Es­tra­te­gias más usa­das en Chi­le

La Hora - - País -

Con­se­je­ría: Al­gu­nas ve­ces los pa­cien­tes só­lo re­quie­ren guías y acom­pa­ña­mien­to pa­ra po­der su­pe­rar la adic­ción, es­pe­cial­men­te cuan­do no es muy fuer­te y hay una fuer­te in­ten­ción de de­jar el ta­ba­quis­mo. Al­gu­nas re­vis­tas cien­tí­fi­cas ase­gu­ran que las per­so­nas que par­ti­ci­pan en pro­gra­mas de ase­so­ra­mien­to re­du­je­ron el con­su­mo de cigarros en un 25%.

Tra­ta­mien­to cog­ni­ti­vo con­duc­tual:

In­clu­ye fár­ma­cos, al­gu­nas ve­ces an­ti­de­pre­si­vos, y ase­so­rías de es­pe­cia­lis­tas pa­ra pro­vo­car un cam­bio to­tal de vi­da.

Subs­ti­tu­tos de

ni­co­ti­na: Los más usa­dos en Chi­le son los chi­cles, pe­ro tam­bién exis­ten par­ches, dul­ces, spray, ae­ro­so­les na­sa­les o in­ha­la­do­res. Tam­bién pue­den ser usa­dos co­mo par­te del tra­ta­mien­to cog­ni­ti­vo con­duc­tual.

Tra­ta­mien­to

psi­co­ló­gi­co: Al­gu­nos psi­có­lo­gos y psi­quia­tras es­pe­cia­li­za­dos en adic­cio­nes se han de­di­ca­do a com­ba­tir el ta­ba­quis­mo y ayu­dan, se­gún el doc­tor Cer­da,“a di­lu­ci­dar las cau­sas que ge­ne­ra­ron la adic­ción”.

Tra­ta­mien­tos al­ter­na­ti­vos

Hip­no­sis: Jo­sé Luis Ro­jas, psi­có­lo­go e hip­no­te­ra­peu­ta de Hip­no­sa­lud, ex­pli­ca que el “há­bi­to de fu­mar se an­cla pro­fun­da­men­te a ni­vel in­cons­cien­te por la re­pe­ti­ción. Si a es­to se le une que la ni­co­ti­na ac­ti­va el sis­te­ma de re­com­pen­sa del ce­re­bro, te­ne­mos una com­bi­na­ción di­fí­cil de su­pe­rar, pe­ro ab­so­lu­ta­men­te po­si­ble”. Y agre­ga que “las adic­cio­nes co­rres­pon­den a la ór­bi­ta afec­ti­va. La per­so­na en­tra en es­ta­do hip­nó­ti­co y uno pue­de ha­cer an­cla­jes pa­ra que la per­so­na pue­da cam­biar su per­cep­ción res­pec­to al ci­ga­rri­llo des­de aden­tro”.

Ci­ga­rri­llos elec­tró­ni­cos y/o

va­pea­do­res: Aun­que el doc­tor Ri­ve­ra des­car­ta de plano que es­tos apa­ra­tos ayu­den a de­jar de fu­mar y, en cam­bio ase­gu­ra que “des­de que apa­re­cie­ron más jó­ve­nes es­tán fu­man­do”, su co­le­ga de clí­ni­ca Ves­pu­cio ad­mi­te que po­drían “even­tual­men­te ayu­dar a re­du­cir el con­su­mo a los gran­des fu­ma­do­res, de más de dos o tres ca­je­ti­llas dia­rias”. Sin em­bar­go, ad­vier­te que “su va­por es muy irri­tan­te y, co­mo su fa­bri­ca­ción no es­tá tan nor­ma­da, no siem­pre es­tá cla­ra su pro­ce­den­cia”.

Acu­pun­tu­ra: La acu­pun­tu­ra es una téc­ni­ca mé­di­ca orien­tal mi­le­na­ria que, ase­gu­ran, pue­de ter­mi­nar con la adic­ción al ta­ba­co. Sin em­bar­go, eso de­pen­de­rá de la con­vic­ción real del pa­cien­te de de­jar la adic­ción.

“Si el pa­cien­te no quie­re real­men­te de­jar de fu­mar,

no hay na­da que se pue­da ha­cer”.

Fe­li­pe Ri­ve­ra, mé­di­co Clí­ni­ca Dá­vi­la.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.