PE­DIA­TRAS PI­DEN IN­CLUIR A NI­ÑOS EN LAVACUNACIÓN POR PA­PI­LO­MA

Mi­nis­te­rio de Sa­lud eva­lúa am­pliar es­te plan, que ac­tual­men­te in­clu­ye só­lo a ni­ñas, ya que ellos tam­bién pue­den pre­sen­tar en­fer­me­da­des por es­te vi­rus de trans­mi­sión se­xual.

La Hora - - En 2 Minutos - Ma­ría Eu­ge­nia Durán

Co­mo un éxi­to to­tal eva­lúa el Mi­nis­te­rio de Sa­lud el pro­gra­ma de va­cu­na­ción de ni­ñas con­tra el vi­rus del pa­pi­lo­ma hu­mano (VPH), ini­cia­do en 2014 y que bus­ca evi­tar en­fer­me­da­des tan gra­ves co­mo el cáncer de cue­llo ute­ri­no. Sin em­bar­go, co­mo una for­ma de ge­ne­rar un círculo vir­tuo­so de in­mu­ni­za­ción, los es­pe­cia­lis­tas re­co­mien­dan va­cu­nar tam­bién a los ni­ños, quie­nes pue­den su­frir de al­gu­nos ti­pos de cáncer por ce­pas del VPH.

El vi­rus, que se trans­mi­te por vía se­xual, pue­de pro­du­cir va­rios ti­pos de cáncer, de los que el de cue­llo ute­ri­no es el más co­no­ci­do y el que cau­sa más muer­tes. El VPH ma­ta a cer­ca de 600 mu­je­res anual­men­te en Chi­le y es el cau­san­te de más del 70% de los ca­sos de cáncer cer­vi­coute­ri­no en el país, ade­más de pro­vo­car otros ti­pos de cáncer, co­mo ano y va­gi­na, así co­mo ve­rru­gas ge­ni­ta­les o con­di­lo­mas.

“El pro­gra­ma lo eva­lua­mos exi­to­sa­men­te. Cuan­do nos com­pa­ra­mos con en el con­tex­to in­ter­na­cio­nal, nues­tras co­ber­tu­ras es­tán en ran­gos muy su­pe­rio­res. Cons­ti­tu­ye ade­más un nue­vo pa­so en equi­dad en Sa­lud, pues an­tes de la me­di­da que im­pul­só la Pre­si­den­ta Mi­che­lle Ba­che­let, la va­cu­na­ción con­tra el vi­rus pa­pi­lo­ma hu­mano es­ta­ba dis­po­ni­ble só­lo pa­ra aque­llas ni­ñas que pu­die­ran cos­tear­la”, ex­pli­có a La Ho­ra la mi­nis­tra de Sa­lud, Car­men Cas­ti­llo.

El doc­tor Hum­ber­to Soriano, pre­si­den­te de la So­cie­dad Chi­le­na de Pe­dia­tría (So­chi­pe), con­si­de­ra la va­cu­na que hoy se apli­ca a las ni­ñas de 4° y 5° bá­si­co co­mo una efec­ti­va he­rra­mien­ta de in­mu­ni­za­ción, en cu­ya im­ple­men­ta­ción tra­ba­ja­ron co­do a co­do con el mi­nis­te­rio. Esa es la mis­ma va­cu­na que po­dría ser ad­mi­nis­tra­da a los ni­ños y que se ven­de hoy en el mer­ca­do.

“El lla­ma­do a los pa­dres es: pro­te­ja a sus hi­jos con­tra el cáncer y va­cú­ne­los, es­ta es una opor­tu­ni­dad que no se pue­de per­der”, en­fa­ti­za Soriano.

EFEC­TO RE­BA­ÑO

“So­chi­pe recomienda que se va­cu­ne tan­to a hom­bres co­mo a mu­je­res, no só­lo por el ‘efec­to re­ba­ño’ (la po­bla­ción in­mu­ni­za­da pro­te­ge a la no in­mu­ni­za­da y así se al­can­za a la ma­yo­ría de la po­bla­ción), sino tam­bién por­que, aun­que los hom­bres no su­fren cáncer cér­vi­coute­ri­no, pue­den su­frir otros cán­ce­res y en­fer­me­da­des”, di­ce Soriano.

