Mon­jas y huér­fa­nas, las nue­vas víc­ti­mas de An­na­be­lle

El fil­me, am­bien­ta­do en 1968, re­ve­la­rá có­mo la mu­ñe­ca se con­vir­tió en un en­te de­mo­nia­co.

La Hora - - Tiempo Libre - F.M.L.

El re­gre­so de An­na­be­lle ya tie­ne fe­cha. El jue­ves 17 de agos­to la mu­ñe­ca te­rri­ble de El Con­ju­ro re­gre­sa en su se­gun­da cin­ta en so­li­ta­rio, con la ta­rea de su­pe­rar los US$300 mi­llo­nes que re­cau­dó su pri­me­ra par­te.

Y pa­ra ca­len­tar los mo­to­res, la cin­ta di­ri­gi­da por David F. Sand­berg (Cuan­do las lu­ces se apa­gan) lan­zó ayer su úl­ti­mo avan­ce. En po­co más de dos mi­nu­tos, el trái­ler pre­sen­tó el ar­gu­men­to del fil­me am­bien­ta­do en 1968 y que cro­no­ló­gi­ca­men­te se ubi­ca an­te de los he­chos de El Con­ju­ro.

Años des­pués de la trá­gi­ca muer­te de su pe­que­ña hi­ja An­na­be­lle, un fa­bri­can­te de ju­gue­tes con­fec­cio­na una mu­ñe­ca de ma­de­ra pa­ra po­der re­cor­dar­la.

El pro­ble­ma es que el per­so­na­je, le­jos de re­pro­du­cir los dul­ces ras­gos de la ma­lo­gra­da ni­ña, es po­seí­da por un dia­bó­li­co es­pí­ri­tu que ace­cha­rá al car­pin­te­ro, a su es­po­sa y al gru­po de huér­fa­nas que lle­ga­rá a vi­vir a su ca­sa.

Aun­que el arri­bo de las jó­ve­nes es apa­ci­ble, la de­mo­nia­ca pre­sen­cia ata­ca­rá a la más dé­bil de to­das, una ni­ña en si­lla de rue­das, y a la re­li­gio­sa que las cui­da, que es lan­za­da con­tra una pa­red en una es­ce­na del trái­ler.

Ta­lit­ha Ba­te­man (La quin­ta ola), Ant­hony LaP­la­glia (C.S.I.), Mi­ran­da Ot­to (El se­ñor de los ani­llos) y Stephanie Sig­man (Ja­mes Bond: Spec­tre) en­ca­be­zan el elen­co, que no re­pi­te nin­guno de los nom­bres del fil­me an­te­rior.

LO QUE VIE­NE

An­na­be­lle: la crea­ción es la cuar­ta en­tre­ga de uni­ver­so El Con­ju­ro, que en los pró­xi­mos años se ex­ten­de­rá con las pe­lí­cu­las La Mon­ja (2018) y El hom­bre re­tor­ci­do (2019), per­so­na­jes que apa­re­cie­ron en El Con­ju­ro 2.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.