Li­bros versus ba­su­ra: la pe­lea de Bibliometro y sus bu­zo­nes

Pa­ña­les, he­la­dos y bo­te­llas con lí­qui­dos mu­chas ve­ces arrui­nan di­ver­sos tí­tu­los que de­ben sa­lir de cir­cu­la­ción.

La Hora - - País - Em­ma An­tón Cer­da

Ha­ce vein­te años que exis­te, en di­fe­ren­tes pun­tos ba­jo la ciu­dad de San­tia­go, una gran can­ti­dad de ca­jas que re­ci­ben dia­ria­men­te unos 40 li­bros.

Son los bu­zo­nes de de­vo­lu­ción de Bibliometro, y son los en­car­ga­dos de re­co­lec­tar to­dos los tí­tu­los que lec­to­res apu­ra­dos no al­can­zan a de­jar en el me­són de la red de lec­tu­ra de Me­tro.

Además de agi­li­zar el pro­ce­so de prés­ta­mo y de­vo­lu­ción, los bu­zo­nes per­mi­ten que aque­llos usua­rios que no al­can­zan a de­vol­ver el li­bro du­ran­te los ho­ra­rios de aten­ción de las bi­blio­te­cas sub­te­rrá­neas -de 9 a 21 ho­ras­rein­te­gren el tí­tu­lo al sistema.

Sin em­bar­go, a pe­sar de to­das las bon­da­des que ofre­cen es­tos bu­zo­nes, cons­tan­te­men­te de­ben lu­char pa­ra di­fe­ren­ciar­se de los basureros. Por más te­rri­ble que pue­da so­nar que un re­cep­tor de li­bros pue­da ser con­fun­di­do con un ver­te­de­ro, la­men­ta­ble­men­te pa­sa con fre­cuen­cia.

Án­ge­la Sa­la­zar es coor­di­na­do­ra de Bibliometro ha­ce ocho años, pe­ro an­tes de ob­te­ner ese car­go aten­dió du­ran­te sie­te años el lo­cal ubi­ca­do en Pla­za de Ar­mas, por lo que le to­có vi­vir en car­ne pro­pia es­tas des­agra­da­bles si­tua­cio­nes.

“An­tes los bu­zo­nes eran de la­ta, en­ton­ces no veía­mos los li­bros y los otros ob­je­tos que ha­bían den­tro. Es­to pro­vo­ca­ba que el bu­zón se trans­for­ma­ra en un re­ci­pien­te pa­ra de­jar lo que al clien­te de Me­tro se le ocu­rrie­ra: des­de pa­ña­les de gua­gua has­ta dia­rios, pa­san­do por bo­te­llas de be­bi­das y va­sos. En­ton­ces, cuan­do el fun­cio­na­rio abría el bu­zón pa­ra re­cu­pe­rar los li­bros se en­con­tra­ba con la sor­pre­sa”, de­ta­lla Sa­la­zar.

Más allá de la lim­pie­za de la que es ob­je­to el bu­zón, el prin­ci-

“Es un ser­vi­cio pa­ra to­dos y lo es­ta­mos des­tru­yen­do sim­ple­men­te por no com­pren­der lo que di­ce ahí, por fal­ta de lec­tu­ra”.

Án­ge­la Sa­la­zar, coor­di­na­do­ra Bibliometro.

pal pro­ble­ma cuan­do es to­ma­do por ba­su­re­ro es que los li­bros su­fren el da­ño. La coor­di­na­do­ra de Bibliometro re­la­ta que mu­chas ve­ces se arrui­nan tí­tu­los que tie­nen que dar de ba­ja.

La si­tua­ción cam­bió un po­co lue­go del aten­ta­do ex­plo­si­vo en Es­cue­la Mi­li­tar, en 2014. “Ahí Me­tro nos so­li­ci­tó trans­pa­ren­cia de to­do, in­clui­do los bu­zo­nes, que se trans­for­ma- ron en se­res de acrí­li­co. Por lo tan­to, aho­ra se ve lo que hay en el in­te­rior y ha ba­ja­do la cuo­ta de ba­su­ra, pe­ro no fal­ta la per­so­na que igual lo usa de ba­su­re­ro por­que no lee, no ve”, ex­pli­ca Sa­la­zar.

“Los fun­cio­na­rios de Bibliometro han ido ge­ne­ran­do le­tre­ros co­mo ‘ho­la, no soy ba­su­re­ro, soy bu­zón, cuí­da­me’. Pa­ra no­so­tros es vi­tal que el li­bro se man­ten­ga en las me­jo­res con­di­cio­nes pa­ra con­ti­nuar con el ser­vi­cio. Fi­nal­men­te es un ser­vi­cio pa­ra to­dos y lo es­ta­mos des­tru­yen­do sim­ple­men­te por no com­pren­der lo que di­ce ahí, por fal­ta de lec­tu­ra”, agre­ga.

NO SÓ­LO BA­SU­RA

En to­da la red de Me­tro en to­tal hay 18 bu­zo­nes de de­vo­lu­ción. ¿Los más afec­ta­dos? Los que se en­cuen­tran en es­ta­cio­nes de com­bi­na­ción, co­mo Los Hé­roes y Ba­que­dano. No obs­tan­te, la ba­su­ra no es el úni­co enemi­go que de­ben en­fren­tar es­tos re­cep­to­res.

“En dos me­ses nos han in­ten­ta­do ro­bar los li­bros en la es­ta­ción de Puen­te Al­to. Re­vien­tan las cha­pas pa­ra sa­car los li­bros, que por lo ge­ne­ral los in­ten­tan ven­der en la fe­ria. Co­mo los li­bros tie­nen có­di­gos y tim­bres he­mos po­di­do re­cu­pe­rar al­gu­nos, pe­ro no es muy co­mún”, in­di­ca la coor­di- na­do­ra de Bibliometro.

Los ser­vi­cios de de­vo­lu­ción de Bibliometro no son los úni­cos en ser con­fun­di­dos. En Me­tro tam­bién exis­ten di­ver­sos con­te­ne­do­res pa­ra re­ci­clar ce­lu­la­res y ba­te­rías que tam­bién se ven afec­ta­dos por la ba­su­ra.

A pe­sar de la im­por­tan­cia de ge­ne­rar con­cien­cia en­tre los usua­rios del tren sub­te­rrá­neo, des­de Me­tro de­cli­na­ron par­ti­ci­par de esta no­ta.

Li­bro re­cu­pe­ra­do de un bu­zón en el que desecha­ron un he­la­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.