El li­bro de Yo­ko Ono que ins­pi­ró

Ca­si 50 años des­pués de su pu­bli­ca­ción, la ja­po­ne­sa fue acre­di­ta­da co­mo coau­to­ra de la can­ción de John Len­non.

La Hora - - Tiempo Libre - Ig­na­cio Sil­va

Fue en 1964, cuan­do to­da­vía era re­co­no­ci­da só­lo den­tro de los círcu­los de ar­tis­tas de van­guar­dia, que Yo­ko Ono pu­bli­có Gra­pe­fruit. Aquel li­bro, que la ja­po­ne­sa pre­sen­tó pri­me­ro en una edi­ción de 500 co­pias im­pre­sas en su pro­pia editorial y dis­tri­bui­das só­lo den­tro de su país na­tal, ter­mi­na­ría trans­for­mán­do­se en un clá­si­co y la lle­va­ría a ser la más fres­ca re­fe­ren­cia del -por ese en­ton­ces- ca­da vez más en bo­ga ar­te con­cep­tual.

Tan­ta fue su po­pu­la­ri­dad que, de he­cho, una co­pia lle­gó a ma­nos de John Len­non, con quien se ca­sa­ría cin­co años des­pués. La in­fluen­cia de ese epi­so­dio se ter­mi­nó de con­fir­mar es­ta se­ma­na: en la reunión anual de la Na­tio­nal Music Pu­blis­hers As­so­cia­tion (NMPA) rea­li­za­da el miér­co­les en Nue­va York, la ja­po­ne­sa fue acre­di­ta­da co­mo coau­to­ra de Ima­gi­ne, la can­ción pu­bli­ca­da en 1969 por el mú­si­co y com­po­si­tor de The Beatles y que en la mis­ma ci­ta fue acre­di­ta­da con el pre­mio Cen­ten­nial Song.

La jus­ti­fi­ca­ción pa­ra que a Ono, hoy de 84 años, se le pa­sa­ra a con­si­de­rar una de las au­to­ras de la pie­za en la que an­tes só­lo fi­gu­ra­ba co­mo co­pro­duc­to­ra se trans­mi­tió a tra­vés de un ex­trac­to de una en­tre­vis­ta de 1980 en la que Len­non ar­gu­men­ta­ba: “Ima­gi­ne de­be­ría ser acre­di­ta­da co­mo Len­non-Ono por­que mu­cho de ella, la le­tra y el con­cep­to, pro­vino de Yo­ko”.

Se­gún re­por­ta Va­riety, la ar­tis­ta mu­chas ve­ces sin­di­ca­da co­mo res­pon­sa­ble de la se­pa­ra­ción de The Beatles di­jo lue­go de la ce­re­mo­nia que ese fue “el me­jor mo­men­to de su vi­da”. “La pa­cien­cia es una vir­tud”, es­cri­bió lue­go en su cuen­ta de Ins­ta­gram Sean Len­non, el hi­jo que Len­non y Ono tu­vie­ron en 1975 y que tam­bién es­tu­vo pre­sen­te en la pre­mia­ción.

INS­TRUC­CIO­NES

Una de las ra­zo­nes que lle­va­ron a Gra­pe­fruit a ser con­si­de­ra­da una obra de cul­to fue su in­no­va­do­ra redacción y plan­tea­mien­to: se tra­ta de una se­rie de ins­truc­cio­nes que, de ser se­gui­das, pro­po­nen lle­var a una ex­pe­rien­cia es­té­ti­ca.

“De­ja que la gen­te to­me fo­to­gra­fías de tus pin­tu­ras y lue­go rom­pe las ori­gi­na­les”, es una de las pro­pues­tas que in­clu­ye la obra y que gra­fi­can un ca­rác­ter rup­tu­ris­ta que lue­go se trans­for­ma­ría en el cen­tro de la obra de Ono y tam­bién en la

Ono y Len­non se ca­sa­ron en 1969, el mis­mo año en que se lan­zó la can­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.