Lle­ga a Chi­le el me­jor bai­la­rín del mun­do

El ale­mán Frie­de­mann Vo­gel pro­ta­go­ni­za en el Tea­tro Mu­ni­ci­pal de San­tia­go un mon­ta­je ins­pi­ra­do en el Bo­le­ro de Ra­vel.

La Hora - - Portada - Ma­riet­ta San­ti

La pren­sa es­pe­cia­li­za­da en dan­za del mun­do ha re­cu rri­do a una ba­te­ría de elo­gios pa­ra re­fe­rir­se a Frie­de­mann Vo­gel, fi­gu­ra de la dan­za ale­ma­na que hoy ate­rri­zó en Chi­le pa­ra de­bu­tar ma­ña­na en el fa­mo­so

Bo­le­ro, de Mau­ri­ce Bé­jart, ins­pi­ra­do en la cé­le­bre pie­za mu­si­cal de Mau­ri­ce Ra­vel y que es par­te del Cuar­to Fes­ti­val de Co­reó­gra­fos del Mu­ni­ci­pal de San­tia­go.

“Her­mo­so”, “atrac­ti­vo”, “se ele­va como un pá­ja­ro”, “de ex­qui­si­ta téc­ni­ca e in­ter­pre­ta­ción”, son al­gu­nas de las fra­ses que más abun­dan cuan­do se tra­ta de Vo­gel.

Pri­me­ra fi­gu­ra del ba­llet de Stutt­gart, y a pun­to de cum­plir 38 años, Frie­der­mann lu­ce en su cu­rrícu­lo una lista de pre­mios. En­tre ellos se cuentan Me­da­lla de Oro del Prix de Lu­xem­bourg (1997), Me­da­lla de Oro del Eu­ro­city Com­pe­ti­tion en Ita­lia (1997), Bron­ze del USA In­ter­na­tio­nal Ba­llet Com­pe­ti­tion (1998) y el Pre­mio Erik Bruhn (2002) otor­ga­do a los bai­la­ri­nes por te­ner “ca­pa­ci­dad téc­ni­ca, lo­gro ar­tís­ti­co y de­di­ca­ción”.

En 2015 re­ci­bió el tí­tu­lo na­cio­nal Kam­mer­tän­zer, el más al­to ho­nor que en Ale­ma­nia se le otor­ga a un bai­la­rín. Y, al año si­guien­te, fue ga­lar­do­na­do por la re­vis­ta ita­lia­na Ba­llet2000 con el “Prix Ma­ya” como “bai­la­rín ex­cep­cio­nal”, jun­to a Au­ré­lie Du­pont y Dia­na Vish­ne­va.

De fí­si­co pri­vi­le­gia­do y gran ta­len­to téc­ni­co e in­ter­pre­ta­ti­vo, Vo­gel sue­le via­jar por el mun­do como in­vi­ta­do de las prin­ci­pa­les com­pa­ñías de ba­llet in­ter­na­cio­na­les, in­clu­yen­do La Sca­la de Mi­lán y el Ba­llet de Bols­hoi en Mos­cú.

A pun­to de su­bir­se al avión ca­mino a Chi­le, y lue­go de in­ter­pre­tar Romeo y Ju­lie­ta en Stutt­gart el fin de se­ma­na, res­pon­de las pre­gun­tas de La Ho­ra. Lo pri­me­ro que ha­ce es re­fe­rir­se so­bre lo es­te­lar de su ca­rre­ra. “He te­ni­do la suer­te de apren­der y tra­ba­jar con al­gu­nos de los me­jo­res bai­la­ri­nes y en­tre­na­do­res, y he te­ni­do mu­chas oportunidades ma­ra­vi­llo­sas. Pe­ro pa­ra mí, lo que más im­por­ta es tra­ba­jar du­ro pa­ra man­te­ner­me en for­ma, y siem­pre dar lo me­jor de mí en ca­da es­pec­tácu­lo”, di­ce.

So­bre lo exi­gen­te que es ser pri­me­ra fi­gu­ra, Vo­gel es cla­ro: “Lo más di­fí­cil es te­ner que ser

fuer­te y siem­pre es­tar en for­ma fí­si­ca su­pe­rior pa­ra rea­li­zar un rol, cuan­do como ar­tis­ta a me­nu­do me sien­to sen­si­ble y frá­gil. Pe­ro hay una cier­ta ma­gia en el es­ce­na­rio que siem­pre me em­pu­ja a otro ni­vel”.

-¿Pre­fie­res un ba­llet abs­trac­to, como Bo­le­ro, o uno dra­má­ti­co con per­so­na­jes?

-Dis­fru­to am­bos. Por su­pues­to que es muy sa­tis­fac­to­rio bai­lar un ba­llet dra­má­ti­co, pe­ro en úl­ti­ma ins­tan­cia tra­ba­jo el mo­vi­mien­to, así es que in­clu­so si se tra­ta de un tra­ba­jo abs­trac­to se tra­ta de usar el mo­vi­mien­to pa­ra trans­mi­tir emo­cio­nes. Lo que es to­tal­men­te po­si­ble.

-Via­jas mu­cho por el mun­do con tu dan­za. ¿Cuál es tu mo­ti­va­ción?

-La dan­za es una for­ma uni­ver­sal de co­mu­ni­ca­ción, sin barreras lin­güís­ti­cas. He apren­di­do mu­cho de ac­tuar en to­do el mun­do, y dis­fru­to de co­no­cer gen­te nue­va y des­cu­brir otras cul­tu­ras. Ha en­ri­que­ci­do mi vi­da y mi tra­ba­jo como ar­tis­ta. -¿Có­mo es tu acer­ca­mien­to

a Bo­le­ro?

-Es un pro­ce­so muy lar­go de pre­pa­ra­ción, tan­to men­tal como fí­si­co. No hay na­da como él. Co­mien­za como un desafío y ter­mi­na como un pa­seo sal­va­je.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.