Mu­rió el chi­leno que hi­zo bri­llar las te­le­se­ries me­xi­ca­nas 1958

Los ri­cos tam­bién lloran Ro­sa sal­va­je

La Hora - - Tiempo Libre - F.M.L.

Tra­ba­jó siem­pre tras cá­ma­ras, pe­ro lo­gró el es­ta­tus de es­tre­lla por crear las te­le­se­ries más exi­to­sas y re­cor­da­das en la his­to­ria de México. A los 91 años mu­rió Va­len­tín Pims­tein, pro­duc­tor chi­leno que con­cre­tó en tie­rras az­te­cas su de­seo de con­tar his­to­rias “que hi­cie­ran so­ñar a las mu­je­res”. De ahí que se le bau­ti­za­ra co­mo el pa­dre de las te­le­no­ve­las ro­sas.

Hi­jo de una fa­mi­lia ru­so-ju­día, pro­pie­ta­ria de una vi­drie­ría en el Barrio Bra­sil, aban­do­nó Chi­le a los 18 años con el sue­ño de tra­ba­jar en ci­ne. Pe­ro la te­le­vi­sión ter­mi­nó por con­quis­tar­lo. Tras lle­gar a México y desa­rro­llar la­bo­res es­po­rá­di­cas en las más di­ver­sas áreas, ter­mi­nó sien­do par­te de la ma­yor pro­duc­to­ra de te­le­se­ries en el mun­do.

A su ha­ber, éxi­tos co­mo Los ri­cos tam­bién lloran, Ro­sa sal­va- pro­du­jo Gu­tie­rri­tos, su pri­me­ra te­le­se­rie en México. je, Ma­ría Mer­ce­des, Ca­rru­sel y Mun­do de Ju­gue­tes. Ade­más ca­ta­pul­tó las ca­rre­ras de las ac­tri­ces Lu­cía Mén­dez, Ve­ró­ni­ca Cas­tro, An­gé­li­ca Ara­gón, Edith Gon­zá­lez y Vic­to­ria Ruf­fo, quie­nes pro­ta­go­ni­za­ron al­gu­nas de sus pro­duc­cio­nes co­mo Vi­vir un po­co y Sim­ple­men­te Ma­ría.

En 1994 asu­mió el car­go de vi­ce­pre­si­den­te de Te­le­no­ve­las en Te­le­vi­sa, desde el cual su­per­vi­só el tra­ba­jo de un gru­po de pro­duc­to­res más jó­ve­nes.

Pa­ra él, las te­le­se­ries ser­vían a la gen­te pa­ra ol­vi­dar sus pro­ble­mas. Sus his­to­rias siem­pre fue­ron ro­sas, don­de el mal nun­ca triun­fa­ba. Ade­más mos­tra­ba ele­men­tos re­li­gio­sos, pues se men­cio­na­ba a la vir­gen o al­gún san­to.

Pa­ra él, la his­to­ria era lo más im­por­tan­te y nun­ca tu­vo pro­ble­mas en cam­biar de pro­ta­go­nis­ta. Un día cas­ti­gó a Lu­cía Mén­dez y la “ma­tó” en los úl­ti­mos epi­so­dios de Vi­via­na, por lo que al fi­nal de la his­to­ria, el ga­lán se que­dó solo con su hi­ja.

En los úl­ti­mos años se mo­vió en­tre México y Chi­le. Ofre­ció con­fe­ren­cias so­bre la te­le­vi­sión y en 2016 se pu­bli­có en su ho­me­na­je el li­bro Va­len­tín Pims­tein, una vi­da de te­le­no­ve­la. Su de­ce­so se pro­du­jo ayer en nues­tro país.

Pims­tein es con­si­de­ra­do el pa­dre de la te­le­no­ve­la ro­sa.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.