Agus­ti­na ya tiene ca­sa de­fi­ni­ti­va

La Hora - - Mascotas -

Ha­ce una se­ma­na Agus­ti­na aban­do­nó la ca­sa de Ta­tia­na Re­nom (40), en La Rei­na, pa­ra ir­se con su nue­va fa­mi­lia, una pa­re­ja de jó­ve­nes que que­dó fle­cha­da con ella. “Coin­ci­den­te­men­te sus nue­vos due­ños tie­nen nom­bres que em­pie­zan con A. La vi­nie­ron a bus­car a mi ca­sa por­que pa­ra mí era im­por­tan­te que co­no­cie­ran su am­bien­te. Ellos me con­ta­ron que ape­nas la vie­ron en fo­tos sin­tie­ron que que­rían te­ner­la y eso me ale­gró”, se­ña­la Re­nom. Agus­ti­na, de cua­tro años, al­can­zó a es­tar po­co más de cin­co me­ses en el ho­gar tem­po­ral de Re­nom, tiem­po que bas­tó pa­ra que se hi­cie­ran ami­gas. “Era una ga­ta tí­mi­da. Le gus­ta­ba ju­gar y se acer­ca­ba a los hu­ma­nos só­lo cuan­do que­ría ca­ri­ño. Si yo es­ta­ba mu­cho ra­to fue­ra de ca­sa, me re­ci­bía con mu­cho amor”, cuen­ta es­ta mu­jer. Al po­co tiem­po de la lle­ga­da de Agus­ti­na es­ta mu­jer se dio cuen­ta que al­go an­da­ba mal con ella por­que co­mía rá­pi­do y vo­mi­ta­ba. Lue­go de un che­queo ve­te­ri­na­rio des­cu­brió que te­nía cáncer a la piel y pre­sen­ta­ba pro­ble­mas a los ri­ño­nes y a la ti­roi­des. “De in­me­dia­to em­pe­zó con el tratamiento y des­de ese mo­men­to es­tu­vo to­do ba­jo con­trol”, di­ce. Re­nom co­men­zó a ser ho­gar tem­po­ral ha­ce tres años, cuan­do mu­rió su ga­ta Ma­lén. y des­de ese tiem­po has­ta aho­ra ha re­ci­bi­do a vein­te mi­ni­nos. “Esa pe­na pro­fun­da que sen­tí en ese mo­men­to se trans­for­mó en amor. Es­tu­ve de lu­to unos me­ses, has­ta que unos ami­gos me ha­bla­ron de es­ta ta­rea que ha­cía el Club Ga­te­ro”.

“Era una ga­ta tí­mi­da. Le gus­ta­ba ju­gar y se acer­ca­ba a los hu­ma­nos só­lo cuan­do que­ría ca­ri­ño. Si yo es­ta­ba mu­cho ra­to fue­ra de ca­sa, me re­ci­bía con mu­cho amor”.

Ta­tia­na Re­nom.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.