Shakira des­me­nu­za El do­ra­do, su nue­vo éxi­to mu­si­cal

La ar­tis­ta, que re­gre­sa con un nue­vo ál­bum, ha­bla so­bre los pro­ce­sos crea­ti­vos, su mú­si­ca y sus ta­reas en el ho­gar.

La Hora - - News - F.M.L.

Al­go su­ce­de con Shakira. Aun­que la co­lom­bia­na no ingrese a un es­tu­dio de gra­ba­ción du­ran­te años, se las arre­gla pa­ra man­te­ner­se vi­gen­te. Su mú­si­ca, sus sen­sua­les mo­vi­mien­tos y su re­la­ción con Ge­rard Pi­qué con­ti­núan se­du­cien­do los ran­king y las por­ta­das del mun­do, ca­si ob­vian­do que des­de el 2014 no lan­za un nue­vo ma­te­rial dis­co­grá­fi­co. Hoy con el ró­tu­lo de me­ga­es­tre­lla, y de la mano de sin­gles co­mo Me enamo­ré y Chan­ta­je (jun­to a Ma­lu­ma), la ba­rran­qui­lle­ra lan­za El do­ra­do, un­dé­ci­mo ál­bum de su ca­rre­ra don­de vuel­ve a mez­clar so­nes clá­si­cos de su país con lo más lla­ma­ti­vo del pop.

“Es­te tra­ba­jo es mi re­en­cuen­tro con la ins­pi­ra­ción. Al co­men­zar el pro­ce­so crea­ti­vo de es­te ál­bum pa­re­cía una ta­rea im­po­si­ble. Era di­fí­cil com­pa­gi­nar mis ta­reas co­mo ma­dre (tie­ne dos hi­jos con el ju­ga­dor del Bar­ce­lo­na) y las ho­ras en el es­tu­dio de gra­ba­ción. Me en­con­tra­ba fren­te a un lien­zo en blan­co, sin sa­ber exac­ta­men­te qué ca­mino crea­ti­vo to­mar. Pe­ro cuan­do lo­gré te­ner en con­trol to­do, gra­cias al apo­yo de mis ami­gos, de mi fa­mi­lia, me di cuenta que la ins­pi­ra­ción es­ta­ba ahí.

- ¿Cuá­les fue­ron esas ins­pi­ra­cio­nes?

- Es­te dis­co be­be de di­fe­ren­tes fuen­tes, las com­bi­na­cio­nes son in­fi­ni­tas, y yo mis­ma soy una fu­sión de cul­tu­ras. Lo que he vi­vi­do to­dos es­tos años cuan­do co­men­cé a via­jar con Pies des­cal­zos, el dis­co que me lan­zó in­ter­na­cio­nal­men­te, em­pe­cé a re­co­ger ex­pe­rien­cias, y la gen­te que co­no­cí me for­mó co­mo ar­tis­ta, co­mo crea­do­ra. Mi mú­si­ca es un re­fle­jo de eso. Me es di­fí­cil ha­cer mú­si­ca sin fu­sio­nar ele­men­tos y no ha­cer mis pe­que­ños ex­pe­ri­men­tos “seu­do cien­tí­fi­cos” en el es­tu­dio de gra­ba­ción (ríe).

En El do­ra­do hay re­fe­ren­cias a di­ver­sos es­ti­los, co­mo el va­lle­na­to en La bi­ci­cle­ta (jun­to a Car­los Vi­ves) y el reg­gae­tón en co­la­bo­ra­cio­nes con Nicky Jam y Ma­lu­ma; pe­ro tam­bién hay can­cio­nes co­mo las de siem­pre, las que son clá­si­cas den­tro de mi re­per­to­rio, can­cio­nes muy per­so­na­les, bai­la­bles y otras qui­zás más re­fle­xi­vas, que cuen­tan mo­men­tos muy ín­ti­mos de mi vi­da, re­cuer­dos que son inol­vi­da­bles.

