Re­cha­zo in­ter­na­cio­nal a Cons­ti­tu­yen­te ame­na­za con ais­lar a Venezuela

Una se­rie de paí­ses, in­clui­do Chi­le, des­co­no­cen la le­gi­ti­mi­dad de la nue­va Asam­blea Cons­ti­tu­yen­te.

La Hora - - Portada - Clau­dia Mal­do­na­do C.

Una nue­va eta­pa co­men­zó ayer en Venezuela, lue­go del ac­to elec­to­ral rea­li­za­do el do­min­go pa­ra asig­nar a los asam­bleís­tas que de­ben re­dac­tar una nue­va Cons­ti­tu­ción. La cri­sis po­lí­ti­ca y eco­nó­mi­ca que vi­ve el país pe­tro­le­ro se pro­fun­di­za, las po­si­cio­nes se ra­di­ca­li­zan aún más y la co­mu­ni­dad in­ter­na­cio­nal em­pie­za a de­jar so­lo al go­bierno del Pre­si­den­te Ni­co­lás Ma­du­ro.

Venezuela “ama­ne­ce más di­vi­di­da y ais­la­da del mundo”, sen­ten­ció ayer Ju­lio Bor­ges (foto), pre­si­den­te del Par­la­men­to de mayoría opo­si­to­ra.

Una se­rie de paí­ses de Amé­ri­ca y Eu­ro­pa, en­tre ellos Chi­le, Co­lom­bia, Ar­gen­ti­na, Pe­rú, Pa­na­má, Mé­xi­co, EE.UU. y Gran Bre­ta­ña ma­ni­fes­ta­ron su desacuer­do con la elec­ción de la Asam­blea Cons­ti­tu­yen­te, con ca­li­fi­ca­ti­vos co­mo “ile­gí­ti­ma”, “frau­du­len­ta” y “au­to­ri­ta­ria”, en­tre otros.

Aun­que es­te re­cha­zo in­ter­na­cio­nal no tie­ne un efec­to prác­ti­co in­me­dia­to, po­dría lle­var en un fu­tu­ro cer­cano a la rup­tu­ra de re­la­cio­nes, lo que afec­ta­ría el co­mer­cio en­tre los paí­ses, con efec­tos que pue­den ser dra­má­ti­cos pa­ra los ve­ne­zo­la­nos, quie­nes su­fren una pro­fun­da re­ce­sión des­de ha­ce cua­tro años.

El go­bierno de Ma­du­ro ha me­nos­pre­cia­do la opi­nión de los go­bier­nos que lo cri­ti­can, di­cien­do que se tra­ta de una nue­va in­je­ren­cia de la “de­re­cha im­pe­ria­lis­ta” en la po­lí­ti­ca lo­cal. Sin em­bar­go, la eco­no­mía del país de­pen­de de otros paí­ses: el 70% de lo que con­su­men los ve­ne­zo­la­nos lle­ga des­de el ex­te­rior, el Es­ta­do tie­ne im­por­tan­te ac­ti­vos en el ex­tran­je­ro y el 95% de sus in­gre­sos son de la ven­ta de pe­tró­leo.

En­tre los com­pra­do­res del cru­do ve­ne­zo­lano Es­ta­dos Uni­dos es el prin­ci­pal clien­te, con im­por­ta­cio­nes de 800 mil ba­rri­les dia­rios so­bre una pro­duc­ción de 1,9 mi­llo­nes.

Con to­do, Ma­du­ro no ba­ja el tono de sus de­cla­ra­cio­nes so­bre el go­bierno estadounidense: “Un vo­ce­ro del em­pe­ra­dor Do­nald Trump di­jo que no re­co­no­cen la Cons­ti­tu­yen­te (...). ¿Qué ca­ra­jo nos im­por­ta a no­so­tros lo que di­ga Trump? Nos im­por­ta lo que di­ce el pue­blo de Venezuela”.

LA CONS­TI­TU­YEN­TE

La to­ta­li­dad de los 545 asam­bleís­tas ele­gi­dos el do­min­go es fa­vo­ra­ble al go­bierno, de­bi­do a que la opo­si­to­ra coa­li­ción Me­sa de la Uni­dad De­mo­crá­ti­ca (MUD) no pre­sen­tó can­di­da­tos, ar­gu­men­tan­do que el pro­ce­so era ile­gí­ti­mo.

La nue­va Asam­blea de­be co­men­zar a se­sio­nar ma­ña­na, en la se­de del Par­la­men­to, con­tro­la­do pro la opo­si­ción, lo que ha­ce pre­ver si­tua­cio­nes de al­ta ten­sión en la cri­sis que, los úl­ti­mos cua­tro me­ses, ha de­ja­do 119 muer­tos, cien­tos de he­ri­dos y cer­ca de 5.000 de­te­ni­dos.

“Ya los paí­ses que di­je­ron que es­to es frau­du­len­to no van a in­ver­tir en el país (...) Venezuela se es­tá con­vir­tien­do en una is­la co­mo Cu­ba”. Ju­lio Bor­ges, di­ri­gen­te opo­si­tor, pre­si­den­te del Par­la­men­to ve­ne­zo­lano.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.