El ci­ne de ba­rrio que se ro­ba la pan­ta­lla

Con pre­sen­cia en re­des so­cia­les y pre­cios ac­ce­si­bles, los ci­nes de ni­cho han re­cau­ti­va­do a sus ba­rrios.

La Hora - - País - C. Ju­lio

Chi­co se enamo­ra de chi­ca. Chi­co es un la­drón pro­fe­sio­nal y chi­ca una su­per­fi­cial, fría y be­lla mu­jer que as­pi­ra a es­cri­bir en un gran dia­rio. Al fi­nal chi­co mue­re y chi­ca son­ríe. Si te gus­ta la nou­ve­lle va­gue fran­ce­sa, no de­be­rías sa­ber que es­ta es la re­so­lu­ción de Sin alien­to un fil­me de Jean Luc Go­dard de los años se­sen­ta. En un día oto­ñal, es­ta pe­lí­cu­la con cin­cuen­ta y sie­te años de an­ti­gue­dad ca­si lle­nó el afo­ro del ci­ne ar­te Nor­man­die.

El ci­ne “no co­mer­cial” o que no se ex­hi­be en las gran­des sa­las tie­ne un des­per­tar en sa­las co­mo la an­te­rior­men­te nom­bra­da y en va­rios es­pa­cios más de la ca­pi­tal don­de se toma la pro­gra­ma­ción pa­ra per­so­nas nos­tál­gi­cas de una ex­pe­rien­cia de an­ta­ño. Se­gún el in­for­me de Ofer­ta y Con­su­mo de Ci­ne en Chi­le de es­te año, los es­pec­ta­do­res que van a sa­las in­de­pen­dien­tes de ci­ne han te­ni­do un in­cre­men­to sos­te­ni­do desde 2014.

SA­LA K

La Sa­la K, en el ba­rrio Ita­lia, es de esos pe­que­ños lu­ga­res don­de la gen­te se jun­ta a ha­blar de ci­ne. Tie­ne una pro­pues­ta mi­ni­ma­lis­ta: ex­hi­be so­lo dos días a la se­ma­na pro­pues­tas que es­tán fue­ra del cir­cui­to co­mer­cial de los ci­nes. Den­tro de la pro­gra­ma­ción men­sual de la sa­la han in­cor­po­ra­do las fun­cio­nes “sor­pre­sa” en las que los es­pec­ta­do­res no sa­ben qué pe­lí­cu­la van a ver. La elec­ción de­pen­de de un in­vi­ta­do -es­ta se­ma­na el es­cri­tor Al­ber­to Fu­guet, por ejem­plo­quien eli­ge el tí­tu­lo fa­vo­ri­to de su vi­da y se sien­ta a char­lar el por qué de su elec­ción.

Pa­ra Te­re­si­ta Ugar­te, Pro­duc­to­ra Ge­ne­ral de Sa­la K, el pú­bli­co que lle­ga a la sa­la quie­re re­vi­vir la sen­sa­ción de ver ci­ne en co­mu­ni­dad. “Es un pú­bli­co que tie­ne in­te­rés so­cial y cul­tu­ral, que bus­ca­ba un lu­gar que lo aco­gie­ra, que pu­die­ra te­ner una ex­pe­rien­cia, no so­lo ver la pe­lí­cu­la”

Y ade­más agre­ga que el rol del ba­rrio ha to­ma­do pre­pon­de­ran­cia en el afo­ro de la sa­la. “Ahora úl­ti­mo he­mos cre­ci­do mu­cho en el pú­bli­co de la co­mu­ni­dad cer­ca­na. Co­mo es­tá in­ser­to en el ba­rrio Ita­lia nos he­mos fo­ca­li­za­do a in­cor­po­rar más el ba­rrio don­de he­mos con­se­gui­do un pú­bli­co cau­ti­vo bas­tan­te fiel en­tre la co­mu­ni­dad cer­ca­na a la sa­la”, re­su­me.

NOR­MAN­DIE

El Ci­ne Ar­te­nor­man­die lle­va 35 años fun­cio­nan­do y desde su ori­gen ha te­ni­do una apues­ta de ci­ne no co­mer­cial.

Su es­tra­te­gia pa­ra enamo­rar a nue­vas au­dien­cias ha si­do una fuer­te pre­sen­cia en Fa­ce­book y re­des so­cia­les y el pre­cio: las fun­cio­nes de ci­ne clá­si­co cues­tan mil pe­sos.

“Lo que creo que ha cam­bia­do son las es­tra­te­gias de di­fu­sión y la ne­ce­si­dad de ade­cuar­se a los nue­vos tiem­po y apro­ve­char las nue­vas tec­no­lo­gías pa­ra crear nue­vas au­dien­cias que es el prin­ci­pal desafío que te­ne­mos”, dice Scar­lett Boz­zo, ges­to­ra cul­tu­ral y en­car­ga­da de pro­yec­tos del ci­ne.

Se­gún da­tos del in­for­me de Ofer­ta y Con­su­mo de Ci­ne en Chi­le, el Nor­man­die tu­vo 2.737 es­pec­ta­do­res en mar­zo de es­te año. Las per­so­nas que van al ci­ne son gen­te del ba­rrio. “Hi­ci­mos un es­tu­dio de au­dien­cias y nos di­mos cuen­ta que gran par­te de nues­tro pú­bli­co son gen­te que vi­ve en el cen­tro. El ci­ne se vuel­ve en­ton­ces una co­sa de ba­rrio. Es un lu­gar de en­cuen­tro. Un es­pa­cio so­cial y de apren­di­za­je”, re­cal­ca Boz­zo.

¿El se­cre­to del éxito? En am­bas sa­las res­ca­ta­ron que se tra­ta de una mís­ti­ca que tie­ne que ver con sen­tir­se par­te de la co­mu­ni­dad. A la receta po­de­mos agre­gar una piz­ca de in­ti­mi­dad, unos gra­mos de pa­sión por el ci­ne y una cuo­ta de año­ran­za.

“El ci­ne es un lu­gar de en­cuen­tro. Un es­pa­cio so­cial y de apren­di­za­je”.

Scar­lett Boz­zo, ci­ne Nor­man­die.

“Es un pú­bli­co que tie­ne in­te­rés so­cial y cul­tu­ral, que bus­ca­ba un lu­gar que lo aco­gie­ra”

Te­re­si­ta Ugar­te, Sa­la K.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.