Igle­sia An­gli­ca­na ad­mi­te que ocul­tó abu­sos se­xua­les

La Hora - - Mundo - Clau­dia Mal­do­na­do C.

La Igle­sia An­gli­ca­na “se co­lu­dió” y ayu­dó a ocul­tar los abu­sos se­xua­les a jó­ve­nes co­me­ti­dos du­ran­te años por un ex obis­po, ad­mi­tió ayer el ar­zo­bis­po de Can­ter­bury, Jus­tin Welby.

El má­xi­mo res­pon­sa­ble de la Igle­sia An­gli­ca­na, ofre­ció dis­cul­pas a las víc­ti­mas que de­nun­cia­ron al ex obis­po Pe­ter Ball y ayu­da­ron a lle­var­lo an­te la jus­ti­cia, al tiem­po que la igle­sia pu­bli­có un in­for­me de­ta­lla­do del ma­ne­jo del ca­so.

Welby en­car­gó un in­for­me in­de­pen­dien­te en 2015, des­pués de la con­de­na y en­car­ce­la­mien­to de Ball por ma­la con­duc­ta en el ejer­ci­cio de una fun­ción pú­bli­ca y abu­sos con­tra ado­les­cen­tes y jó­ve­nes des­de la dé­ca­da de 1970 has­ta la de 1990. Ball, que con­fe­só ha­ber abu­sa­do de 18 jó­ve­nes, cum­plió 16 me­ses de pri­sión.

Al­gu­nas víc­ti­mas di­je­ron que Ball los alen­ta­ba a rea­li­zar “ejer­ci­cios es­pi­ri­tua­les” co­mo re­zar des­nu­dos y to­mar ba­ños fríos.

Se­gún el in­for­me, la con­duc­ta de Ball “pro­vo­có da­ños gra­ves y pro­lon­ga­dos a las vi­das de mu­chos hom­bres”, pe­ro que en ese mo­men­to la igle­sia le res­tó im­por­tan­cia, en par­te por des­co­no­ci­mien­to de las con­se­cuen­cias.

“La Igle­sia, en sus más al­tos ni­ve­les je­rár­qui­cos y a lo lar­go de mu­chos años, lo apo­yó de ma­ne­ra im­pru­den­te y de­mos­tró es­ca­so in­te­rés por sus víc­ti­mas”, di­jo Welby.

El ar­zo­bis­po Jus­tin Welby ofre­ció dis­cul­pas a las víc­ti­mas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.