Vi­rus del si­da es­tá desa­rro­llan­do re­sis­ten­cia a los fár­ma­cos, ad­vir­tió la Or­ga­ni­za­ción Mun­dial de la Sa­lud

Lo po­si­ti­vo es que ha caí­do el nú­me­ro de muer­tes pro­vo­ca­das por es­ta en­fer­me­dad.

La Hora - - Portada - Clau­dia Maldonado C.

El pro­gra­ma de Na­cio­nes Uni­das pa­ra la lu­cha con­tra el si­da (Onu­si­da) en­tre­gó ayer una in­for­ma­ción alen­ta­do­ra: la ta­sa de mor­ta­li­dad por VIH/si­da es ca­da vez me­nor y la ci­fra de pa­cien­tes en tra­ta­mien­to va en cons­tan­te au­men­to.

Du­ran­te 2016 mu­rió un mi­llón de per­so­nas por es­ta causa, la mi­tad de los fa­lle­ci­mien­tos ocu­rri­dos en 2005, año en que se re­gis­tró el peak de de­ce­sos por la en­fer­me­dad (1,9 mi­llo­nes).

Onu­si­da re­la­cio­na es­ta im­por­tan­te re­duc­ción con el ma­yor ac­ce­so de los por­ta­do­res del VIH a los tra­ta­mien­tos an­ti­rre­tro­vi­ra­les. Se­gún in­for­mó el di­rec­tor eje­cu­ti­vo, Mi­chel Si­di­bé, al­re­de­dor de 36,7 mi­llo­nes de per­so­nas en el mun­do es­tán in­fec­ta­das con el vi­rus de in­mu­no­de­fi­cien­cia hu­ma­na (VIH), pe­ro 53% -19,5 mi­llo­nes­re­ci­ben la te­ra­pia an­ti­rre­tro­vi­ral pa­ra su­pri­mir el vi­rus y man­te­ner la en­fer­me­dad ba­jo con­trol.

Sin em­bar­go, un es­tu­dio de la Or­ga­ni­za­ción Mun­dial de la Sa­lud (OMS), di­fun­di­do ayer, hi­zo mo­de­rar el op­ti­mis­mo res­pec­to del efec­to de los tra­ta­mien­tos con­tra el VIH/si­da. Las con­clu­sio­nes de la in­ves­ti­ga­ción rea­li­za­da en on­ce paí­ses de Áfri­ca, Asia y Amé­ri­ca La­ti­na (Chi­le no es­tá in­clui­do), arro­jó que más del 10% de los pa­cien­tes con VIH que ini­cian te­ra­pia an­ti­rre­tro­vi­ral tenía ce­pas re­sis­ten­tes a los fár­ma­cos más usa­dos.

VI­RUS MUTANTE

La re­sis­ten­cia se desa­rro­lla cuan­do un pa­cien­te no se ajus­ta al plan te­ra­péu­ti­co in­di­ca­do, en ge­ne­ral por­que no tie­ne ac­ce­so cons­tan­te a la te­ra­pia y aten­ción ade­cua­das. Los pa­cien­tes con re­sis­ten­cia a los fár­ma­cos del VIH em­pie­zan a ver que su tra- ta­mien­to fra­ca­sa, ya que suben los ni­ve­les del vi­rus en san­gre. Ese vi­rus re­sis­ten­te, a causa de mu­ta­cio­nes que su­fre, pue­de ser trans­mi­ti­do a otras per­so­nas.

En esos ca­sos, el ni­vel de VIH en la san­gre se multiplica, a me­nos que se pa­se a un tra­ta­mien­to más com­ple­jo, que a la vez sue­le ser mu­cho más cos­to­so y que en al­gu­nos paí­ses es es­ca­so.

“Es­ta si­tua­ción ame­na­za los pro­gre­sos glo­ba­les en el tra­ta­mien­to y pre­ven­ción de la in­fec­ción de VIH si no se to­man ac­cio­nes rá­pi­das y efec­ti­vas”, se­ña­ló el di­rec­tor del de­par­ta­men­to de VIH y pro­gra­ma de he­pa­ti­tis glo­bal de la OMS, Gott­fried Hirns­chall.

Jun­to a él, la ex­per­ta de la Uni­dad de Tra­ta­mien­to y Aten­ción de VIH de la OMS, Sil­via Ber­tag­no­lio, ex­pli­có que el pro­ble­ma de la re­sis­ten­cia a los tra­ta­mien­tos pue­de fá­cil­men­te lle­var a más in­fec­cio­nes y muer­tes por si­da.

“En Amé­ri­ca La­ti­na te­ne­mos re­sis­ten­cia pa­ra hablar de edu­ca­ción se­xual y esa es real­men­te la clave pa­ra co­men­zar a re­du­cir las nue­vas in­fec­cio­nes de ma­ne­ra im­por­tan­te”

Cé­sar Nú­ñez, di­rec­tor Onu­si­da pa­ra A. La­ti­na.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.