La mi­ra­da ma­pu­che del rock

La Hora - - Año Nuevo Mapuche - Ignacio Sil­va

Cuan­do te­nía 16 años, Ca­mi­lo An­ti­leo se fue de va­ca­cio­nes con su fa­mi­lia. El des­tino era Le­bu, lo­ca­li­dad que ter­mi­na­ría mar­can­do su vi­da. “Íba­mos a ver a mis tías del sur. Ellas me con­ta­ron co­sas que yo no sa­bía so­bre mi abue­lo y mi bi­sa­bue­lo e hi­cie­ron que me die­ra cuen­ta de que soy ma­pu­che, que soy gen­te de la tie­rra”, re­cuer­da An­ti­leo, que a sus 26 años ha desa­rro­lla­do una ca­rre­ra mu­si­cal que ya ha de­ja­do dos dis­cos.

Los apren­di­za­jes de ese via­je no se ma­ni­fes­ta­rían has­ta va­rios años des­pués, jus­to cuan­do el mú­si­co en­tra­ba a la uni­ver­si­dad: “An­tes pa­ra mí no era un te­ma. Yo sa­bía que era ma­pu­che y to­do, pe­ro nun­ca me in­terio­ri­cé más. Pen­sa­ba que na­die me ha­bía in­terio­ri­za­do en el te­ma, pe­ro en un mo­men­to me can­sé de te­ner ex­cu­sa y pen­sé: bueno, si mi abue­lo no me pu­do en­se­ñar co­sas de es­ta cultura, yo voy a ir a apren­der. Y creo que en ese pro­ce­so to­da­vía es­toy”.

Esa eta­pa in­flu­yó tam­bién en su ac­ti­vi­dad mu­si­cal, lo que se ha vis­to re­fle­ja­do en las te­má­ti­cas de las can­cio­nes que in­te­gran Hoy, el EP con el que de­bu­tó en 2012, y Wa­rria, su pri­mer dis­co de lar­ga du­ra­ción edi­ta­do en 2015.

La in­fluen­cia, sin em­bar­go, es­ta­rá más pa­ten­te en un nue­vo ál­bum que An­ti­leo pre­ten­de lan­zar a fi­nes de es­te año. “La cultura ma­pu­che ca­da vez es más im­por­tan­te en mi tra­ba­jo, en la me­di­da en que yo voy apren­dien­do más co­sas. Por ejem­plo, yo an­tes pen­sa­ba en ha­cer can­cio­nes en un for­ma­to muy an­glo­sa­jón, no ha­bía una bús­que­da es­té­ti­ca; al con­tra­rio, era bá­si­ca­men­te rock oc­ci­den­tal”, di­ce.

“En cam­bio lo que es­toy ha­cien­do aho­ra, que es­toy en pleno pro­ce­so crea­ti­vo, se pa­re­ce mu­cho más a la mú­si­ca que ha­cía mi abue­lo, que es al­go mu­cho más sim­ple por­que ha­cía me­lo­días ma­ra­vi­llo­sas con un kul­trún, una tru­tru­ca y una pi­fil­ca so­la­men­te”, ex­pli­ca el ar­tis­ta, que ade­más es el di­rec­tor de un cor­to­me­tra­je ti­tu­la­do Wa­rria­che.

-¿Si­gues apren­dien­do día a día de la cultura ma­pu­che?

-Sí y es un pro­ce­so que es­pe­ro que me du­re to­da la vi­da, por­que la cultura ma­pu­che es de­ma­sia­do gran­de y de­ma­sia­do be­lla, en­ton­ces hay mu­chas co­sas que uno va apren­dien­do de a po­co. Los via­jes en­se­ñan mu­cho, com­par­tir con otros ar­tis­tas ma­pu­che tam­bién. Pa­ra mí ellos son mis ver­da­de­ros maes­tros en es­to, mis fuen­tes de co­no­ci­mien­to.

-Tú, que eres un jo­ven que se sien­te par­te de es­ta cultura, ¿cuál es la opi­nión que tie­nes del con­flic­to ma­pu­che?

-Mo­les­ta, pe­ro por so­bre to­do due­le lo que es­tá ocu­rrien­do. So­bre to­do lo más re­cien­te, que fue ese ata­que de Ca­ra­bi­ne­ros a ni­ños ma­pu­che. No tie­ne nom­bre. Se es­tán vul­ne­ran­do los de­re­chos hu­ma­nos y due­le ver­lo des­de tan le­jos, por­que pa­ra mí son mis pri­mos, mi gen­te, y por eso due­le más.

“La cultura ma­pu­che es de­ma­sia­do gran­de y de­ma­sia­do be­lla y hay mu­chas co­sas que uno va apren­dien­do de a po­co”

-¿Y le ves al­gu­na po­si­ble so­lu­ción?

-Yo creo que lo prin­ci­pal es se­guir unién­do­nos, aun­que el mun­do ma­pu­che es­tá muy uni­do, vi­va en el cam­po o en la ciu­dad. Eso es lo que es­tá ha­cien­do la na­ción ma­pu­che: es­tá unién­do­se, y yo creo que uni­dos es co­mo po­de­mos re­sol­ver los pro­ble­mas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.