al Tea­tro Mu­ni­ci­pal de San­tia­go su tour Hig­her Truth.

EX­CE­SOS Y AMOR

Cor­nell nun­ca ocul­tó ha­ber pa­de­ci­do de de­pre­sión du­ran­te su ju­ven­tud y me­nos sus pro­ble­mas con las dro­gas. El can­tan­te fue adic­to a las sus­tan­cias ilí­ci­tas y al al­cohol por más de 25 años.

De he­cho, con­tó en va­rias opor­tu­ni­da­des que em­pe­zó a be­ber cuan­do te­nía só­lo 13 años. Pe­ro el 2003 fue un año de de­ci­sio­nes por­que fue ahí cuan­do el can­tan­te em­pe­zó con su des­in­to­xi­ca­ción, even­to que coin­ci­dió con la lle­ga­da a su vi­da de Vicky Ka­ra­yian­nis, quien se con­vir­tió en su es­po­sa.

“Des­can­sa en paz Ch­ris Cor­nell. In­creí­ble ta­len­to, in­creí­ble­men­te jo­ven, in­creí­ble pér­di­da”. Jimmy Pa­ge, gui­ta­rris­ta de Led Zep­pe­lin.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.