Ne­wen Lamn­gen: la ca­fe­te­ría ma­pu­che

Sa­bo­res de ver­da­de­ro cam­po se pue­den en­con­trar en es­te lo­cal del Tir­so de Mo­li­na.

La Hora - - Tiempo Libre - Se­bas­tián Al­bur­quer­que

Qué po­co se ve del mun­do ma­pu­che en Fies­tas Pa­trias. Por im­po­si­ción o cos­tum­bre pa­re­ce que el úni­co ima­gi­na­rio dis­po­ni­ble pa­ra el 18 es el del hua­so (me­dio in­ven­ta­do, me­dio real) de la zo­na cen­tral. Na­da de ma­pu­ches, y ni ha­blar de otras et­nias que vi­vían en es­ta tie­rra an­tes de la lle­ga­da de los es­pa­ño­les.

Pe­ro en el mer­ca­do Tir­so de Mo­li­na, en Re­co­le­ta, aho­ra es po­si­ble en­con­trar ejem­plos de la co­ci­na ma­pu­che. Y no ejem­plos de mu­seo, sino que cul­tu­ra gas­tro­nó­mi­ca vi­va. La ca­fe­te­ría Ne­wen Lamn­gen, en el se­gun­do pi­so, don­de es­tán las co­ci­ne­rías, ofre­ce so­pai­pi­llas su­re­ñas, ca­fé de ma­qui y otros ejem­plos de sa­bor ma­pu­che.

Se par­tió con un mous­se de avellanas con ma­sa de pi­ño­nes ($2.000 la por­ción, ge­ne­ro­sa). La tar­ta era en reali­dad al­go pa­re­ci­do a un chee­se­ca­ke frío, con avellanas chi­le­nas mo­li­das y en­te­ras de­co­ran­do to­da la su­per­fi­cie. La ave­lla­na na­cio­nal tie­ne un sa­bor fuer­te, te­rro­so y hú­me­do, por lo que el mous­se, más fres­co y neu­tro, so­por­ta­ba bien el pe­so de la nuez. In­sos­pe­cha­da­men­te ri­co; a pe­sar de te­ner har­ta ave­lla­na no re­sul­ta­ba pe­sa­da.

Tam­bién se pi­dió dos so­pai­pi­llas su­re­ñas (he­chas con le­va­du­ra, sin za­pa­llo), pen­san­do en que se­rían ta­ma­ño es­tán­dar de ca­rri­to san­tia­guino. Error: eran gi­gan­tes. Eran sua­ves pan­ci­tos fri­tos, li­ge­ros a pe­sar de la fri­tan­ga, y ve­nían acom­pa­ña­dos con pe­bre o con mer­me­la­da. Se eli­gió el pe­bre, y lle­gó un po­ci­llo con una pas­ta de ají, con ce­bo­lla y ci­lan­tro. De to­ma­te, na­da. Pe­ro no se echó de me­nos, era bien ju­go­so y car­ga­do al mer­kén, por lo que una cu­cha­ra­da bas­ta­ba pa­ra to­da la so­pai­pi­lla. Muy bien.

To­do es­to se acom­pa­ñó con ca­fé de tri­go. Muy de cam­po.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.