“La can­ción de Amé­ri­co es una dig­na su­ce­so­ra”

El can­tan­te tro­pi­cal es­tre­nó ayer Mi paz les doy, el himno que acom­pa­ña­rá la vi­si­ta del Pa­pa Fran­cis­co en enero.

La Hora - - Tiempo Libre - Ig­na­cio Sil­va

Eu­ge­nio Ren­gi­fo re­cuer­da en de­ta­lle la tar­de de oc­tu­bre de 1986 en que re­ci­bió un lla­ma­do des­de la igle­sia ca­tó­li­ca. “Es­tá­ba­mos to­can­do en Ran­ca­gua con Los Hua­sos de Al­ga­rro­bal, por­que era el aniver­sa­rio de la Ba­ta­lla de Ran­ca­gua. Ahí nos di­je­ron que nues­tro te­ma ha­bía ga­na­do el con­cur­so que bus­ca­ba la can­ción ofi­cial pa­ra re­ci­bir al Pa­pa. Lle­ga­mos a sal­tar de la ale­gría”, cuen­ta aho­ra el mú­si­co y com­po­si­tor de Men­sa­je­ro de la vi­da, el himno que al año si­guien­te acom­pa­ñó la vi­si­ta de Juan Pablo II.

Tres dé­ca­das des­pués, es Amé­ri­co el que vi­ve una si­tua­ción si­mi­lar: el can­tan­te fue se­lec­cio­na­do pa­ra can­tar el te­ma ofi­cial del tour que en enero pró­xi­mo ha­rá el Pa­pa Fran­cis­co por Chi­le. “Tam­bién me avi­sa­ron por te­lé­fono. Fue sú­per emo­cio­nan­te, la gen­te de la or­ga­ni­za­ción que me lla­mó pa­ra avi­sar­me me dio un aplau­so y to­do”, co­men­ta el hom­bre de El em­bru­jo, con­tras­tan­do su ex­pe­rien­cia con la de Ren­gi­fo.

La nue­va can­ción lle­va por nom­bre Mi paz les doy y fue es­tre­na­da ayer jun­to a un vi­deo en YouTu­be que ya acu­mu­la cer­ca de 20 mil re­pro­duc­cio­nes. “La hi­ci­mos ape­nas su­pi­mos que ven­dría el Pa­pa, y lue­go tu­vi­mos que pa­sar por el con­cur­so. A nues­tro fa­vor creo que ju­gó el rit­mo, la es­truc­tu­ra, la ener­gía y la ale­gría que tie­ne la can­ción, ade­más del men­sa­je, por­que la le­tra la hi­ci­mos pen­san­do en re­pre­sen­tar de la me­jor ma­ne­ra lo que sig­ni­fi­ca la per­so­na­li­dad del Pa­pa”, ex­pli­ca el mú­si­co. Lue­go agre­ga: “Es­pe­ro que con ella su­ce­da exac­ta­men­te lo mis­mo que con Men­sa­je­ro de la vi­da, que se nos me­ta en la ca­be­za y en el co­ra­zón”.

Pe­ro, ¿qué opi­na de la nue­va can­ción la men­te tras el te­ma de 1987? “Me pa­re­ce que es una dig­na su­ce­so­ra”, bro­mea Ren­gi­fo.

-¿Qué le pa­re­ce que sea Amé­ri­co quien la can­ta?

-Amé­ri­co me en­can­ta. Es una per­so­na jo­ven, una per­so­na muy en­tu­sias­ta. Ade­más, creo que tie­ne mi­les y mi­les de se­gui­do­res, con lo cual hay un al­can­ce mu­cho ma­yor y que apor­ta tam­bién a es­ta vi­si­ta del Pa­pa.

¿Pe­ro le gus­tó la can­ción?

-Me pa­re­ce muy bien. Es una can­ción ale­gre, de es­pe­ran­za, es una can­ción que in­vi­ta a en­tre­gar el al­ma pa­ra re­ci­bir es­te men­sa­je de paz que nos trae el Pa­pa Fran­cis­co, una vi­si­ta muy im­por­tan­te, tra­yen­do un po­co la pa­la­bra del evan­ge­lio cuan­do di­ce mi paz les de­jo, mis paz les doy. En­ton­ces, creo que el himno es­tá cap­tan­do muy bien el es­pí­ri­tu de la vi­si­ta del Pa­pa, don­de se nos lla­ma una vez años han pa­sa­do des­de el es­treno de Men­sa­je­ro de la vi­da. más a en­con­trar­nos en un país que sea oja­lá más uni­do, don­de se re­cu­pe­ren las con­fian­zas, don­de ha­ya paz y ar­mo­nía, y don­de real­men­te po­da­mos cons­truir un pue­blo de her­ma­nos.

-¿Y en cuan­to al rit­mo?

-El rit­mo me pa­re­ce bas­tan­te in­tere­san­te, co­mo es lo tí­pi­co de Amé­ri­co, lo cual le da un signo pa­ra que sea muy vi­bran­te, pa­ra que la gen­te cuan­do can­te la can­ción vi­bre con ella. Es un rit­mo muy fuer­te, muy fir­me. Así que de­bie­ra an­dar bien esa can­ción.

SAL­TAR­SE A LOS GUAR­DIAS

Pe­se a la po­pu­la­ri­dad de Men­sa­je­ro de la vi­da, Ren­gi­fo di­ce que su ges­ta­ción fue ac­ci­den­ta­da. “Ape­nas se su­po que iba a ve­nir el Pa­pa, mi hi­ja me di­jo que por qué no ha­cía una can­ción. Le hi­ce ca­so, pe­ro com­pu­se una que no me gus­tó y que la de­jé ti­ra­da. Tiem­po des­pués hi­ce es­ta”, re­me­mo­ra. La ex­pe­rien­cia de Amé­ri­co, tam­bién co­men­zó pre­ci­pi­ta­da­men­te: “Cuan­do la es­cri­bi­mos ni si­quie­ra sa­bía­mos si iba a lle­gar a ser el himno”, ex­pli­ca el cum­bie­ro.

-¿Có­mo fue cuan­do les di­je­ron que ha­bía que­da­do?

-Fue muy emo­cio­nan­te por­que es al­go que es his­tó­ri­co pa­ra el país, pe­ro tam­bién es his­tó­ri­co en lo per­so­nal. Lo voy a guar­dar siem­pre con­mi­go pa­ra com­par­tir­lo eter­na­men­te con los más cer­ca­nos.

-¿Y sa­bes si vas a te­ner la po­si­bi­li­dad de co­no­cer al Pa­pa?

-Sé que es­tá abier­ta por lo me­nos la po­si­bi­li­dad de can­tar­le al Pa­pa. Bueno, igual voy a ver có­mo es­tá la se­gu­ri­dad y por úl­ti­mo me sal­tó un par de guar­dias, por­que lo voy a sa­lu­dar igual.

Mi paz les doy Men­sa­je­ro de la vi­da”,

“Es­pe­ro que con su­ce­da lo mis­mo que con di­ce Amé­ri­co.

Ren­gi­fo es in­te­gran­te de Los Hua­sos de Al­ga­rro­bal.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.