La fal­sa his­to­ria de re­sis­ten­cia en los ar­cos del Mun­dial 78

La re­vis­ta Un Ca­ño des­min­tió el re­la­to que con­tó The Guar­dian: que un can­che­ro ha­bría pin­ta­do de ne­gro los pos­tes en re­cha­zo a los mi­li­ta­res.

La Hora - - Deportes - Cristian Gon­zá­lez F.

“Me to­có cre­cer vien­do a mi al­re­de­dor pa­ra­noia y do­lor”, can­ta An­drés Ca­la­ma­ro en su com­po­si­ción Crí­me­nes Per­fec­tos, tras alu­dir en ese mis­mo pa­sa­je al Mun­dial 78. En efec­to, di­cha Co­pa del Mun­do es­tu­vo te­ñi­da por la in­ter­ven­ción de la dic­ta­du­ra ar­gen­ti­na, y no son po­cos los que di­cen que el tor­neo sir­vió pa­ra ocul­tar las vio­la­cio­nes a los de­re­chos hu­ma­nos.

Pe­ro va­rias de las his­to­rias que ahí se te­jie­ron tie­nen po­co asi­de­ro. La úl­ti­ma ocu­rrió ha­ce un par de se­ma­nas. El pe­rio­dis­ta es­co­cés Da­vid Fo­rrest pu­bli­có un ex­ten­so reportaje en el pres­ti­gio­so dia­rio in­glés The Guar­dian so­bre una su­pues­ta re­ve­la­ción: que un ex can­che­ro del Es­ta­dio Mo­nu­men­tal ha­bría pin­ta­do los pos­tes de los ar­cos de co­lor ne­gro, en se­ñal de re­pu­dio a los mi­li­ta­res que os­ten­ta­ban el po­der.

El per­so­na­je que guía el re­la­to es un tal Eze­quiel Va­len­ti­ni, con quien Fo­rrest se ha­bría en­con­tra­do ca­sual­men­te en una pa­rri­lla­da en Bue­nos Ai­res. El pe­rio­dis­ta con­tó lo que le di­jo Va­len­ti­ni, mo­zo de aquel res­to­rán y el ex re­fe­ri­do can­che­ro del es­ta­dio de Ri­ver: “Dis­cu­ti­mos po­ner un men­sa­je en el cés­ped, o pin­tar­lo en los car­te­les pu­bli­ci­ta­rios, al­go que las cá­ma­ras de TV pu­die­ran ver, pe­ro ex­pre­sar­se ba­jo al­gu­na de esas for­mas con­tra la Jun­ta Mi­li­tar era co­me­ter un sui­ci­dio”, es la de­cla­ra­ción de Va­len­ti­ni en el ar­tícu­lo.

Sin em­bar­go, el pe­rio­dis­ta Ale­jan­dro Wall, de la re­vis­ta ar­gen­ti­na de de­por­tes y cul­tu­ra Un Ca­ño, echó por tie­rra la his­to­ria, que se ha­bía di­se­mi­na­do co­mo re­gue­ro de pól­vo­ra por to­dos los por­ta­les del mun­do. Ci­tó a va­rios de sus co­le­gas que de­mos­tra­ron, con fo­tos y re­cor­tes de pren­sa, que los pa­los se pin­ta­ban mu­cho an­tes del Mun­dial. “Pu­do ha­ber si­do un in­ven­to ar­gen­tino, pe­ro no una for­ma de re­sis­ten­cia”, es­cri­bió Wall.

Pe­ro la sor­pre­sa ma­yor fue cuan­do Wall lla­mó a la pa­rri­lla­da en cues­tión, tra­tan­do de ubi­car a Va­len­ti­ni. “La res­pues­ta fue la mis­ma y la re­pe­tían con fas­ti­dio: no tra­ba­ja ni tra­ba­jó al­guien lla­ma­do Eze­quiel Va­len­ti­ni en esa pa­rri­lla”, ci­ta Wall. En Ri­ver ocu­rrió lo mis­mo: en pri­me­ra ins­tan­cia, na­die iden­ti­fi­có a al­guien con ese ape­lli­do. Más tar­de, ma­ti­za­ron la res­pues­ta: “Pa­re­ce que hu­bo un Va­len­ti­ni que tra­ba­jó en el club, pe­ro no sa­be­mos si du­ran­te el Mun­dial”. ¿Qué pa­só con Va­len­ti­ni? ¿In­ven­tó la his­to­ria y des­apa­re­ció del ma­pa? ¿Exis­tió? ¿O fue un mo­zo cual­quie­ra con una ima­gi­na­ción muy do­ta­da?

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.