La nue­va cul­tu­ra san­gu­che­ra

Ca­pe­llán 8 ofre­ce la car­ta más de­li­cio­sa e in­no­va­do­ra de la es­ce­na de los sán­gu­ches en la ciu­dad. Un pan con sal­sa de arán­da­nos es el me­jor ejem­plo del ofi­cio que ma­ne­jan.

La Hora - - Tiempo Libre - Sebastián Al­bur­quer­que

Afron­té­mos­lo: hay una cri­sis de crea­ti­vi­dad en la es­ce­na san­gu­che­ra chi­le­na. Nos da­mos vuelta en­tre los mis­mos in­gre­dien­tes siem­pre: chu­rras­co, lo­mi­to y ham­bur­gue­sas. No es que es­té mal (de he­cho son la ba­se de nues­tra cul­tu­ra) pe­ro se ha­ce ne­ce­sa­rio un po­co de in­no­va­ción, co­mo pa­ra no es­tan­car­se. Y acá es don­de en­tra Ca­pe­llán 8, que tie­ne los sán­gu­ches más ori­gi­na­les y ri­cos del mo­men­to. En se­rio.

Ubi­ca­do fren­te a la Clí­ni­ca San­ta Ma­ría, es­te pe­que­ño lo­cal con me­sas en la ve­re­da ofre­ce una am­plia car­ta de sán­gu­ches y en­sa­la­das (que no son del in­te­rés de es­ta sec­ción, cla­ro es­tá) con in­gre­dien­tes y com­bi­na­cio­nes po­co usua­les. ¿Za­pa­lli­tos ita­liano gri­lla­dos y ri­co­ta se­cun­dan­do un sand­wich? ¿Po­llo con pes­to y ají ver­de? To­dos ca­sos reales de la car­ta. Pe­ro el me­jor ejem­plo, y el más ori­gi­nal de Ca­pe­llán 8, es el que se pi­dió; un Pi­tu­co, que traía car­ne sal­tea­da en cu­bos, ce­bo­lla mo­ra­da cru­da, pe­pi­ni­llos, y una lla­ma­ti­va sal­sa de arán­da­nos ($5.900).

Con un co­lor púr­pu­ra in­ten­so digno de una cha­que­ta del fa­lle­ci­do Prin­ce, la sal­sa de es­ta ba­ya se ro­bó la pe­lí­cu­la, con un sa­bor si­mi­lar a un chut­ney pe­ro con una tex­tu­ra li­ge­ra. No era mar­ca­da­men­te dul­ce, pe­ro le apor­ta­ba un con­tra­pun­to sa­bro­so al sán­gu­che, y se com­ple­men­ta­ba per­fec­ta­men­te con los pe­pi­ni­llos. La ce­bo­lla, co­rrec­ta­men­te amor­ti­gua­da, le apor­ta­ba un sa­bor más fa­mi­liar a la pre­pa­ra­ción, y la car­ne es­ta­ba sal­tea­da de for­ma pre­ci­sa en pun­to tres cuar­tos. El ofi­cio se nota, y lo ha­cen me­re­ce­dor de una ron­da de aplau­sos.

Has­ta el ju­go era una qui­me­ra: li­món, men­ta, jen­gi­bre y miel, a $2.200 (era el más or­to­do­xo, con­si­de­ran­do que hay otros que mez­clan es­pi­na­ca con na­ran­ja).

En un país don­de la úl­ti­ma gran in­no­va­ción en­tre pa­nes fue la irrup­ción de las san­gu­che­rías pe­rua­nas, se agra­de­ce el apor­te de Ca­pe­llán 8. Pue­de lle­gar a mar­car el rum­bo del fu­tu­ro san­gu­che­ro.

Ca­pe­llán 8 Ca­pe­llán Abar­zúa 8, Pro­vi­den­cia.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.