Se­gu­ri­dad en au­tos: la si­lla só­lo es un co­mien­zo

Ford Chi­le lla­ma la aten­ción so­bre los otros ele­men­tos cla­ve que los con­su­mi­do­res de­ben con­si­de­rar más allá del tan de mo­da y reglamentado ca­pí­tu­lo de las si­llas para ni­ños.

La Hora - - Motor - Por Ale­xis Ca­res

Ame­dia­dos de mar­zo, en­tró en vi­gen­cia la mo­di­fi­ca­ción a la ley de trán­si­to que bus­ca es­ta­ble­cer una for­ma más se­gu­ra de tras­la­dar a ni­ños y ni­ñas. Los me­no­res de 12 años de­ben ir siem­pre en los asien­tos tra­se­ros y has­ta cum­plir 9 años (o es­ta­tu­ra de 135 cen­tí­me­tros y 33 ki­lo­gra­mos de pe­so), es obli­ga­to­rio que uti­li­cen un sis­te­ma de re­ten­ción apro­pia­do se­gún su edad, ta­lla y pe­so.

Pe­ro ade­más de la si­lla, ¿qué otros ele­men­tos de­be­mos te­ner en cuen­ta para trans­por­tar ni­ños? Para Fe­li­pe Des­madryl, ge­ren­te de mar­ke­ting de Ford Chi­le,“jun­to con el res­guar­do que en­tre­gan los sis­te­mas de re­ten­ción in­fan­til, es im­por­tan­te to­mar en cuen­ta los ele­men­tos de se­gu­ri­dad pre­sen­tes en los au­to­mó­vi­les, ya que es­tos per­mi­ten ga­ran­ti­zar su co­rrec­to fun­cio­na­mien­to y au­men­tar el cui­da­do de los pa­sa­je­ros más pe­que­ños”.

Así, den­tro de los as­pec­tos que de­be­mos te­ner en men­te del equi­pa­mien­to a bor­do es­tán los sis­te­mas de an­cla­je. Des­de Ford Chi­le re­cuer­dan que des­de el 26 de mar­zo, to­dos los vehícu­los li­via­nos que in­gre­sen al país de­ben con­tar con un me­ca­nis­mo de an­cla­je (ISO­FIX o LATCH).“ES­TE es fun­da­men­tal,

ya que fi­ja la si­lla o al­za­dor a la es­truc­tu­ra del vehícu­lo, ma­xi­mi­zan­do el ni­vel de pro­tec­ción. A su vez, es­tos per­mi­ten ins­ta­lar­las de for­ma rá­pi­da y re­du­cen la po­si­bi­li­dad de co­me­ter erro­res en el pro­ce­di­mien­to”.

Hay un ma­tiz que es sig­ni­fi­ca­ti­vo co­no­cer en­tre Iso­fix y Latch: la pri­me­ra op­ción se fi­ja la si­lla a tra­vés de so­por­tes rí­gi­dos en cam­bio con Latch, la ins­ta­la­ción es por me­dio de co­rreas con gan­chos ajus­ta­bles. Am­bas son igual­men­te efec­ti­vas, lo im­por­tan­te es es­co­ger un sis­te­ma de re­ten­ción com­pa­ti­ble con el an­cla­je dis­po­ni­ble en el automóvil.

EL APOR­TE DEL CIN­TU­RÓN IN­FLA­BLE

En el ca­so de ocu­pan­tes más gran­des, que uti­li­zan al­za­do­res, los fa­bri­can­tes han es­tre­na­do al­ter­na­ti­vas en la bús­que­da de una ma­yor la pro­tec­ción. En el ca­so de los mo­de­los Ford, pro­duc­tos co­mo Ex­plo­rer, Fu­sion y F150, to­dos en el ca­tá­lo­go de la mar­ca en Chi­le, aña­den es­tos cin­tu­ro­nes in­fla­bles. Es­ta no­ve­dad tec­no­ló­gi­ca ayu­da a dis­tri­buir la fuer­za del im­pac­to so­bre el tor­so del ocu­pan­te me­jor un cin­tu­rón tra­di­cio­nal. Tam­bién, ase­gu­ran des­de la ca­sa nor­te­ame­ri­ca­na, re­du­ce el ries­go de le­sión, dan­do so­por­te a la ca­be­za y el cue­llo.

Para los ocu­pan­tes de los asien­tos tra­se­ros, una de las in­no­va­cio­nes más re­cien­tes son los air­bags en­vol­ven­tes Sa­fety Canopy. Es­tos com­bi­nan bol­sas de ai­re la­te­ra­les ti­po cor­ti­na y un sen­sor de vol­ca­mien­to para pro­te­ger la ca­be­za y el pe­cho de quie­nes via­jan en la pri­me­ra, se­gun­da y ter­ce­ra fi­la del la­do de la ven­ta­na, en ca­so de im­pac­tos la­te­ra­les o vol­ca­du­ras. Es­te sis­te­ma per­ma­ne­ce in­fla­do du­ran­te va­rios se­gun­dos des­pués del im­pac­to para re­du­cir el ries­go de la ex­pul­sión de los ocu­pan­tes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.