Más sa­be el vie­jo

La Hora - - En 2 Minutos - Di­rec­tor de Ga­llos.cl Pa­tri­cio Cor­va­lán

De­ba­jo de la cás­ca­ra de las bro­mas con que lo se­guían car­gan­do –ta­pi­zar­le los cua­der­nos con fotos de Pe­ter Rock, de­jar­le una po­ma­da pa­ra afir­mar­se los dien­tes o ins­ta­lar­le Nets­ca­pe co­mo na­ve­ga­dor en el compu­tador que usa­ba en el cur­so– la ad­ver­ten­cia la­tía muy en se­rio y lo in­co­mo­da­ba: de­bía apren­der a adap­tar­se. Vi­nien­do de otros tiem­pos, a Cris­tián le pa­re­cía un desafío jus­to. Lo que le que­bra­ba los hue­sos de su or­gu­llo era que sus com­pa­ñe­ros no lo in­clu­ye­ran en los gru­pos de es­tu­dio ni me­nos lo in­vi­ta­ran los vier­nes a la ron­da de cervezas con que ca­pea­ban las tar­des en el bar don­de siem­pre era de no­che.

Los pri­me­ros me­ses de Cris­tián tam­bién fue­ron de no­che, un sue­ño du­ro, in­ten­tan­do in­crus­tar su de­seo de rein­ven­tar­se bien en­tra­do en la se­gun­da mi­tad de su vi­da. Lo ne­ce­si­ta­ba más allá de en­gro­sar su ya ge­ne­ro­so cu­rrícu­lo. Era su for­ma de sa­ber­se vi­gen­te, ya en los 60, cuan­do tan­tos ya se han de­te­ni­do o, con suer­te, vie­nen co­rrien­do de vuel­ta. Fue en las so­lem­nes cuan­do amai­na­ron las bur­las. Pe­se a per­te­ne­cer a un mun­do hu­ma­nis­ta, Cris­tián ob­tu­vo la me­jor no­ta en Cálcu­lo, en Mar­ke­ting y en Es­ta­dís­ti­ca. Fue te­ma del What­sApp por va­rios días y los me­mes fue­ron va­rian­do de las mo­fas al asom­bro. Acu­mu­lar tan­tas ba­ta­llas le ha ser­vi­do pa­ra la tem­plan­za. Sus no­tas han se­gui­do tan so­bre­sa­lien­tes que el res­pe­to ha ido apa­re­cien­do so­lo. En el cur­so ya apren­die­ron la lec­ción. Sa­ben que pue­den pe­dir­le ayu­da, pe­ro ja­más so­lu­cio­nes. Que ser vie­jo me dé el ho­nor de in­cul­car­les el es­fuer­zo, les di­ce. Y eso, en los gru­pos de es­tu­dio que li­de­ra, se lo re­co­no­cen.

Aho­ra Cris­tián tie­ne otro desafío. Ha­cer que el cur­so lo­gre el me­jor pro­me­dio de la his­to­ria de la ca­rre­ra. Si lo con­si­guen, la pró­xi­ma ron­da de cervezas se­rá en su ca­sa. Tam­bién los con­se­jos. Él in­vi­ta.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.