Pu­tin ofre­ció asi­lo po­lí­ti­co al ex di­rec­tor del FBI

La Hora - - Mundo -

En me­dio de las in­da­ga­cio­nes que se lle­van a ca­bo en Estados Unidos por la pre­sun­ta in­ter­fe­ren­cia de Ru­sia en las elec­cio­nes de 2016, el pre­si­den­te ru­so, Vla­di­mir Pu­tin, re­cu­rrió ayer a la iro­nía al ofre­cer­le asi­lo al ex di­rec­tor del FBI, Ja­mes Co­mey.

En su tra­di­cio­nal Lí­nea Di­rec­ta, pro­gra­ma te­le­vi­sa­do en el que una vez al año Pu­tin res­pon­de pre­gun­tas de la ciu­da­da­nía, el man­da­ta­rio ru­so se­ña­ló que si Co­mey “su­fre al­gu­na cla­se de per­se­cu­ción, no­so­tros es­ta­mos dis­pues­tos a otor­gar­le asi­lo po­lí­ti­co en Ru­sia. Él de­be sa­ber­lo. De es­ta for­ma, Pu­tin res­pon­dió por enési­ma vez a una pre­gun­ta re­la­cio­na­da con las in­sis­ten­tes acu­sa­cio­nes so­bre la posi- ble in­je­ren­cia ru­sa en la vic­to­ria elec­to­ral de Trump. En cuan­to a las re­cien­tes de­cla­ra­cio­nes de Co­mey, el lí­der ru­so sub­ra­yó que “ha­bló de que no­so­tros in­flui­mos en las men­tes de los es­ta­dou­ni­den­ses pa­ra que vo­ta­ran de una ma­ne­ra de­ter­mi­na­da, pe­ro no pre­sen­tó prue­bas.

En un cla­ro gesto de har­taz­go an­te los cues­tio­na­mien­tos, Pu­tin lla­mó a to­mar “un glo­bo te­rrá­queo, mar­car cual­quier pun­to del pla­ne­ta y allí ha­brá in­te­re­ses e in­fluen­cia es­ta­dou­ni­den­se”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.