Los im­per­di­bles de la mues­tra re­tros­pec­ti­va de Yo­ko Ono

Has­ta el 22 de oc­tu­bre es­ta­rá abier­ta en el CA660 la ex­po­si­ción que in­vi­ta a co­no­cer el tra­ba­jo de la ar­tis­ta ja­po­ne­sa.

La Hora - - Tiempo Libre - Ig­na­cio Sil­va

Afi­nes de los 60, John Le­nA­non

de­fi­nió a Yo­ko Ono con una fra­se que con los años se ha con­ver­ti­do ca­si en un es­lo­gan: “Es la ar­tis­ta des­co­no­ci­da más fa­mo­sa del mun­do: to­dos sa­ben su nom­bre, pe­ro na­die co­no­ce real­men­te qué ha­ce”.

En sus pa­la­bras, el le­gen­da­rio mú­si­co y es­po­so de la ja­po­ne­sa des­de 1969 acu­sa­ba pers­pi­caz­men­te que, de­trás de la fa­ma que le ha­bían cons­trui­do a Ono co­mo res­pon­sa­ble de los con­flic­tos tras The Beatles, se es­con­día una de las per­so­na­li­da­des más in­tere­san­tes y arries­ga­das del mun­do del ar­te. Es esa idea, de he­cho, la que se con­fir­ma en Dream co­me true, la re­tros­pec­ti­va de su obra que des­de ha­ce unos días y has­ta el 22 de oc­tu­bre se pue­de vi­si­tar en el Cen­tro de las Ar­tes CA660.

La ex­hi­bi­ción, que pre­vio a su des­em­bar­co en San­tia­go se mon­tó en Bue­nos Ai­res, con­tem­pla 80 pie­zas desa­rro­lla­das por la ja­po­ne­sa, te­nien­do co­mo eje te­má­ti­co las ins­truc­cio­nes que han guia­do su tra­ba­jo des­de que co­men­zó a desa­rro­llar­las en los años 50.

CLÁ­SI­COS

Se tra­ta, a gran­des ras­gos, de un gru­po de obras (ob­je­tos, vi­deos, fil­mes, ins­ta­la­cio­nes, so­ni­dos y gra­ba­cio­nes) en­tre las que se in­clu­yen al­gu­nas pie­zas icó­ni­cas den­tro del

ca­tá­lo­go de Ono que la mis­ma ar­tis­ta se­lec­cio­nó jun­to al director ar­tís­ti­co de MALBA, Agus­tín Pé­rez Ru­bio, y Gun­nar B. Kva­ran, director del As­trup Fearn­ley Mu­seum de Os­lo.

Una de ellas, por ejem­plo, se en­cuen­tra a mi­tad del re­co­rri­do: una escalera con una lu­pa en su par­te su­pe­rior y una in­vi­ta­ción a leer una pa­la­bra mi­nús­cu­la for­man Pin­tu­ra de te­cho Pin­tu­ra SÍ, la ins­ta­la­ción que, se­gún cuen­ta la le­yen­da, lla­mó la aten­ción de Len­non en una ga­le­ría lon­di­nen­se en 1966.

Otra pie­za cla­ve en el tra­ba­jo de la ja­po­ne­sa y que se pue­de ver en el CA660 es Pie­za cor­te, aque­lla per­for­man­ce gra­ba­da en 1964 en la que se ve a una jo­ven Ono en el cen­tro del es­ce­na­rio del Car­ne­gie Hall de Nue­va York, a mer­ced de un pú­bli­co que sube a cor­tar­le la ro­pa con ayu­da de unas tijeras, co­mo me­tá­fo­ra de un ul­tra­je.

El co­mien­zo del re­co­rri­do tam­bién tie­ne una sor­pre­sa:

Film N°1 Fós­fo­ro, aque­lla gra­ba­ción de 1966 en la que se ve sim­ple­men­te un fós­fo­ro con­su­mién­do­se; es la pri­me­ra pie­za ex­pues­ta en la ex­hi­bi­ción.

Ade­más de esas obras, la mues­tra pre­sen­ta una se­rie de frases pin­ta­das en las pa­re­des que, ade­más de ser par­te del ca­tá­lo­go más co­no­ci­do y ce­le­bra­do de la ar­tis­ta, per­mi­ten ver su com­pro­mi­so con cau­sas co­mo el pa­ci­fis­mo, el fe­mi­nis­mo y el eco­lo­gis­mo. “Re­pa­ra con cui­da­do, mien­tras lo ha­ces, pien­sa en re­pa­rar el mun­do”, di­ce en una de ellas, mien­tras en otras se lee un pá­rra­fo de ai­res fi­lo­só­fi­cos: “Ca­da pla­ne­ta tie­ne su pro­pia ór­bi­ta. Pien­sa en la gen­te cer­ca­na a ti co­mo pla­ne­tas. A ve­ces es­tá bien só­lo mi­rar­los or­bi­tar y bri­llar”. es­tá cen­tra­do en las obras im­pe­ra­ti­vas de la ja­po­ne­sa, hay al­gu­nas que in­vi­tan a que el pú­bli­co chi­leno in­ter­ven­ga di­rec­ta­men­te en ellas.

Un ejem­plo es Ima­gi­na la paz, una ins­ta­la­ción pre­sen­ta­da en el ter­cer sa­lón del re­co­rri­do con­for­ma­da por una se­rie de ma­pas en las pa­re­des en los que los vi­si­tan­tes pue­den es­tam­par la fra­se “Ima­gi­na la paz” con un par de tim­bres ahí dis­pues­tos.

Otra icó­ni­ca es Pin­tu­ra agre­ga co­lor, una ins­ta­la­ción que de­bu­tó en 1960 y que en su ver­sión 2017 in­vi­ta a los chi­le­nos a pin­tar co­lec­ti­va­men­te un lien­zo ini­cial­men­te en blan­co.

Pe­ro ade­más de in­ter­ac­ción, en Dream co­me true hay ejem­plos del per­fil cons­cien­te y ac­ti­vis­ta de la ja­po­ne­sa: jun­to a las ins­truc­cio­nes ya men­cio­na­das es­tá Even­to agua, una se­rie de ins­ta­la­cio­nes co-crea­das jun­to a ar­tis­tas de to­do el mun­do (in­clu­yen­do a dos chi­le­nos) y Re­sur­gien­do, una de las pie­zas cen­tra­les de la mues­tra, que con­sis­te en una ex­po­si­ción de re­la­tos y fo­tos de los ojos de una se­rie de mu­je­res chi­le­nas y ar­gen­ti­nas que han si­do víc­ti­mas de la vio­len­cia de gé­ne­ro.

Guar­da­da pa­ra el final del re­co­rri­do, esa obra co­lec­ti­va sir­ve de re­su­men pa­ra ter­mi­nar de co­no­cer a una ar­tis­ta que, fue­ra de su ima­gen po­lé­mi­ca, es una de las más icó­ni­cas, re­vo­lu­cio­na­rias, in­flu­yen­tes y com­pro­me­ti­das de la ac­tua­li­dad.

Pie­za te­lé­fono es una ins­ta­la­ción que es­po­rá­di­ca­men­te re­ci­be lla­ma­dos de la pro­pia Ono.

Re­la­tos y fo­tos de los ojos de mu­je­res víc­ti­mas de vio­len­cia for­man Re­sur­gien­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.