ALER­GIAS ALI­MEN­TA­RIAS HI­CIE­RON SUR­GIR AL­TER­NA­TI­VAS ElVa­ti­cano prohí­be las hos­tias sin glu­ten

El pan ofre­ci­do en las mi­sas se con­si­de­ra in­vá­li­do si no con­tie­ne un mí­ni­mo de esa pro­teí­na.

La Hora - - Mundo - Ce­ci­lia Ri­ve­ra H.

La aler­gia que ma­ni­fies­tan al­gu­nas per­so­nas an­te el con­su­mo de glu­ten -pro­teí­na del tri­go- ha obli­ga­do al mer­ca­do a eli­mi­nar­lo del pro­ce­so de ela­bo­ra­ción de di­ver­sos pro­duc­tos de con­su­mo co­ti­diano, co­mo el pan.

El au­ge de los pro­duc­tos pa­ra ce­lía­cos ha to­ca­do in­clu­so a las hos­tias, ese pan del­ga­do y cir­cu­lar que se ofre­ce en las mi­sas. Sin em­bar­go, el Va­ti­cano ha acla­ra­do que las hos­tias sin glu­ten no son vá­li­das y no cum­plen con su pro­pó­si­to ecle­siás­ti­co ori­gi­nal.

A tra­vés de un co­mu­ni­ca­do, la Con­gre­ga­ción pa­ra el Cul­to Di­vino y la Dis­ci­pli­na de los Sa­cra- men­tos de la San­ta Se­de re­cor­dó las es­tric­tas nor­mas que ri­gen la ela­bo­ra­ción del pan y el vino que se usan en la eu­ca­ris­tía.

Si bien el Va­ti­cano mues­tra cier­ta fle­xi­bi­li­dad an­te la in­to­le­ran­cia al glu­ten y per­mi­te el con­su­mo de pan con po­ca can­ti­dad de és­te, acla­ra que no se pue­de eli­mi­nar com­ple­ta­men­te de la preparación de las hos­tias.

En un co­mu­ni­ca­do di­ri­gi­do a los obis­pos de to­do el mun­do, se en­fa­ti­za que las hos­tias de­ben ser de pan áci­mo (sin le­va­du­ra) he­cho só­lo con ha­ri­na de tri­go, por lo que es­tá prohi­bi­do usar otro ti­po de ce­rea­les, co­mo maíz. In­clu­so, se con­si­de­ra un “abu­so gra­ve” in­tro­du­cir otras sus­tan­cias co­mo azú­car, miel o fru­tas.

En cuan­to al vino, la Con­gre­ga­ción se­ña­la que “es­tá prohi­bi­do uti­li­zar un vino del que se tie­ne du­da en cuan­to a su ca­rác­ter ge­nuino o a su pro­ce­den­cia y no se de­be ad­mi­tir ba­jo nin­gún pre­tex­to otras be­bi­das de cual­quier gé­ne­ro”.

FIS­CA­LI­ZA­CIÓN

Di­chas acla­ra­cio­nes sur­gen fren­te al au­men­to de la ofer­ta de hos­tias me­dian­te canales no ofi­cia­les. Si an­tes eran las co­mu­ni­da­des de mon­jas las en­car­ga­das de pre­pa­rar el pan y el vino pa­ra la mi­sa, “aho­ra se pue­den en­con­trar en los su­per­mer­ca­dos, en otros ne­go­cios y a tra­vés de in­ter­net”.

La Con­gre­ga­ción acla­ra que “los obis­pos de­ben vi­gi­lar la ca­li­dad del pan y el vino des­ti­na­dos a la eu­ca­ris­tía, y a quie­nes los pre­pa­ran”. Y pa­ra ase­gu­rar que se res­pe­ten los cri­te­rios de ela­bo­ra­ción, la en­ti­dad su­gie­re ins­tau­rar una au­to­ri­dad de con­trol en ca­da país.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.