Cómo afron­tar el cui­da­do de un fa­mi­liar con Alz­hei­mer

Los prin­ci­pa­les sín­to­mas de es­ta pa­to­lo­gía son pér­di­das de me­mo­ria y de­te­rio­ro del pen­sa­mien­to.

La Hora - - País - Ma­ría Eu­ge­nia Du­rán

El Alz­hei­mer es una en­fer­me­dad neu­ro­de­ge­ne­ra­ti­va que afec­ta ge­ne­ral­men­te a ma­yo­res de 65 años, y en la ma­yo­ría de los ca­sos se ma­ni­fies­ta a tra­vés de un de­te­rio­ro cog­ni­ti­vo y tras­tor­nos con­duc­tua­les.

El des­gas­te fí­si­co y emo­cio­nal de un fa­mi­liar al cui­da­do de un pa­cien­te con Alz­hei­mer tam­bién es pro­gre­si­vo, por­que con el pa­so del tiem­po, el en­fer­mo re­quie­re apo­yo de for­ma per­ma­nen­te.

La neu­ró­lo­ga de Clí­ni­ca Ves­pu­cio, Evelyn Be­na­vi­des, ex­pli­ca que los prin­ci­pa­les sín­to­mas de es­ta pa­to­lo­gía son la pér­di­da de la me­mo­ria y el de­te­rio­ro del pen­sa­mien­to, pe­ro tam­bién pue­den exis­tir al­te­ra­cio­nes del len­gua­je, de la per­cep­ción es­pa­cial y al­te­ra­cio­nes en la coor­di­na­ción de los mo­vi­mien­tos.

“Co­mien­za a ol­vi­dar las co­sas en for­ma reite­ra­da; tam­bién dis­mi­nu­ye su desem­pe­ño y se des­orien­ta. Pue­de in­clu­so, en eta­pas más avan­za­das, lle­gar a des­co­no­cer a su fa­mi­lia,

“Se de­be acu­dir a un es­pe­cia­lis­ta an­te cual­quier signo de pro­ble­mas de me­mo­ria y cog­ni­ti­vos re­pe­ti­ti­vos”

Evelyn Be­na­vi­des, neu­ró­lo­ga.

Si el cui­da­dor es­tá so­bre­car­ga­do se de­be bus­car una ins­ti­tu­ción es­pe­cia­li­za­da. Si la dis­po­ni­bi­li­dad fa­mi­liar es ade­cua­da y exis­te ase­so­ría, el pa­cien­te pue­de se­guir en su ca­sa.

Los en­fer­mos tien­den a ser vul­ne­ra­bles a los cam­bios. Se re­co­mien­da evi­tar cam­bios in­ne­ce­sa­rios, ya sea de ca­sa o del or­den de los muebles, pues es­to les pro­vo­ca con­fu­sión.

La per­so­na de­be es­tar ba­jo su­per­vi­sión de un equi­po mul­ti­dis­ci­pli­na­rio: neu­ró­lo­go, fo­no­au­dió­lo­go, psi­có­lo­go, psi­quia­tra, te­ra­peu­ta ocu­pa­cio­nal y asis­ten­te so­cial. pre­sen­tar pro­ble­mas de len­gua­je y con­duc­tua­les, tras­tor­nos del sue­ño”, pre­ci­sa.

Be­na­vi­des ex­pli­ca que los pa­rien­tes y cui­da­do­res tam­bién su­fren di­ver­sos tras­tor­nos, ya que de­ben vi­vir con la res­pon­sa­bi­li­dad de pro­te­ger­los y aten­der to­das sus ne­ce­si­da­des. Por es­to, es im­por­tan­te que ellos se­pan qué ha­cer y qué no, y cómo reac­cio­nar an­te si­tua­cio­nes di­fí­ci­les.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.