AHO­RA TAM­BIÉN ES ZAR

Ar­tu­ro Vidal, el Rey, abrió la ru­ta del triun­fo an­te Ca­me­rún en Mos­cú. El due­lo es­tu­vo mar­ca­do por la po­lé­mi­ca in­ter­ven­ción del vi­deoar­bi­tra­je.

La Hora - - Portada - Cris­tian Gon­zá­lez Far­fán

Ale­xis Sán­chez ape­nas se pue­de el to­bi­llo, pe­ro le bas­ta ape­nas un gi­ro, una pe­lo­ta en ven­ta­ja, pa­ra de­ci­dir un par­ti­do con dien­tes apre­ta­dos.

El Ni­ño Ma­ra­vi­lla bri­lla por su au­sen­cia. No par­ti­ci­pa en el jue­go. La le­sión que obli­ga a Piz­zi a de­jar­lo co­mo al­ter­na­ti­va men­gua su ren­di­mien­to. Pe­ro a los 80’, le­van­ta la vis­ta y ve des­ta­pa­do a Ar­tu­ro Vidal, el alma de Chi­le, el me­jor en el es­ta­dio del Spar­tak de Mos­cú.

El Rey, de­ve­ni­do en Zar en tie­rras ru­sas, le saca me­dio cuer­po al za­gue­ro ca­me­ru­nés Adolp­he Tei­keu. Al me­jor es­ti­lo de Iván Za­mo­rano, el ca­be­za­zo es fu­rio­so, tan­to co­mo pa­ra sa­car­se la ra­bia que ha­bía pro­vo­ca­do el uso del VAR, el sis­te­ma de vi­deoar­bi­tra­je que tu­vo un po­lé­mi­co de­but en tor­neos de La pre­sen­cia de Ar­tu­ro Vidal se ha­ce sen­tir en Ru­sia. Tras el de­but de Chi­le, la FIFA eli­gió al vo­lan­te con el pre­mio Man of the Match, des­ta­cán­do­lo co­mo el me­jor ju­ga­dor del com­pro­mi­so. El Rey Ar­tu­ro se mos­tró “muy con­ten­to con los tres pun­tos”, ya que, se­gún ex­pre­só en la trans­mi­sión ofi­cial, “hi­ci­mos un par­ti­do muy in­ten­so, pre­sio­na­mos des­de el pri­mer mi­nu­to, se­lec­cio­nes adul­tas.

El 1-0 de la Ro­ja cal­mó las aguas. Los áni­mos se ha­bían des­bor­da­do con la po­lé­mi­ca anu­la­ción del gol de Eduar­do Var­gas, que Vidal re­cla­mó afa­no­sa­men­te. De sus pies ha­bía sa­li­do el pa­se pa­ra el tan­to de Edu que fue in­va­li­da­do por el juez es­lo­veno Da­mir Sko­mi­na, por re­co­men­da­ción de la ter­na ar­bi­tral de vi­deoar­bi­tra­je. An­tes, eso sí, el juez ha­bía co­bra­do una fal­ta inexis­ten­te con­tra el Rey en el tan­to anu­la­do de Mi­chael Nga­deu Ngad­jui (16’).

Y de pleno do­mi­na­dor del par­ti­do, el bi­cam­peón de Amé­ri­ca le ce­dió el con­trol de la pe­lo­ta a los afri­ca­nos en la se­gun­da frac­ción. Aun así, el vo­lan­te del Ba­yern Mu­nich fue el más pa­re­jo en su fa­ce­ta: ha­cien­do cam­bios de fren­te, yen­do al pi­so, me­tién­do­se en el área y has­ta ha­cien­do fouls tác­ti­cos. Un to­do­cam­pis­ta.

Tras el gol, el nú­me­ro 23 por la Se­lec­ción, que lo con­vier­te en el vo­lan­te más ano­ta­dor en la his­to­ria de la Ro­ja -tras Jor­ge Ara­ve­na que tie­ne 22-, Chi­le se re­ple­gó, tra­tan­do de con­ser­var el pri­mer triun­fo na­cio­nal en Co­pa Con­fe­de­ra­cio­nes. El sus­pen­so du­ró has­ta los 91’: Ale­xis se hi­zo un pic­nic con la de­fen­sa ca­me­ru­ne­sa, pe­ro Var­gas echó el ba­lón aden­tro. Cla­ro que tu­vo que es­pe­rar dos mi­nu­tos más pa­ra fun­dir­se en abra­zos con sus com­pa­ñe­ros.

Era un 18 de ju­nio, fe­cha má­gi­ca del fút­bol chi­leno. Si el mis­mo día la Ro­ja ha­bía de­rro­ta­do a Es­pa­ña en Bra­sil 2014, y a Mé­xi­co en la Co­pa Cen­te­na­rio 2016, ha­bía que se­guir la ra­cha.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.