Pri­vi­le­gios de hincha

La Hora - - En2minutos - Ju­lio Sal­viat

Pu­de ser de los pri­vi­le­gia­dos, y siem­pre me fal­tó un pe­li­to. In­te­gran­te de una ge­ne­ra­ción que fue des­de ni­ño al es­ta­dio sin te­mo­res a se­cues­tros o a pie­dra­zos, es­tu­ve tres ve­ces al bor­de de la ce­le­bra­ción an­tes de po­ner­me los pan­ta­lo­nes lar­gos. En 1952 Chi­le or­ga­ni­zó el pri­mer Cam­peo­na­to Pa­na­me­ri­cano de Fút­bol, con cua­tro se­lec­cio­nes sud­ame­ri­ca­nas (Bra­sil, Chi­le, Pe­rú y Uru­guay), una cen­troa­me­ri­ca­na (Ja­mai­ca) y una nor­te­ame­ri­ca­na (Mé­xi­co). Y, cum­plien­do una ac­tua­ción des­co­llan­te, lle­gó a la jor­na­da fi­nal con un pun­to de ven­ta­ja. An­tes del des­can­so, los ver­dea­ma­ri­llos ga­na­ban ya 3-0 y con ese mar­ca­dor se con­ten­ta­ron. Chi­le fue sub­cam­peón. En 1955 co­rres­pon­dió a Chi­le la or­ga­ni­za­ción del 23° Cam­peo­na­to Sud­ame­ri­cano de Fút­bol. Y su se­lec­ción res­pon­dió am­plia­men­te em­pa­tan­do con Uru­guay y de­rro­tan­do a Ecua­dor (7-1), Pe­rú (5-4) y Pa­ra­guay (5-0), Só­lo que­da­ba una va­lla por su­pe­rar: Ar­gen­ti­na. No pa­re­cía ta­rea im­po­si­ble, por­que bas­ta­ba el em­pa­te pa­ra la vuel­ta olím­pi­ca. Ga­na­ron los tras­an­di­nos por la cuen­ta mí­ni­ma y el país se cu­brió de lu­to por la muer­te de seis hin­chas, aplas­ta­dos por una ava­lan­cha hu­ma­na, que in­ten­ta­ba in­gre­sar al Es­ta­dio Na­cio­nal. Al año si­guien­te se reali­zó un Cam­peo­na­to Sud­ame­ri­cano Ex­tra­or­di­na­rio en Mon­te­vi­deo. Y otra vez se mul­ti­pli­ca­ron las ilu­sio­nes des­pués de la go­lea­da con­se­gui­da por la Se­lec­ción fren­te a Bra­sil (4-1) y las vic­to­rias so­bre Pa­ra­guay (2-0) y Pe­rú (4-3). De­rro­tas fren­te Ar­gen­ti­na y Uru­guay de­ja­ron a Chi­le com­par­tien­do el se­gun­do lu­gar con ar­gen­ti­nos y bra­si­le­ños.

Pa­só una ge­ne­ra­ción com­ple­ta an­tes de otra ilu­sión: sub­cam­peo­nes en la Co­pa Amé­ri­ca en Bue­nos Ai­res, en 1979, desplazados por Pa­ra­guay en un par­ti­do de de­fi­ni­ción. Y un po­co des­pués, en 1987, otra vez se­gun­dos, aho­ra de­rro­ta­dos por Uru­guay en la fi­nal. Has­ta vie­jo, nun­ca ce­le­bré un tí­tu­lo. Los ni­ños hin­chas de aho­ra, en cam­bio, ya ce­le­bra­ron dos. Y van por un ter­ce­ro.

Pe­rio­dis­ta

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.