One­to, el as­tro del ba­lon­mano chi­leno que fue pa­pá y al­can­zó su 16° tí­tu­lo en Eu­ro­pa

Tras per­der­se el Mun­dial de ba­lon­mano en enero, a cau­sa de una le­sión, se co­ro­nó cam­peón en Por­tu­gal la se­ma­na pa­sa­da, a po­co de ser pa­dre por pri­me­ra vez. “Nun­ca na­da va a com­pen­sar ha­ber­me per­di­do el Mun­dial”, di­ce.

La Hora - - News - Fran­cis Me­lla Ro­me­ro

Ha­ce una se­ma­na y me­dia el des­ta­ca­do ex­po­nen­te na­cio­nal del hánd­bol, Mar­co One­to (35), se con­vir­tió en pa­dre por pri­me­ra vez. Liam, su pe­que­ño hi­jo, vino con la ma­rra­que­ta ba­jo el bra­zo, pues One­to se co­ro­nó do­ble cam­peón con el Spor­ting Clu­be de Por­tu­gal en ape­nas cin­co días y lle­gó a la fi­nal de otra com­pe­ten­cia ape­nas a una se­ma­na de la lle­ga­da del be­bé.

“Mu­chos me han di­cho que Liam ha ve­ni­do con la ma­rra­que­ta ba­jo el bra­zo pe­ro no im­por­ta si no hu­bie­se si­do así. Él es al­go que he es­pe­ra­do mu­cho años”, di­ce.

Pe­ro lo de One­to no es me­ra ca­sua­li­dad. El hand­bo­lis­ta más exi­to­so en la his­to­ria na­cio­nal, con­si­guió el tí­tu­lo nú­me­ro 16 en su ca­rre­ra en Eu­ro­pa, 12 de ellos en su im­pa­ra­ble pe­rio­do con el Bar­ce­lo­na: Li­ga de Cam­peo­nes, dos li­gas de Es­pa­ña, dos Co­pa del Rey, tres Li­ga de Los Pi­ri­neos, dos Su­per­co­pa de Es­pa­ña y dos Co­pa de Es­pa­ña.

Es­te se­mes­tre, el na­cio­nal vol­vió a ju­gar un par­ti­do tras nue­ve me­ses inac­ti­vo por una com­pli­ca­da le­sión, que ade­más lo de­jó fue­ra en enero de es­te año del Mun­dial de la dis­ci­pli­na, por se­gun­da vez con­se­cu­ti­va.

“Vol­ver a las pis­tas des­pués de ca­si nue­ve me­ses lue­go de la le­sión que tu­ve el año pa­sa­do fue com­pli­ca­do. La adap­ta­ción y el no po­der ir al Mun- dial fue bas­tan­te com­ple­jo y des­pués caer en una nueva le­sión, en la otra ro­di­lla, ha si­do muy sa­cri­fi­ca­do aními­ca­men­te. Vol­ví a ju­gar ape­nas ha­ce dos se­ma­nas, jus­to an­tes de las fi­na­les”, ex­pli­ca.

Pe­ro la pri­me­ra fi­nal -de tres que dis­pu­tó su equi­po en ape­nas una se­ma­na-, se vio in­te­rrum­pi­da por un im­por­tan­te he­cho. “Cuan­do iba sa­lien­do a Ru­ma­nia a dispu­tar el par­ti­do de vuel­ta de la fi­nal de la Cha­llen­ge Cup eu­ro­pea, mi mu­jer me lla­mó pa­ra avi­sar­me que es­ta­ba con tra­ba­jo de par­to. Tu­ve que de­jar to­do, sa­lí con cha­las y la ro­pa de en­tre­na­mien­to y mi hi­jo na­ció ese vier­nes”, re­me­mo­ra en­tre ri­sas ner­vio­sas.

Cin­co días des­pués, el pi­vot pu­do le­van­tar la Co­pa de la Li­ga (equi­va­len­te al tí­tu­lo de pri­me­ra

di­vi­sión de

Por­tu­gal) jun­to a sus com­pa­ñe­ros, tras ju­gar la fi­nal y es­te sá­ba­do dis­pu­tó la se­mi­fi­nal pa­san­do a la fi­nal el do­min­go­de la Co­pa Por­tu­gal, don­de ca­yó jun­to a su equi­po y de­bió con­for­mar­se con el vi­ce­cam­peo­na­to.

EXI­TO­SA CA­RRE­RA

-¿To­man­do en cuen­ta tus tí­tu­los, te con­si­de­ras uno de los me­jo­res en la his­to­ria del ba­lon­mano na­cio­nal?

-Soy uno de los ju­ga­do­res que tie­ne más éxi­tos de­por­ti­vos del ba­lon­mano na­cio­nal. Sien­do ho­nes­to, no soy uno de los ju­ga­do­res que más tie­ne, sino que soy el que más tie­ne y con di­fe­ren­cia. No sé de otro ju­ga­dor chi­leno que ten­ga tí­tu­los en Eu­ro­pa. Tal vez uno de los her­ma­nos (Feucht­mann) en Tur­quía, pe­ro na­da más. No quie­ro so­nar arro­gan­te, pe­ro es la reali­dad.

-¿Es­te tí­tu­lo com­pen­sa en al­go tu au­sen­cia del Mun­dial?

- No, pa­ra na­da. Nun­ca na- da va com­pen­sar eso. La­men­ta­ble­men­te es el se­gun­do Mun­dial que me pier­do, el de Es­pa­ña tam­bién me lo per­dí por le­sión, pe­ro son emo­cio­nes dis­tin­tas. La se­lec­ción pa­ra mí es al­go fun­da­men­tal en mi vi­da pro­fe­sio­nal, en los úl­ti- mos años he vol­ca­do to­da mi ener­gía en la se­lec­ción.

-¿En qué con­di­cio­nes es­tás pa­ra vol­ver a la Se­lec­ción?

-Bien. Ten­go una ga­nas in­creí­bles de vol­ver, es­toy a la es­pe­ra de lo que de­ci­da el en­tre­na­dor, si de­ci­de con­vo­car­me. Ahí es­ta­ré siem­pre pa­ra la Se­lec­ción.

Lue­go de ser cam­peón, el chi­leno de­fi­ni­rá su fu­tu­ro en es­tos días en­tre que­dar­se en el mis­mo club o fir­mar un con­tra­to por dos o tres años en un nue­vo des­tino.

16 tí­tu­los ha lo­gra­do One­to. Do­ce de ellos fue­ron mi­li­tan­do en Bar­ce­lo­na.

“Sien­do ho­nes­to, no soy uno de los ju­ga­do­res que tie­ne más tí­tu­los, sino que soy el que más tie­ne y con di­fe­ren­cia”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.