Va­len­ti­na fue víc­ti­ma de su an­ti­guo due­ño

La Hora - - Mascotas -

El pa­sa­do de Va­len­ti­na es­tá mar­ca­do por el do­lor. Es­ta pe­rri­ta, oriun­da de Iqui­que, fue mal­tra­ta­da por su due­ño quien le hi­zo cor­tes en sus pa­ti­tas tra­se­ras y la de­jó ama­rra­da a una re­ja du­ran­te días. El he­cho que­dó al des­cu­bier­to por una ve­ci­na, quien es­cu­chó los la­men­tos del ani­mal, gra­bó la si­tua­ción e hi­zo la de­nun­cia en la PDI. A tra­vés de una or­den de alla­na­mien­to se lo­gró res­ca­tar a Va­len­ti­na y lue­go de un pro­ce­so de re­cu­pe­ra­ción, fue adop­ta­da por Car­men Glo­ria Voss (51), de Lo Bar­ne­chea, quien se en­te­ró del ca­so a tra­vés de Fa­ce­book.“Con­tac­té a un ve­te­ri­na­rio pa­ra sa­ber si era po­si­ble sal­var­le las pa­tas tra­se­ras. En la ope­ra­ción se die­ron cuen­ta que ha­bía mu­cha in­fec­ción y op­ta­ron por am­pu­tár­se­las. Bus­qué un cu­po en un avión pa­ra traer­la a San­tia­go y so­lo le con­té a mi hi­jo so­bre es­ta nue­va in­te­gran­te de la fa­mi­lia. La fui a bus­car al ae­ro­puer­to y al lle­gar a la ca­sa mi ma­ri­do se ena­mo­ró de in­me­dia­to. Va­len­ti­na se acos­tum­bró rá­pi­do a nues­tra vi­da. Apren­dió a con­tro­lar es­fín­ter mi­ran­do a nues­tros otros pe­rros, pe­ro a ve­ces le po­ne­mos pa­ña­les pa­ra sa­lir a pa­sear. Es muy ca­ri­ño­sa, es un amor”, di­ce Voss.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.