El de­ba­te de las pen­sio­nes

La Hora - - En 2 Minutos - Ma­nuel Arís

So­bre el sis­te­ma de pen­sio­nes se ha dis­cu­ti­do mu­cho en el úl­ti­mo tiem­po. El te­ma sue­le pre­sen­tar­se frac­cio­na­do en el de­ba­te pú­bli­co: por un la­do, se dis­cu­te a ni­vel po­lí­ti­co, con diag­nós­ti­cos y pro­pues­tas cen­tra­das en el fin de las AFP; por otro, se en­tre­gan ar­gu­men­tos de cor­te téc­ni­co que pro­mue­ven la de­fen­sa del ac­tual sis­te­ma y su pro­fun­di­za­ción. Pa­ra or­de­nar la con­ver­sa­ción, y ha­cer que sea más com­pren­si­ble pa­ra to­dos quie­nes no so­mos ex­per­tos en el te­ma, Es­pa­cio Pú­bli­co ha lan­za­do una Pro­pues­ta de Po­lí­ti­ca Pú­bli­ca que rea­li­za un com­ple­to diag­nós­ti­co de la si­tua­ción, y es­ta­ble­ce al­gu­nos prin­ci­pios pa­ra orien­tar la eva­lua­ción de las pro­pues­tas que es­tán en jue­go. En el diag­nós­ti­co, se es­ta­ble­ce que el ni­vel de las pen­sio­nes ac­tua­les es in­su­fi­cien­te, so­bre to­do pa­ra los gru­pos me­dios -que no cuen­tan con la co­ber­tu­ra del apor­te del pi­lar so­li­da­rioy las mu­je­res, por las ca­rac­te­rís­ti­cas de sus tra­yec­to­rias la­bo­ra­les. En se­gun­do lu­gar, el ac­tual sis­te­ma tie­ne pocos ele­men­tos de un ver­da­de­ro “sis­te­ma de se­gu­ri­dad so­cial”, que ofrez­ca pro­tec­cio­nes y cer­te­zas a los gru­pos más vul­ne­ra­bles. En ter­cer lu­gar, el sis­te­ma ac­tual tie­ne una ba­ja le­gi­ti­mi­dad, lo que vuel­ve in­via­ble en el me­diano pla­zo su man­ten­ción. La ba­ja le­gi­ti­mi­dad es­tá da­da por la sen­sa­ción de en­ga­ño que ex­pe­ri­men­ta la po­bla­ción an­te la pro­me­sa in­cum­pli­da de las pen­sio­nes que su­pues­ta­men­te se en­tre­ga­rían, por su ori­gen en dic­ta­du­ra, por la sen­sa­ción de abu­so que pro­vo­ca un fun­cio­na­mien­to sin con­di­cio­nes de com­pe­ten­cia real, y la sen­sa­ción de ex­pro­pia­ción que sen­ti­mos los co­ti­zan­tes al per­der el con­trol so­bre nues­tros apor­tes al sis­te­ma. Es­tos pro­ble­mas de­ben ser el pun­to de par­ti­da de cual­quier pro­pues­ta so­bre las pen­sio­nes en Chi­le, pues en ellos ra­di­ca la fuen­te de in­sa­tis­fac­ción que es­ta­mos vi­vien­do los chi­le­nos en la ac­tua­li­dad, y las cla­ves pa­ra el di­se­ño de un sis­te­ma que sea só­li­do, se ajus­te a las ex­pec­ta­ti­vas y sea sos­te­ni­ble en el tiem­po.

Director de In­ci­den­cia, Es­pa­cio Pú­bli­co

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.