Her­mano de Be­ne­dic­to XVI es­tá im­pli­ca­do en ca­so de abu­sos de ni­ños

En­tre­gan in­for­me ju­di­cial so­bre mal­tra­tos con­tra in­te­gran­tes del co­ro in­fan­til de la ca­te­dral de Ra­tis­bo­na.

La Hora - - Portada - Clau­dia Mal­do­na­do C.

Georg Rat­zin­ger di­ri­gió du­ran­te 30 años el co­ro in­fan­til de la ca­te­dral de Ra­tis­bo­na, en Ale­ma­nia, don­de más de 500 me­no­res su­frie­ron vio­len­cia fí­si­ca y se­xual, se­gún un in­for­me ju­di­cial co­no­ci­do ayer.

Cien­tos de ni­ños, des­de prees­co­la­res has­ta se­cun­da­rios, fue­ron víc­ti­mas de vio­len­cia y de abu­sos se­xua­les por par­te de profesores y sa­cer­do­tes en la ciu­dad de Ra­tis­bo­na, en Ba­vie­ra, al sur de Ale­ma­nia. Así que­dó es­ta­ble­ci­do en un in­for­me da­do a co­no­cer ayer por el abo­ga­do Ul­rich We­ber, quien in­ves­ti­gó las de­nun­cias du­ran­te sie­te años.

Los abu­sos fue­ron co­me­ti­dos con­tra los in­te­gran­tes del co­ro in­fan­til de los “go­rrio­nes de la ca­te­dral de Ra­tis­bo­na” y del co­le­gio anexo, du­ran­te 1953 y 1992.

We­ber se­ña­la co­mo uno de los res­pon­sa­bles al re­ve­ren­do Georg Rat­zin­ger, her­mano ma­yor del pa­pa emé­ri­to Be­ne­dic­to XVI. Rat­zin­ger (93) fue el di­rec­tor del co­ro du­ran­te 30 años, des­de 1964 a 1994, y se­gún el in­for­me es cul­pa­ble “en es­pe­cial por apar­tar la mi­ra­da o por no in­ter­ve­nir”.

Cuan­do sa­lie­ron a la luz pú­bli­ca los pri­me­ros in­di­cios del escándalo, en 2010, el her­mano de quien fue­ra je­fe de la igle­sia Ca­tó­li­ca en­tre 2005 y 2013 ca­li­fi­có esas in­for­ma­cio­nes de “lo­cu­ra”.

Lue­go Rat­zin­ger re­co­no­ció que abo­fe­tea­ba o ti­ra­ba de las ore­jas a los alum­nos. Di­jo que te­nía co­no­ci­mien­to de las de­nun­cias de abu­sos fí­si­cos y no hi­zo na­da al respecto, pe­ro que des­co­no­cía que hu­bie­ra abu­sos se­xua­les.

Se­gún We­ber, al me­nos 547 va­ro­nes fue­ron víc­ti­mas de vio­len­cia fí­si­ca, psí­qui­ca, so­cial y se­xual, co­me­ti­dos por 49 per­so­nas, de las cua­les nue­ve per­pe­tra­ron las agre­sio­nes se­xua­les.

Dos re­li­gio­sos ya fa­lle­ci­dos fue­ron con­si­de­ra­dos los prin­ci­pa­les res­pon­sa­bles. El peor era Johan Meier, di­rec­tor del co­le­gio en­tre 1953 y 1992. El com­po­si­tor ale­mán Franz Wit­ten­brink con­tó a la pren­sa que Meier “se lle­va­ba en la no­che a dos o tres ni­ños de 8 y 9 años a su ha­bi­ta­ción, les ofre­cía vino y los cas­ti­ga­ba fí­si­ca­men­te”. “Eran sá­di­cas pu­ni­cio­nes vin­cu­la­das al pla­cer se­xual”, di­jo Wit­ten­brink.

A pe­sar de la gra­ve­dad de los he­chos, na­die irá pre­so pues, se­gún ex­pli­có el abo­ga­do, los de­li­tos han pres­cri­to y no pue­den ser juz­ga­dos por los tri­bu­na­les.

“Las víc­ti­mas se re­fie­ren a esos años co­mo la peor épo­ca de su vi­da, ca­rac­te­ri­za­da por el mie­do, la vio­len­cia y el des­am­pa­ro”.

Ul­rich We­ber, au­tor del in­for­me.

Georg Rat­zin­ger (de ne­gro) jun­to al co­ro, du­ran­te una vi­si­ta a su her­mano Jo­seph, Be­ne­dic­to XVI, en el Va­ti­cano.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.