El hi­jo ocul­to de Julio Igle­sias tie­ne 40 años y no se lla­ma Chi­le

Javier na­ció en 1975 y fue fru­to de una re­la­ción ex­tra ma­ri­tal del can­tan­te con la bai­la­ri­na Ma­ría Edi­te San­tos.

La Hora - - Tiempo Libre - Ig­na­cio To­bar

“Si tu­vie­ra un hi­jo le pon­dría Chi­le”. La cé­le­bre fra­se de Julio Igle­sias, en el Fes­ti­val de Vi­ña del Mar de 1981, se con­vir­tió con los años en una promesa sin eco. Ayer se re­ve­ló la exis­ten­cia del no­veno hi­jo del can­tan­te his­pano, pe­ro tam­po­co lle­va el nom­bre de nues­tro país: se lla­ma Javier.

La no­ti­cia co­pó los ti­tu­la­res de la pren­sa ro­sa en Es­pa­ña, ya que el hom­bre de 40 años, tam­bién can­tan­te, na­ció fru­to de una re­la­ción ex­tra ma­ri­tal de Igle­sias cuan­do es­ta­ba ca­sa­do con Isa­bel Preys­ler.

La voz de No me vuel­vo a enamo­rar tu­vo un ro­man­ce con la por­tu­gue­sa Ma­ría Edi­te San­tos, quien tar­dó años en con­tar su ver­dad. En 1992 acu­dió jun­to a Javier, que tie­ne un in­ne­ga­ble pa­re­ci­do a su bron­cea­do pa­dre, pa­ra de­cir que era hi­jo de Igle­sias. El di­vo no qui­so so­me­ter­se a una prue­ba de ADN y la de­man­da de pa­ter­ni­dad se su­mó a las mu­chas que ha arras­tra­do el can­tan­te en su his­to­ria.

Pe­ro aho­ra un des­pa­cho de abo- ga­dos de Se­vi­lla, Bu­fe­te Osu­na, con­si­guió un exa­men de ADN que con­fir­ma que Javier es el no­veno hi­jo del can­tan­te de 73 años.

Se­gún la agen­cia de no­ti­cias EFE, la prue­ba arro­jó un 99,99% en su re­sul­ta­do, co­rres­pon­dien­te al má­xi­mo po­si­ble, a di­fe­ren­cia de lo ocu­rri­do ha­ce unos años con otro hom­bre que de­cía ser hi­jo de Igle­sias.

Los abo­ga­dos con­si­guie­ron en Mia­mi res­tos or­gá­ni­cos re­co­gi­dos de va­rios ob­je­tos de un fa­mi­liar va­rón del en­torno “muy cer­cano” de Julio Igle­sias.

Con el hi­jo se­cre­to, Julio Igle­sias su­ma­rá 9 hi­jos.

Javier San­tos es el nom­bre de su hi­jo. Fue can­tan­te sin éxi­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.