CHILENOS NOS CREE­MOS IN­MU­NES A NOTICIAS FAL­SAS DE IN­TER­NET

Se­gún es­tu­dio de UC y Me­dia In­te­rac­ti­ve, la ma­yo­ría ase­gu­ra que no vi­ra­li­za in­for­ma­cio­nes cuan­do iden­ti­fi­ca que son men­ti­ra.

La Hora - - Portada - Ma­ría Eu­ge­nia Du­rán

En tiem­pos de bom­bar­deo in­for­ma­ti­vo cons­tan­te, los hi­per­co­nec­ta­dos chilenos ad­mi­ten que in­ter­net trae apa­re­ja­do el pe­li­gro de es­tar ex­pues­tos a noticias fal­sas, pe­ro creen ser ca­pa­ces de dis­cer­nir en­tre lo que es ver­da­de­ro y lo que no, aun­que sus ac­tua­cio­nes en las re­des so­cia­les no siem­pre lo de­mues­tran.

Se­gún el es­tu­dio “El la­do B de in­ter­net: La ver­dad del com­por­ta­mien­to on­li­ne en una era de men­ti­ras”, ela­bo­ra­do por la Fa­cul­tad de Co­mu­ni­ca­cio­nes de la Uni­ver­si­dad Ca­tó­li­ca y la agencia Me­dia In­te­rac­ti­ve, el 55,1% de los en­tre­vis- ta­dos ase­gu­ró que en una se­ma­na nor­mal ve o es­cu­cha noticias a tra­vés de re­des so­cia­les, mien­tras que ca­da vez me­nos con­fía en los me­dios tra­di­cio­na­les.

What­sApp y Fa­ce­book apa­re­cen como las re­des más usa­das a la ho­ra de in­for­mar­se y un gran por­cen­ta­je (66,7%) cree que los me­dios tra­di­cio­na­les “ge­ne­ral­men­te pre­sen­tan só­lo un la­do de la no­ti­cia”.

“Los chilenos di­cen sa­ber dis­cri­mi­nar la in­for­ma­ción fal­sa, pe­ro al mis­mo tiempo ellos las creen. Y uno ve en el es­tu­dio la al­ta cre­di­bi­li­dad que tie­nen noticias que son abier­ta­men­te fal­sas”, ex­pli­ca el aca­dé­mi­co de la UC, Daniel Hal­pern.

Los au­to­res del es­tu­dio ex­pu­sie­ron a los entrevistados va­rias in­for­ma­cio­nes sin res­pal­do que se vi­ra­li­za­ron en las re­des en los úl­ti­mos me­ses.

Así, por ejem­plo, an­te la afir­ma­ción: “En San­tia­go ope­ra una ban­da de ori­gen co­lom­biano que se­cues­tra me­no­res en pla­zas y sa­li­das de co­le­gios”, el 30,8% la con­si­de­ró al me­nos al­go creí­ble y 17,4% abier­ta­men­te creí­ble.

En otro ejem­plo, an­te la ase­ve­ra­ción: “Gru­pos ma­pu­ches ini­cia­ron ini­cia­ron los me­ga­in­cen­dios que ocu­rrie­ron es­te ve­rano”, el 23,3% la con­si­de­ró al­go creí­ble y 10,5%, creí­ble.

Se­gún Hal­pern, “aun­que los entrevistados di­je­ron po­der re­co­no­cer las noticias fal­sas, al­go más de un cuar­to (28%) las com­par­te”, aun­que afir­man que no lo ha­ce si se dan cuen­ta.

Y res­pec­to a qué in­flu­ye en que la gen­te crea es­tas noticias de du­do­sa pro­ce­den­cia, el aca­dé­mi­co afir­ma que es por­que res­pon­den a su propia vi­sión de mun­do y a una po­si­ble vi­sión cons­pi­ra­ti­va.

“La gen­te que cree que al­guien lo es­tá afec­tan­do o lo van a afec­tar cree mu­cho más. Por ejem­plo, si a al­guien no le gus­tan los ma­pu­ches van a creer que ellos ini­cia­ron los in­cen­dios”, ex­pli­ca.

