Usan ho­jas se­cas de fram­bue­sa co­mo ayu­da en par­tos na­tu­ra­les

Una jo­ven in­ge­nie­ro agró­no­mo rea­li­za un es­tu­dio pa­ra que es­te pro­duc­to se use en em­ba­ra­za­das, pues to­ni­fi­ca­ría el úte­ro.

La Hora - - País - Na­ta­lia Heus­ser H.

Cuan­do Va­rin­nia Sán­chez (30) es­ta­ba en el úl­ti­mo año de la uni­ver­si­dad via­jó con sus com­pa­ñe­ros a Villarrica. Ahí en­con­tra­ron a un pro­duc­tor de fram­bue­sas que es­ta­ba al­ma­ce­nan­do las ho­jas del fru­to por­que su se­ño­ra se las ven­día a una per­so­na que las en­via­ba a Eu­ro­pa. Se­gún le co­men­tó, en esa par­te del mun­do es­tas so­bras eran usa­da con fi­nes terapéuticos.

“Me pu­se a ave­ri­guar es­te te­ma y su­pe que en Ale­ma­nia y Sue­cia eran uti­li­za­das en ca­sas de par­to. Me pre­gun­té por qué acá eran con­si­de­ra­das sub­pro­duc­to y ese fue el pun­to de par­ti­da de mi bús­que­da. Además, ha­bía tra­ba­ja­do co­mo asis­ten­te de ma­tro­na y te­nía no­ción del as­pec­to mé­di­co”, se­ña­la Sán­chez a

Así esta jo­ven in­ge­nie­ro agró­no­mo, con men­ción en cien­cias ve­ge­ta­les, se in­tere­só por es­te par­ti­cu­lar pro­duc­to y hoy rea­li­za una in­ves­ti­ga­ción que ayu­da­ría a per­so­nas que su­fren de do­lo­res mens­trua­les y a em­ba­ra­za­das que es­tán a pun­to de dar a luz.

Re­sul­ta que el té de la ho­ja se­ca de fram­bue­sa con­tie­ne fra­gi­na, una sus­tan­cia que en­tre­na el tono mus­cu­lar del úte­ro, que pro­vo­ca que se acor­te la fa­se ac­ti­va del alum­bra­mien­to, dis­mi­nu­yen­do el tiem­po de do­lor.

“Efec­ti­va­men­te he­mos vis­to que dis­mi­nu­ye en tres ho­ras el tra­ba­jo de par­to en ocho de ca­da diez ca­sos que to­man es­te tra­ta­mien­to, el que se co­mien­za quin­ce o vein­te días an­tes del na­ci-

La Ho­ra.

mien­to. Pa­ra de­cir­lo en pa­la­bras sim­ples, es co­mo que se hi­cie­ran ab­do­mi­na­les con el úte­ro, en­ton­ces al­can­za una ma­yor fuer­za y re­tie­ne ma­yor ener­gía pa­ra cuan­do co­mien­cen las con­trac­cio­nes”, ex­pli­ca Sán­chez.

“La idea de to­do es­to es ir res­ca­tan­do es­tas téc­ni­cas que han uti­li­za­do nues­tros an­te­pa­sa­dos y que no­so­tros, por una vi­da más rá­pi­da y más prác­ti­ca, he­mos de­ja­do de la­do. Me pa­re­ce que lo na­tu­ral es un sú­per buen pun­to de par­ti­da a quien le fun­cio­ne y así, qui­zás, se pue­da pres­cin­dir de un pro­duc­to far­ma­co­ló­gi­co. Hay que des­ta­car que las ho­jas se usan se­cas por­que fres­cas pue­den cau­sar pro­ble­mas de salud”, agre­ga.

Ha­ce un año y me­dio que ini­ció el es­tu­dio y aho­ra tra­ba­ja en el pro­ce­so de es­ta­dís­ti­cas. Pe­ro Sán­chez es cau­te­lo­sa en cuan­to al tra­ta­mien­to, el que de­be ser eva­lua­do ca­so a ca­so.

“A ca­da mu­jer se le ela­bo­ra un his­to­rial, don­de se ano­ta el nú­me­ro de em­ba­ra­zos que ha te­ni­do, se le pre­gun­ta si se ha so­me­ti­do a una ce­sá­rea con an­te­rio­ri­dad y se ana­li­za la mor­fo­lo­gía y el ta­ma­ño del be­bé. No es lo mis­mo un úte­ro em­ba­ra­za­do por pri­me­ra vez, que uno que ha pa­sa­do por tres em­ba­ra­zos. En ba­se a esa in­for­ma­ción voy va­rian­do la do­sis que va en ca­da una de las bol­sas de ho­jas per­so­na­li­za­das que en­tre­go. En ellas va eti­que­ta­da la can­ti­dad de agua en la que se de­be di­sol­ver el sa­qui­to”, ex­pli­ca.

En pa­ra­le­lo Sán­chez rea­li­za ta­lle­res de yoga al par­to, char­las de lactancia a las que van ma­tro­nas y Las mu­je­res de Des­hi­dra­ta­dos El Bol­dal se­can las ho­jas de fram­bue­sa.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.