UNI­VER­SI­TA­RIOS CREAN AGRU­PA­CIO­NES PA­RA ERRA­DI­CAR EL ACO­SO SE­XUAL

A tra­vés de se­cre­ta­rías de gé­ne­ro, es­tu­dian­tes de la Chi­le y la Ca­tó­li­ca, en­tre otras, acom­pa­ñan a las víc­ti­mas pa­ra que ha­gan las de­nun­cias y bus­can san­cio­nes pa­ra los res­pon­sa­bles.

La Hora - - Portada - Natalia Heus­ser H.

Ha­ce unos meses un gru­po de mu­je­res es­tu­dian­tes de la ca­rre­ra de Me­di­ci­na de la Uni­ver­si­dad de Chi­le, de la ge­ne­ra­ción 2015, sa­có a la luz una si­tua­ción de abu­so y aco­so.

En un chat de hom­bres de ese cur­so cir­cu­la­ron fo­tos ín­ti­mas de una com­pa­ñe­ra, y al ras­trear las con­ver­sa­cio­nes, se en­con­tra­ron más imágenes del mis­mo ca­li­bre, pe­ro de otras alumnas.

Es­ta si­tua­ción fue ex­pues­ta a la Se­cre­ta­ría de Se­xua­li­dad y Gé­ne­ro Sa­lud (Se­se­gen Sa­lud) de la fa­cul­tad, que guió a las jó­ve­nes pa­ra que hi­cie­ran la de­nun­cia.

“En si­tua­cio­nes así nues­tra la­bor es de acom­pa­ña­mien­to y orien­ta­ción pa­ra que se reali­ce la acu­sa­ción fren­te a las au­to­ri­da­des de la fa­cul­tad y así se lle­ve a ca­bo un pro­ce­so de in­ves­ti­ga­ción su­ma­ria y ha­yan san­cio­nes”, se­ña­lan a La

Ho­ra des­de la uni­ver­si­dad.

El te­ma aho­ra está en ma­nos de la fis­cal del ca­so, quien tie­ne en­tre 40 y 60 días há­bi­les des­de el día de la de­nun­cia pa­ra emi­tir una re­so­lu­ción, la que lue­go de­be ser ra­ti­fi­ca­da por el de­cano.

En enero pa­sa­do se apro­bó en la U. de Chi­le un protocolo con­tra el aco­so se­xual, laboral y dis­cri­mi­na­ción ar­bi­tra­ria. En él está ti­pi­fi­ca­do có­mo es­tam­par las de­nun­cias de abu­so y las me­di­das ne­ce­sa­rias pa­ra la pro­tec­ción de víc­ti­mas, en­tre otras co­sas.

De­pen­dien­do de quién in­cu­rre en la fal­ta, el cuer­po le­gal es dis­tin­to. En el ca­so de los es­tu­dian­tes co­rre el re­gla­men­to de ju­ris­dic­ción dis­ci­pli­nar, y pa­ra los fun­cio­na­rios ri­ge el es­ta­tu­to ad­mi­nis­tra­ti­vo. El mar­co de san­cio­nes es am­plio y uno de ellos es la des­vin­cu­la­ción de la casa de es­tu­dios.

Las de­nun­cias a la Se­se­gen Sa­lud, que na­ció ha­ce un año y me­dio, se rea­li­zan en su pa­gi­na de Fa­ce­book o co­rreo, don­de se ase­gu­ra un total res­guar­do de la iden­ti­dad de los afectados. La ma­yo­ría de las de­nun­cian­tes son mu­je­res y las si­tua­cio­nes que acu­san van des­de pro­fe­so­res que les piden el te­lé­fono, mal­tra­tos do­cen­te-alumno y aco­so en­tre com­pa­ñe­ros.

Pa­ra ter­mi­nar con la nor­ma­li­za­ción del hos­ti­ga­mien­to, la Se­se­gen Sa­lud ha he­cho fo­ros so­bre aco­so se­xual e in­ter­ven­cio­nes en es­pa­cios co­mu­nes.

Va­rias fa­cul­ta­des, ade­más de la Fe­de­ra­ción de Es­tu­dian­tes, han se­gui­do es­ta lí­nea. La pri­me­ra Se­cre­ta­ría se for­mó en Filosofía en el 2010. Lue­go sur­gió en Eco­no­mía, De­re­cho, In­ge­nie­ría y Cien­cias So­cia­les. Es­te año, en tan­to, se for­mó la de Odon­to­lo­gía, Cien­cias Quí­mi­cas y Ar­te.

¿QUÉ PA­SA EN LA PUC?

En la U. Ca­tó­li­ca tam­bién es­tán preo­cu­pa­dos por es­te pro­ble­ma. En sep­tiem­bre de 2016 se creó la Se­cre­ta­ría de Gé­ne­ro y Se­xua­li­da­des (Se­gex), que si bien en un pri­mer mo­men­to se re­la­cio­na­ba a la fe­de­ra­ción, hoy fun­cio­na de ma­ne­ra au­tó­no­ma.

A co­mien­zos de 2017 la UC lan­zó un protocolo pa­ra pro­ce­der en ca­sos de aco­so, sin em­bar­go los es­tu­dian­tes afir­man que tie­ne va­rias de­fi­cien­cias. La Se­gex re­ci­be las de­nun­cias a ni­vel cen­tral y se junta cons­tan­te­men­te con las Vocalías de Gé­ne­ro y Se­xua­li­dad que po­seen las diferentes fa­cul­ta­des.

“No­so­tros contamos con gen­te for­ma­da pa­ra re­ci­bir de­nun­cias y pa­ra ha­cer el acom­pa­ña­mien­to de las víc­ti­mas. Nor­mal­men­te ha­bla-

mos por in­box de Fa­ce­book con los de­nun­cian­tes y aho­ra contaremos con un What­sapp ex­clu­si­vo pa­ra re­ci­bir acu­sa­cio­nes. Hasta el mo­men­to nun­ca se ha ex­pul­sa­do o ha re­ci­bi­do una amo­nes­ta­ción una per­so­na por es­tos he­chos y eso es al­go que de­be­mos cam­biar”, de­cla­ra Camila Os­san­dón, coor­di­na­do­ra in­ter­na de la Se­gex.

Fa­cul­ta­des de la PUC, co­mo la de Geo­gra­fía, lan­zó en abril pa­sa­do su Vo­ca­lía de Gé­ne­ro y Se­xua­li­dad. “Re­cién nos formamos y es­ta­mos cen­tra­dos en ha­cer fo­ros y char­las so­bre la vio­len­cia de gé­ne­ro pa­ra vi­si­bi­li­zar el te­ma. El pró­xi­mo se­mes­tre es­pe­ra­mos ha­cer un ca­tas­tro de si­tua­cio­nes que ha­yan afec­ta­do a la co­mu­ni­dad pa­ra to­mar me­di­das”, ase­gu­ran.

La U. de San­tia­go cuen­ta con la Vo­ca­lía de Gé­ne­ro y Se­xua­li­da­des (Vo­ge­sex). A prin­ci­pios de ma­yo su pá­gi­na de Fa­ce­book fue eli­mi­na­da, lue­go que pu­bli­ca­ran una cam­pa­ña que cues­tio­na las fra­ses ma­chis­tas en el am­bien­te uni­ver­si­ta­rio. En es­te ins­tan­te la en­ti­dad está tra­tan­do un su­pues­to te­ma de aco­so por par­te de pro­fe­so­res de la ca­rre­ra de His­to­ria.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.