Es­ta opi­nión es com­par­ti­da por el doc­tor Cris­tián Pal­ma, uró­lo­go y an­dró­lo­go de la Clí­ni­ca Las Con­des, quien ex­pli­ca que ac­tual­men­te más del 20% de los hom­bres es­tá in­fec­ta­do con al me­nos un ti­po de VPH.

Has­ta aho­ra los hom­bres ha­bían si­do con­si­de­ra­dos só­lo co­mo por­ta­do­res y trans­mi­so­res del vi­rus, aun­que ellos tam­bién pue­den ver­se afec­ta­dos por se­rios ti­pos de cáncer, al­gu­nos de ellos en au­men­to.

“La po­bla­ción mas­cu­li­na pue­de ser igual­men­te afec­ta­da por en­fer­me­da­des re­la­cio­na­das, co­mo el cáncer oro­fa­rín­geo, el cáncer anal o de pene, ade­más de las ve­rru­gas anoge­ni­ta­les”, de­ta­lla Pal­ma.

Y agre­ga: “el cáncer oro­fa­rín­geo -aso­cia­do al VPH-, que es el que más ata­ca a los hom­bres y no se pue­de pre­ve­nir por­que no hay exá­me­nes pa­ra de­tec­tar­lo, al año 2025 pro­ba­ble­men­te va a su­pe­rar la in­ci­den­cia de cáncer cér­vi­co ute­ri­no”.

Soriano di­ce que el VPH “se va ad­qui­rien­do y mu­chas ve­ces se man­tie­ne en el or­ga­nis­mo por años”, y reite­ra que es muy im­por­tan­te va­cu­nar an­tes de la ado­les­cen­cia “mo­men­to en el cual la ge­ne­ra­ción de an­tí­ge­nos es más efec­ti­va”.

Los es­pe­cia­lis­tas pro­po­nen que los pa­dres va­cu­nen a sus hi­jos e in­clu­so su­gie­ren se­guir la sen­da de paí­ses desa­rro­lla­dos que ya han in­clui­do en sus pla­nes de va­cu­na­ción el VPH pa­ra ni­ños, en­tre los que des­ta­can dos na­cio­nes la­ti­noa­me­ri­ca­nas: Bra­sil y Ar­gen­ti­na.

Soriano di­ce en­ten­der que el mi­nis­te­rio de­be prio­ri­zar los re- cur­sos “que son li­mi­ta­dos” y por eso de­ci­da “en­fo­car sus cam­pa­ñas en las per­so­nas más vulnerables ante la in­fec­ción del pa­pi­lo­ma, que son las mu­je­res”.

Sin em­bar­go, So­chi­pe y la So­cie­dad Chi­le­na de In­fec­to­lo­gía ya han abor­da­do el te­ma con el Mi­nis­te­rio de Sa­lud.

La mi­nis­tra Cas­ti­llo reite­ró que la po­lí­ti­ca de su car­te­ra ha si­do pro­te­ger a las ni­ñas del cáncer de cue­llo de úte­ro y “en es­te con­tex­to, lo más im­por­tan­te ha si­do te­ner al­tas co­ber­tu­ras de va­cu­na­ción en las ni­ñas, y ahí es­tán cen­tra­dos nues­tros es­fuer­zos hoy”.

Una am­plia­ción del pro­gra­ma es una po­si­bi­li­dad. “No lo des­car­ta­mos pa­ra un fu­tu­ro pró­xi­mo”, apun­tó la mi­nis­tra.

“Al pro­te­ger a los hom­bres con la va­cu­na­ción pro­te­ge­mos más a las mu­je­res”. Cris­tián Pal­ma, uró­lo­go y an­dró­lo­go.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.