4 Ir al ve­te­ri­na­rio:

La Hora - - Mascotas -

La con­sul­ta ve­te­ri­na­ria es un lu­gar que ge­ne­ra es­trés en el pe­rro por­que lo aso­cia con ex­pe­rien­cias des­agra­da­bles y do­lo­ro­sas. Otro fac­tor a con­si­de­rar es la per­cep­ción por par­te de la mascota de fe­ro­mo­nas y hor­mo­nas de otros ani­ma­les o sus due­ños, las que pue­den es­tar re­la­cio­na­das al mie­do o es­trés. Es­to, al ser per­ci­bi­do por el ani­mal, pue­de cau­sar­le an­sias y ner­vios al en­trar a la con­sul­ta. En la ac­tua­li­dad, mu­chas clí­ni­cas ve­te­ri­na­rias es­tán op­tan­do por la aro­ma­te­ra­pia pa­ra evi­tar es­ta si­tua­ción y man­te­ner tran­qui­los a sus vi­si­tan­tes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.