La abe­ja que une a Man­ches­ter

Va­rios sa­lo­nes de ta­tua­jes ofre­cen ha­cer el di­bu­jo a cam­bio de una do­na­ción pa­ra las víctimas del ata­que ex­plo­si­vo tras un con­cier­to.

La Hora - - News - Ce­ci­lia Ri­ve­ra H.

Tras el aten­ta­do, cien­tos de bri­tá­ni­cos se ta­tua­ron es­ta ima­gen pa­ra ayu­dar a las víctimas.

Ha pa­sa­do una se­ma­na desde el ata­que ex­plo­si­vo que de­jó 22 muer­tos y más de un cen­te­nar de he­ri­dos en un con­cier­to en Man­ches­ter, Reino Uni­do. Y mien­tras la ciu­dad co­mien­za a re­to­mar sus ac­ti­vi­da­des ha­bi­tua­les, cien­tos de bri­tá­ni­cos se han he­cho par­te de di­ver­sas ac­ti­vi­da­des pa­ra hon­rar a las víctimas del ata­que.

Una ma­ne­ra di­fe­ren­te de ho­me­na­je es la que han pro­pues­to va­rios es­tu­dios de ta­tua­jes de la ciu­dad, los que lan­za­ron una cam­pa­ña pa­ra re­cau­dar fon­dos pa­ra apo­yar a las per­so­nas afec­ta­das por el aten­ta­do y a los fa­mi­lia­res de los fa­lle­ci­dos.

“Es re­con­for­tan­te la for­ma en que el pú­bli­co se reúne. Ne­ce­si­ta­ba ocu­rrir al­go así después de al­go tan trá­gi­co”

Ja­mes Da­vid, ta­tua­dor de Man­ches­ter.

Co­mo ges­to de uni­dad en me­dio de la tra­ge­dia, la ini­cia­ti­va ofre­ce ta­tuar una abe­ja a to­dos aque­llos que lo deseen. Pe­ro, ¿por qué una abe­ja?. Es­te in­sec­to es un sím­bo­lo del sen­ti­mien­to obre­ro, y du­ran­te la Re­vo­lu­ción In­dus­trial se con­vir­tió en un ícono en Man­ches­ter. Hoy ador­na las ca­lles de la ciu­dad, desde ma­ce­te­ros has­ta pa­ra­das de bus. In­clu­so, es­tá pre­sen­te en su es­cu­do de ar­mas.

Se­gún me­dios bri­tá­ni­cos, la idea del ta­tua­je tu­vo tal acep­ta­ción que sa­lo­nes de ta­tua­jes de to­do el país se su­ma­ron a la cam­pa­ña y cien­tos de bri­tá­ni­cos han he­cho lar­gas fi­las pa­ra ta­tuar­se. Se es­ti­ma que la ini­cia­ti­va ya ha re­cau­da­do más de 58 mil dó­la­res, unos 39 mi­llo­nes de pe­sos chi­le­nos.

Si bien el va­lor del ta­tua­je de­pen­de del lu­gar don­de se reali­ce, en al­gu­nos recintos los co­la­bo­ra­do­res es­tán dis­pues­tos a do­nar más di­ne­ro. En el es­tu­dio Al­chemy Tat­too, por ejem­plo, el di­bu­jo cues­ta 28 dó­la­res (unos $18.000), pe­ro los en­tu­sias­tas han pa­ga­do has­ta 129 dó­la­res ($87.000).

“Es real­men­te re­con­for­tan­te la for­ma en que el pú­bli­co se reúne. Es un am­bien­te tan bueno, que ne­ce­si­ta­ba ocu­rrir al­go así después de al­go tan trá­gi­co”, di­jo el ta­tua­dor Ja­mes Da­vid al pe­rió­di­co Man­ches­ter Eve­ning News.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.