Con­se­jos

La Hora - - País -

La con­sul­to­ra in­mo­bi­lia­ria Grupo Axion en­tre­ga al­gu­nos con­se­jos pa­ra guiar a quie­nes pla­nean so­li­ci­tar un prés­ta­mo hi­po­te­ca­rio pa­ra ad­qui­rir una pro­pie­dad.

To­mar la de­ci­sión con tiem­po:

Un cré­di­to hi­po­te­ca­rio es una deu­da que se asu­me por un lar­go pe­río­do, por lo que de­be ser una de­ci­sión pen­sa­da y ana­li­za­da se­ria­men­te.

Siem­pre co­ti­zar:

Es pre­fe­ri­ble com­pa­rar en­tre va­rias ins­ti­tu­cio­nes, ade­más de la ta­sa de in­te­rés, el cos­to to­tal del cré­di­to y va­lor di­vi­den­do. Ca­be re­cor­dar que ade­más de los ban­cos, hay mu­tua­rias, coope­ra­ti­vas y ca­jas de com­pen­sa­ción que ha­cen prés­ta­mos de es­te ti­po.

Te­ner una pre apro­ba­ción ban­ca­ria:

Es im­por­tan­te que la gen­te se­pa pri­me­ro cuán­to le pres­ta­rá el ban­co en el su­pues­to de que­rer com­prar una pro­pie­dad pa­ra lue­go sa­lir a bus­car con cer­te­za y cla­ri­dad.

Ba­jar la lí­nea de cré­di­to y ce­rrar la ma­yor can­ti­dad de tar­je­tas:

Las en­ti­da­des fi­nan­cie­ras ven el cu­po dis­po­ni­ble de la lí­nea de cré­di­to y de las tar­je­tas co­mo po­ten­cial en­deu­da­mien­to de los so­li­ci­tan­tes. Y cuan­do cal­cu­lan el mon­to a pres­tar, res­tan la can­ti­dad dis­po­ni­ble en am­bos pro­duc­tos.

No te­ner cré­di­tos de con­su­mo:

Es­tos cré­di­tos res­tan pun­tos al eva­luar la ca­pa­ci­dad de en­deu­da­mien­to y las en­ti­da­des fi­nan­cie­ras po­drían apro­bar un cré­di­to hi­po­te­ca­rio me­nor al so­li­ci­ta­do.

Man­te­ner un buen com­por­ta­mien­to fi­nan­cie­ro por un año:

Las en­ti­da­des ana­li­zan to­do el his­to­rial ban­ca­rio de has­ta dos años an­tes de que se so­li­ci­te el cré­di­to hi­po­te­ca­rio, por lo que te­ner un com­por­ta­mien­to fi­nan­cie­ro co­rrec­to por un año pue­de fa­ci­li­tar el ac­ce­so a un cré­di­to.

Con­tar con al­gún ti­po de pa­tri­mo­nio:

El ban­co eva­lúa el pa­tri­mo­nio cuan­do le so­li­ci­tan un cré­di­to hi­po­te­ca­rio, por lo que las deu­das no pue­den ser ma­yo­res a él. Por el con­tra­rio, el po­seer pa­tri­mo­nio y no te­ner deu­da al­gu­na ayu­da­rá a que el mon­to del cré­di­to sea ma­yor.

Con­tar con aho­rros:

Los ban­cos su­man los aho­rros co­mo ac­ti­vos y es­to de­mues­tra que el suel­do al­can­za pa­ra vi­vir y pa­ra aho­rrar. Con­se­cuen­te­men­te, el ban­co en­tien­de que la per­so­na es com­pe­ten­te a la ho­ra de pa­gar y que tie­ne ca­pa­ci­dad de en­deu­da­mien­to.

No te­ner ocu­pa­da la lí­nea de cré­di­to:

Al ver que la lí­nea de cré­di­to es­tá uti­li­za­da el ban­co en­tien­de que el suel­do no es su­fi­cien­te pa­ra cu­brir las ne­ce­si­da­des del so­li­ci­tan­te, por lo que és­te, pro­ba­ble­men­te, no cal­ce con el per­fil de clien­te al que se le da­ría un cré­di­to hi­po­te­ca­rio.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.