A Car­men­ci­ta la fe­li­ci­dad le du­ró po­co tiem­po

La Hora - - País -

La se­pul­tu­ra de la Car­men­ci­ta, que se en­cuen­tra en el Ce­men­te­rio Ge­ne­ral de San­tia­go, lu­ce lle­na de pla­cas de agra­de­ci­mien­to. Son tan­tas que hay unas so­bre otras. Ade­más po­see pe­lu­ches por­que mu­chos creen que fue una ni­ña ase­si­na­da. Lo cier­to es que Car­men Ca­ñas fue una mu­jer su­re­ña que via­jó a San­tia­go pa­ra bus­car nue­vas opor­tu­ni­da­des. Pe­ro el es­ce­na­rio fue des­fa­vo­ra­ble, y co­men­zó a ser pros­ti­tu­ta. Lue­go se enamo­ró de un hom­bre lla­ma­do Ju­lio y de­jó de re­ci­bir di­ne­ro por su cuer­po. El pro­ble­ma es que la fe­li­ci­dad le du­ró po­co, pues se en­fer­mó y mu­rió con ape­nas 37 años. Se cree que la de­vo­ción a su ima­gen em­pe­zó en la dé­ca­da del se­ten­ta.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.