Frank’s: Co­mo lo has vis­to en te­le­vi­sión

La más nue­va san­gu­che­ría de San­tia­go pro­me­te ser­vir car­nes asa­das y ahu­ma­das al es­ti­lo es­ta­dou­ni­den­se. ¿Va­le la pe­na?

La Hora - - Tiempo Libre - Se­bas­tián Al­bur­quer­que V.

Si al­go tie­ne el tv ca­ble, con sus do­bla­jes ma­los y co­mer­cia­les eter­nos, es la ven­ta­na que ofre­cen a otras reali­da­des. Prin­ci­pal­men­te, reali­da­des que se co­men. En un zapping tí­pi­co uno pue­de en­con­trar al me­nos un grin­go de­vo­ran­do al­go enor­me, fri­to y cho­rrean­te fren­te a la cá­ma­ra, bal­bu­cean­do oh cie­los, es­to es de­li­cio­so en­tre ca­da mor­dis­co. Lle­gan a dar ga­nas de es­tar ahí.

Y una de las po­cas pre­pa­ra­cio­nes que sue­len dar vuel­tas en el cir­cui­to del food porn es­ta­dou­ni­den­se y que no son fá­ci­les de en­con­trar por acá son las car­nes ahu­ma­das de coc­ción len­ta. Y en Frank’s ofre­cen bris­ket y pu­lled pork, clá­si­cos del asa­do grin­go.

Frank’s es­tá en el bou­le­vard del Par­que Arauco, jus­to en la en­tra­da cuan­do uno lle­ga en mi­cro. A pe­sar de es­tar un mall, se pue­de co­mer sin que mo­les­te el in­ce­san­te flu­jo de com­pra­do­res, así que pun­to a fa­vor. Se pi­dió una sán­gu­che Brooklyn, que traía el men­ta­do bris­ket (cor­te pa­re­ci­do al ta­pa­pe­cho, ahu­ma­do y hor­nea­do a fue­go Bou­le­vard Par­que Arauco L363A. len­to por diez ho­ras), con que­so man­te­co­so, sal­sa de que­so azul, to­cino, rú­cu­la y “mer­me­la­da de ce­bo­lla” (que era ce­bo­lla bien ca­ra­me­li­za­da no más), por $7.900. Pa­sa con el bris­ket que qui­zás las ex­pec­ta­ti­vas eran in­sos­te­ni­bles. Por­que es un asa­do... di­fe­ren­te. Dis­pues­to en lá­mi­nas del­ga­das en el pan, tie­ne una tex­tu­ra si­mi­lar a una me­cha­da, pe­ro más se­ca, y con un de­ci­di­do sa­bor ahu­ma­do. Es muy ri­co, pe­ro el ahu­ma­do y ali­ños ta­pan el sa­bor de la car­ne.

Co­mo fue­ra, es­to se tra­ta de sán­gu­ches, y el pan en sí, con la mez­cla de to­dos los sa­bo­res, es­ta­ba muy, pe­ro muy bueno. Lo dul­ce de la ce­bo­lla acom­pa­ña­ba el ahu­ma­do de la car­ne y la sal­sa de que­so azul apor­ta­ba pro­fun­di­dad al asun­to. De to­das ma­ne­ras se ex­tra­ñó al­go picante, pe­ro la bo­te­lli­ta de chi­potle en ca­da me­sa apun­ta­la­ba ese as­pec­to. Qui­zás lo úni­co no tan bien lo­gra­do fue la mez­cla de que­so man­te­co­so con la sal­sa de que­so azul, que com­pe­tían más que acom­pa­ñar­se. A pe­sar de la mi­ni de­cep­ción con el bris­ket, en Frank’s hay buenos sán­gu­ches, y pre­pa­ra­dos con ca­ri­ño. Co­mo sa­li­dos de la te­vé.

Frank’s

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.