VE­CI­NOS DE CA­LLE BAN­DE­RA ES­TÁN DI­VI­DI­DOS POR PA­SEO PEA­TO­NAL

A fi­nes de es­te año la ca­lle se­rá ex­clu­si­va pa­ra la cir­cu­la­ción de per­so­nas du­ran­te el día, en­tre Mo­ne­da y Com­pa­ñía.

La Hora - - Portada - Na­ta­lia Heus­ser H.

Mu­ni­ci­pa­li­dad de Santiago anun­ció la trans­for­ma­ción de la cén­tri­ca vía pa­ra de­jar­la sin trán­si­to vehi­cu­lar a par­tir de fin de año, des­de Mo­ne­da has­ta Com­pa­ñía.

En la dé­ca­da de los se­ten­ta sur­gió el fa­mo­so Pa­seo Ahu­ma­da, con la idea de re­cu­pe­rar el cen­tro de Santiago y ge­ne­rar un trán­si­to más flui­do de per­so­nas. Años más tar­de se creó el Pa­seo Huér­fa­nos y en 1999 la ca­lle “del Es­ta­do” pa­só a ser Pa­seo Es­ta­do.

Aho­ra la ca­lle Ban­de­ra ten­drá es­te mis­mo des­tino: a par­tir de fin de año se­rá pea­to­nal en­tre Mo­ne­da y Com­pa­ñía du­ran­te el día, pues en la no­che se­gui­rá des­ti­na­da a la cir­cu­la­ción de vehícu­los.

Des­de me­dia­dos del 2013 que es­ta vía, en pleno co­ra­zón de la ca­pi­tal, se en­cuen­tra ce­rra­da por los tra­ba­jos de cons­truc­ción de la fu­tu­ra Lí­nea 3 de Me­tro, los que fi­na­li­za­rán el se­gun­do se­mes­tre del 2018.

“En un año y me­dio más, Ban­de­ra se­rá en­tre­ga­da por Me­tro nue­va­men­te a la ciu­dad. En ese en­ten­di­do el Mu­ni­ci­pio tie­ne la fa­cul­tad, du­ran­te el tiem­po que du­ran las obras, de en­tre­gar esas tres cua­dras al pea­tón, pro­ban­do dis­tin­tas me­di­das y mi­dien­do sus efec­tos de uso”, se­ña­la a La Ho­ra Cé­sar Rodríguez, di­rec­tor de la Se­cre­ta­ría Co­mu­nal de Pla­ni­fi­ca­ción de la Mu­ni­ci­pa­li­dad de Santiago.

Se­gún ex­pli­ca Rodríguez, se bus­ca prio­ri­zar los tras­la­dos “ca­mi­nan­do, en bi­ci­cle­ta y trans­por­te pú­bli­co. Ac­tual­men­te Ban­de­ra se ha trans­for­ma­do en una ca­lle que es usa­da co­mo es­ta­cio­na­mien­to, por eso cree­mos que es im­por­tan­te re­cu­pe­rar es­ta ca­lle pa­ra las per­so­nas”, di­ce.

Pe­ro aque­llos que tra­ba­jan en es­ta vía es­tán di­vi­di­dos fren­te a es­ta me­di­da. Al pa­re­cer, en la ve­re­da po­nien­te son más op­ti­mis­tas que en la orien­te.

Des­de 1918 que el quios­co de Ro­sa Cár­de­nas es­tá ubi­ca­do en Mo­ne­da con Ban­de­ra. Pri­me­ro fue de su abue­la, lue­go pa­só a su ma­dre y en los ochen­ta llegó a sus ma­nos. “Es­pe­ro que es­ta me­di­da sea pa­ra bien, que lle­gue más gen­te con po­der ad­qui­si­ti­vo. Quie­ro ser op­ti­mis­ta de que es­to se­rá pa­ra me­jor”, in­di­ca.

Lo mis­mo creen den­tro de la ga­le­ría Pa­cí­fi­co, cu­yo flu­jo de gen­te hoy es len­to, pe­ro se­gu­ro. Ana Ma­ría Ro­mán, quien tie­ne un lo­cal de jue­gos den­tro en el pa­sa­je, va­ti­ci­na que su­birán las ven­tas por­que ha­brá más per­so­nas en el lu­gar.

En la mis­ma lí­nea, Er­nes­to Be­tan­court, de Jar­dín Pom­pa­dour, in­di­ca que el cam­bio se­rá fa­vo­ra­ble pa­ra el co­mer­cio cer­cano por­que “au­men­ta­ría la vi­si­ta de tu­ris­tas y de po­si­bles clien­tes”.

En la cal­za­da orien­te hay un lo­cal de co­pia de llaves aten­di­do por Gua­da­lu­pe Cien­fue­gos. Es­ta mu­jer di­ce que, pe­se a que ya se acos­tum­bró a que la ca­lle Ban­de­ra es­té ce­rra­da y sea pea­to­nal aho­ra que se ha­cen los arre­glos de Me­tro, te­me por cier­tos as­pec­tos de se­gu­ri­dad. “Es­te sec­tor es os­cu­ro y arrin­co­na­do (...) Yo creo que lo úni­co es que au­men­ta­rán los in­di­gen­tes”, afir­ma.

Por su par­te Lean­dro, de un quios­co, opi­na que con los au­tos y las mi­cros hay más pú­bli­co. “Se ba­ja har­ta gen­te a com­prar y no creo que pa­se lo mis­mo con los pea­to­nes”. Igual creen­cia tie­ne Cris­ti­na Are­llano. “Es una ma­la no­ti­cia. Aquí se­rá ma­lo pa­ra el ne­go­cio por­que los au­tos de­jan har­to di­ne­ro. Es bueno com­ple­men­tar vehícu­los con pea­to­nes y no de­jar so­lo pea­to­nes”, ase­gu­ra.

Iván Po­du­je, ar­qui­tec­to y es­pe­cia­lis­ta en ur­ba­nis­mo, en­cuen­tra in­tere­san­te es­ta ini­cia­ti­va, pe­ro di­ce que hay que eva­luar por dón­de cir­cu­la­rán las mi­cros que has­ta an­tes de los tra­ba­jos del Me­tro pa­sa­ban por ahí.

“Los pa­seos fun­cio­nan muy bien des­de to­do pun­to de vis­ta. Si con el cie­rre de la ca­lle pro­duc­to de la cons­truc­ción de la Lí­nea 3 del Me­tro no hu­bo ma­yo­res pro­ble­mas, quizá se­ría fac­ti­ble pen­sar­lo, pe­ro ha­bría que eva­luar­lo con un po­co más de tiem­po”, di­ce.

“Los pa­seos fun­cio­nan muy bien des­de to­do pun­to de vis­ta”.

Iván Po­du­je, ar­qui­tec­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.