CRI­SIS DE CON­FIAN­ZA

El es­tu­dio tam­bién mues­tra una muy ba­ja con­fian­za ge­ne­ral. “No nos cree­mos en­tre no­so­tros, sa­be­mos que men­ti­mos”, di­ce Hal­pern.

Pa­ra Alan Grin­gas, ge­ren­te ge­ne­ral de la agencia di­gi­tal Me­dia In­te­rac­ti­ve, los re­sul­ta­dos del es­tu­dio re­fle­jan la cri­sis de con­fian­za de la so­cie­dad actual.

“Es­to se ve re­fle­ja­do en las re­des so­cia­les”, di­ce Grin­gas, ex­pli­can­do que mu­chos, sin ve­ri­fi­car in­for­ma­cio­nes du­do­sas “se ha­cen par­te de es­te pro­ce­so de vi­ra­li­za­ción de noticias fal­sas”.

Y es­to, a su jui­cio, no só­lo pa­sa en la re­la­ción en­tre per­so­nas, sino tam­bién en la re­la­ción con las mar­cas y las em­pre­sas.

“Nos lla­mó la aten­ción que to­dos los ru­bros, ca­si de for­ma trans­ver­sal sa­len mal eva­lua­dos. En­tre los peor eva­lua­dos es­tán las far­ma­cias (no­ta 2,9) y los se­gu­ros (3,1)”, di­ce el ex­per­to, quien acon­se­ja a las mar­cas re­do­blar los es­fuer­zos por la trans­pa­ren­cia, y re­for­zar el te­ma de los va­lo­res que hoy pri­man en la so­cie­dad, como el res­pe­to al me­dioam­bien­te.

Al pa­re­cer la des­con­fian­za abun­da en las re­des so­cia­les y mu­chos pien­san que la gen­te mues­tra un mun­do de fantasía a tra­vés de Fa­ce­book, Ins­ta­gram, Twit­ter y What­sApp.

Uno de los ca­pí­tu­los de son­deo lla­ma­do “so­bre qué mien­ten las per­so­nas”, re­ve­ló que un 57,4% de los entrevistados cree que los usua­rios de es­tas pla­ta­for­mas mien­ten so­bre su edad, un 67,9% in­di­ca que po­nen nom­bres fal­sos, un 62,4% que mien­ten so­bre su pe­so, un 57,3% que en­ga­ñan res­pec­to a la si­tua­ción sen­ti­men­tal, y el 66,1% se­ña­la que exa­ge­ran so­bre sus ex­pe­rien­cias de vi­da como via­jes o con­cier­tos.

Se­gún se ex­pli­ca, es­tas dis­tor­sio­nes de la reali­dad en in­ter­net se dan por­que ca­da per­so­na pue­de con­tro­lar gran par­te de la in­for­ma­ción que pre­sen­ta.

El pa­no­ra­ma cam­bia cuan­do se le con­sul­ta a los su­je­tos en cues­tión so­bre sus pro­pios mo­vi­mien­tos en la web. Un 60,7% res­pon­dió que nun­ca ha fil­tra­do una foto su­ya con una le­ve me­jo­ra, 89% ja­más ha pu­bli­ca­do una foto an­ti­gua ha­cién­do­le creer a otros que son más ac­tua­les y 85,1% nun­ca se ha hecho un per­fil fal­so.

Así como no hay con­fian­za en las per­so­nas, tam­po­co lo hay en las em­pre­sas. Po­nien­do como pre­mi­sa los re­cla­mos y de­nun­cias que los entrevistados han vis­to en in­ter­net, y eva­luan­do con no­ta de 1 a 7, ca­li­fi­ca­ron a los pres­ta­do­res de ser­vi­cios de sa­lud con un 3,4, trans­por­tes con un 3,3, las tien­das on­li­ne con un 4,6 y los locales de co­mi­da con un 4,7.

Al momento de op­tar por pro­duc­tos un 85,4% con­fía en las re­co­men­da­cio­nes que le en­tre­gue al­guien cer­cano y un 76% en los co­men­ta­rios po­si­ti­vos de in­ter­net.

Pa­ra los au­to­res del es­tu­dio, hoy las ex­pe­rien­cias de otros y sus co­men­ta­rios in­flu­yen mu­cho más que otros as­pec­tos, como la pro­mo­ción de un ex­per­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.