- ¿Es cier­to que lle­gas­te a El do­ra­do sin in­te­rés de ha­cer un ál­bum?

- Así es. Yo que­ría ha­cer can­cio­nes, por eso an­tes de pre­sen­tar es­te ma­te­rial ya ha­bían cua­tro te­mas so­nan­do en las ra­dios. De pron­to me di cuenta que ha­bía 13 can­cio­nes lis­tas y di­je “va­mos”, pe­ro ha­cer un dis­co no era una prio­ri­dad. Qui­zás eso me dio más li­ber­tad aún den­tro del es­tu­dio. Es una de las oca­sio­nes en que me­jor lo he pa­sa­do gra­ban­do.

- Has es­ta­do ale­ja­da de los es­ce­na­rios. ¿Se­rá el 2017 tu re­gre­so a los gran­des es­pec­tácu­los?

“Me en­can­ta­ría vol­ver a los es­ce­na­rios, aun­que no sé có­mo lo ha­ré con dos hi­jos.

Pe­ro vi­vir es­ta ex­pe­rien­cia con ellos es al­go que me mo­ti­va”.

- Yo creo que sí (ríe). No sé có­mo lo voy a ha­cer, no sé có­mo voy a ha­cer una gi­ra con dos ni­ños, nun­ca lo he he­cho. Ade­más mis hi­jos son dos, pe­ro pa­re­cen cua­tro, aun­que no me que­da­ré en el in­ten­to (...) La ver­dad es que ten­go mu­chas ga­nas de vol­ver a los es­ce­na­rios, y una de las gran­des mo­ti­va­cio­nes es ha­cer­lo por mis hi­jos. Vi­vir es­ta ex­pe­rien­cia con ellos es una de las co­sas que más me in­cen­ti­va, y por su­pues­to re­en­con­trar­me con mi pú­bli­co. De re­pen­te eso me ayu­da a asi­mi­lar que ten­go un re­per­to­rio de can­cio­nes im­pre­sio­nan­te, muy, muy gran­de. La otra vez em­pe­cé a ela­bo­rar la lis­ta de te­mas que in­clui­ría en even­tua­les con­cier­tos, y de ver­dad se­ría muy di­fí­cil se­lec­cio­nar por­que hay bas­tan­te ma­te­rial. Eso ha­rá que es­ta gi­ra sea una de las más di­ver­ti­das de to­das, por­que ha­brá mu­cho que com­par­tir con la gen­te, y no hay na­da más ex­qui­si­to pa­ra un ar­tis­ta que el pú­bli­co in­ter­pre­te con­ti­go tus can­cio­nes.

ÉXI­TO AB­SO­LU­TO

El vier­nes, a po­cas ho­ras de su lan­za­mien­to, El do­ra­do al­can­zó el N°1 en las lis­tas de ven­tas di­gi­ta­les en va­rias tien­das de mú­si­ca. La se­ma­na pa­sa­da, ade­más, su más re­cien­te sen­ci­llo Me enamo­ré y el sin­gle Chan­ta­je subie­ron si­mul­tá­nea­men­te al Top 5 de la lis­ta Hot la­tin songs de Billboard.

En só­lo sie­te días el vi­deo clip de Me enamo­ré, di­ri­gi­do por la pro­pia can­tan­te y en el que Ge­rard Pi­qué tie­ne una pe­que­ña apa­ri­ción, acu­mu­ló más de 41 mi­llo­nes de vi­si­tas en You­tu­be, mien­tras que el au­dio so­bre­pa­só las 28 mi­llo­nes de re­pro­duc­cio­nes en Spo­tify.

El do­ra­do es su pri­mer “lar­ga du­ra­ción” en es­pa­ñol des­de Sa­le el sol (2010) y el pri­mer dis­co en ge­ne­ral des­de Shakira (2014), que fue lan­za­do en in­glés.

Shakira vuel­ve a ape­lar a su la­do sexy en su más re­cien­te pro­duc­ción dis­co­grá­fi­ca.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.