Na­die le cree a vo­ca­lis­ta de Los Te­tas tras acu­sa­ción de vio­len­cia

El mun­do de la mú­si­ca con­de­nó las su­pues­tas agre­sio­nes de­nun­cia­das por Va­len­ti­na Hen­rí­quez. Ade­más, su ban­da de­ci­dió mar­gi­nar­lo in­de­fi­ni­da­men­te.

La Hora - - News - I.S.C.

Fal­ta­ba po­co me­nos de me­dia ho­ra pa­ra la me­dia­no­che de ayer cuan­do Va­len­ti­na Hen­rí­quez pre­sio­nó “pu­bli­car” a un men­sa­je de Fa­ce­book que se es­par­ci­ría por la red so­cial du­ran­te to­da la jor­na­da. Se tra­ta­ba de una ex­ten­sa mi­si­va de cer­ca de tres mil pa­la­bras en la que la jo­ven es­tu­dian­te de pe­rio­dis­mo de­nun­cia­ba, apo­ya­da por una se­rie de fo­to­gra­fías, los mal­tra­tos que a lo lar­go del úl­ti­mo año re­ci­bió de par­te de su has­ta en­ton­ces pa­re­ja, el mú­si­co y voz del gru­po Los Te­tas, Ca­mi­lo Cas­tal­di, alias Tea Ti­me.

“Ha­ce mu­cho tiem­po ven­go ca­llan­do una si­tua­ción que es­tá pre­sen­te en mi vi­da, pe­ro co­mo se hi­zo muy reite­ra­ti­vo, con epi­so­dios ca­da vez más fuer­tes y una o dos ve­ces por se­ma­na des­de ha­ce un tiem­po, me de­ci­dí a poner una de­nun­cia”, par­tía el co­mu­ni­ca­do, que se­gún la mu­jer lo pu­bli­có pa­ra que su ex­pe­rien­cia sir­va a otras mu­je­res y por su te­mor a “for­mar par­te de la lis­ta de mu­je­res que han si­do víc­ti­mas de fe­mi­ci­dio”.

Hen­rí­quez na­rró en de­ta­lle los ma­los tra­tos a los que, se­gún ella, fue so­me­ti­da por Cas­tal­di a par­tir del ter­cer mes de re­la­ción. “Hay fo­tos del ma­tri­mo­nio de mi her­ma­na (en mar­zo del 2016) en don­de apa­rez­co con mo­re­to­nes en mis bra­zos y pier­nas pro­duc­to de sus gol­pes o cuan­do me ti­ra­ba al sue­lo. Pos­te­rior a eso son in­con­ta­bles las ve­ces. Em­pe­zó a gol­pear­me en la ca­ra, me aga­rra­ba los bra­zos y me pe­ga­ba ca­be­za­zos o me es­cu­pía, tam­bién me ta­pa­ba la bo­ca de­ján­do­me sin po­der res­pi­rar y él en­ci­ma mío, yo pen­sa­ba que iba a mo­rir, me pe­ga­ba en la man­dí­bu­la muy fuer­te por­que yo llo­ra­ba y me de­cía cá­lla­te pe­rra”.

Jun­to a es­to la jo­ven de­nun­ció a Cas­tal­di por le­sio­nes me­nos gra­ves en con­tex­to de vio­len­cia in­tra­fa­mi­liar. Tras ser for­ma­li­za­do, el mú­si­co que­dó con prohi­bi­ción de acer­car­se a la víc­ti­ma y a su do­mi­ci­lio mien­tras du­re la in­ves­ti­ga­ción.

“TE SA­BE­MOS LO­CO”

An­te la ma­si­fi­ca­ción del re­la­to en el que, ade­más re­cuer­da otras si­tua­cio­nes en las que fue agre­di­da, Hen­rí­quez pro­fun­di­za en los pro­ble­mas de Cas­tal­di con las dro­gas y el al­cohol y a su amis­tad con la­dro­nes y tra­fi­can­tes (de he­cho, re­ve­ló que él te­nía al­gu­nos de los ins­tru­men­tos ro­ba­dos a Ja­vie­ra Me­na), el pro­pio mú­si­co se de­fen­dió uti­li­zan­do las re­des so­cia­les. “De­cla­ro que es­ta in­for­ma­ción es to­tal y ab­so­lu­ta­men­te fal­sa”, de­cía la pu­bli­ca­ción que tras unas ho­ras fue bo­rra­da de Fa­ce­book.

A pe­sar de sus di­chos, al­gu­nos co­le­gas re­pro­cha­ron el ac­tuar de Tea Ti­me. “To­dos te sa­be­mos lo­co, to­dos to­le­ra­mos tus ex­cen­tri­ci­da­des, pe­ro es­to no hay for­ma de de­jar­lo pa­sar”, pu­bli­có Seo2, ex vo­ca­lis­ta de Ma­ki­za, pa­la­bras que se su­ma­ron a otras pu­bli­ca­das en re­des so­cia­les por ar­tis­tas co­mo Alex An­wand­ter, Ana Ti­joux,

La­tin Bit­man y el ba­jis­ta de Los Te­tas, David Ei­dels­tein. “En­ten­de­mos que en es­to in­du­da­ble­men­te hay una si­tua­ción que es ab­so­lu­ta­men­te con­de­na­ble co­mo to­das las vio­len­cias en con­tra de las mu­je­res. Ha­ce­mos el lla­ma­do, co­mo siem­pre, a de­nun­ciar”, di­jo por su par­te Clau­dia Pas­cual, mi­nis­tra de la Mu­jer y Equi­dad de Gé­ne­ro.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.