Exoes­que­le­to ru­so su­ma­rá tec­no­lo­gía he­cha en Chi­le

El la­bo­ra­to­rio Ro­bo­tics Lab SCL co­la­bo­ra­rá con la empresa ru­sa Exoatlet pa­ra aña­dir­le in­te­li­gen­cia ar­ti­fi­cial y ha­cer que un tra­je ro­bó­ti­co sea au­tó­no­mo.

La Hora - - Portada - Na­ta­lia Heus­ser H.

Afi­nes del año pa­sa­do Over Mind, un apa­ra­to que per­mi­te que una per­so­na con mo­vi­li­dad re­du­ci­da pue­da neu­ro con­tro­lar una si­lla de rue­das, ob­tu­vo el cuar­to lu­gar del con­cur­so Una Idea pa­ra Cam­biar la His­to­ria, im­pul­sa­do por His­tory Chan­nel.

Es­te in­ven­to del chi­leno Ro­dri­go Que­ve­do, fun­da­dor y di­rec­tor del la­bo­ra­to­rio de ro­bó­ti­ca Ro­bo­tics Lab SCL, ha te­ni­do tan­to éxi­to que su fa­ma lle­gó has­ta Ru­sia. Allá es­tán in­tere­sa­dos en sus avan­ces de in­te­li­gen­cia ar­ti­fi­cial pa­ra apli­car­los a sus pro­pios ins­tru­men­tos.

Que­ve­do fir­mó un con­ve­nio con la Fe­de­ra­ción Ru­sa y la empresa Exoatlet, del mis­mo país, pa­ra traer a Chi­le el pri­mer exoes­que­le­to avan­za­do del mun­do.

Con­sis­te en un tra­je ro­bó­ti­co, más bien unas pier­nas ro­bó­ti­cas que ayu­dan a aque­llos que no se pue­den le­van­tar por sí mis­mos, por ejem­plo, per­so­nas con pa­ra­ple­jia, es­cle­ro­sis múl­ti­ple o que su­frie­ron al­gún trau­ma­tis­mo.

Pa­sa en las pe­lí­cu­las y pa­sa en la vi­da real. Al ver el fun­cio­na­mien­to de es­ta má­qui­na es fá­cil re­cor­dar a Ro­boCop, pues el mo­vi­mien­to y el so­ni­do que emi­te se ase­me­ja al per­so­na­je de la cin­ta es­ta­dou­ni­den­se.

Va­le pre­ci­sar que es­te es un dis­po­si­ti­vo mé­di­co que es­tá pen­sa­do pa­ra co­la­bo­rar en reha­bi­li­ta­ción y pro­mo­ver la in­ves­ti­ga­ción clí­ni­ca. Aho­ra Que­ve­do y su equi­po ten­drán la mi­sión de in­cor­po­rar­le el sis­te­ma del Over Mind pa­ra que pue­da ser ma­ne­ja­do por se­ña­les bio­eléc­tri­cas ce­re­bra­les y de­je de ser co­man­da­do por un con­trol re­mo­to o una ta­blet. O sea, que se con­vier­ta en au­tó­no­mo.

“Ro­bo­tics Lab SCL es el re­pre­sen­tan­te de ellos en Chi­le y le va­mos a brin­dar so­por­te téc­ni­co y mantención. Fue un tra­ba­jo de va­rios me­ses pa­ra lo­grar que vi­nie­ran por­que so­mos un mer­ca­do pe­que­ño. No te­nían in­ten­cio­nes acá, pe­ro lo­gra­mos con­ven­cer­los por­que les ex­pli­ca­mos que es­tá­ba­mos in­tere­sa­dos en ha­cer tec­no­lo­gía y ade­más les mos­tra­mos el Over Mind. Sin du­da es­te en un hi­to tec­no­ló­gi­co”, se­ña­la Que­ve­do a La Ho­ra.

La alian­za que­dó se­lla­da ha­ce unos días, en el mar­co del ta­ller Tec­no­lo­gías Ru­sas Avan­za­das en Amé­ri­ca La­ti­na y el Ca­ri­be, con­vo­ca­do por la Or­ga­ni­za­ción de las Na­cio­nes Uni­das pa­ra el Desa­rro­llo In­dus­trial.

Así, se es­pe­ra que en el 2019 pue­da ver la luz es­te nue­vo apa­ra­to. Si bien su ela­bo­ra­ción no es tan com­pli­ca­da, de­be pa­sar por va­rias eta­pas de cer­ti­fi­ca­ción, lo que ex­tien­de los tiem­pos pa­ra que sal­ga al mer­ca­do con es­te en­chu­la­mien­to.

“Hay que to­mar en cuen­ta que el Over Mind lo desa­rro­lla­mos en dos se­ma­nas, pe­ro nos de­mo­ra­mos dos años en las va­li­da­cio­nes. Hay que ha­cer prue­bas con pa­cien­tes y de se­gu­ri­dad, to­do pa­ra que que­de un sis­te­ma sin erro­res. Lo que le es­ta­mos in­cor­po­ran­do es in­te­li­gen­cia ar­ti­fi­cial”, di­ce.

Exoatlet fue fa­bri­ca­do pa­ra per­so­nas de en­tre 1,50 y 2 me­tros, pues es ajus­ta­ble y so­por­ta has­ta 105 ki­los. Su va­lor se es­ti­ma en­tre los 60 mil y 70 mil dó­la­res (en­tre $37.800.000 y $44.100.000). En Ru­sia se han ven­di­do cer­ca de 80 dis­po­si­ti­vos y 30 en Co­rea del Sur.

Si bien hay cer­ca de seis ti­pos de exoes­que­le­tos de dis­tin­tos crea­do­res a ni­vel mun­dial, és­te se­ría uno de los más no­ve­do­sos, ba­ra­tos y li­via­nos.

“Es­ta pen­sa­do pa­ra ejer­ci­tar­se en las clí­ni­cas. Es­to no es cien­cia fic­ción. Es­ta­mos en pre­sen­cia de la tec­no­lo­gía más avan­za­da del pla­ne­ta”, in­di­ca Que­ve­do.

Eka­te­ri­na Be­re­ziy, CEO de Exoatlet, ex­pli­ca que es­ta idea sur­gió co­mo un sue­ño y pu­sie­ron ma­nos a la obra en 2014. Y re­cién el año pa­sa­do lo lan­za­ron.

Pe­ro ¿qué los tra­jo a Chi­le? “Nun­ca ha­bía­mos te­ni­do un con­tac­to con paí­ses de Amé­ri­ca La­ti­na y aho­ra nos con­tac­ta­mos con Ro­dri­go Que­ve­do y Ro­bo­tics Lab SCL, lo que nos per­mi­tió una si­tua­ción con­for­ta­ble pa­ra sa­lir al mer­ca­do en Chi­le. Ade­más, la Te­le­tón es­tá in­tere­sa­da en es­te tra­ba­jo. El exoes­que­le­to y el Over Mind son muy re­vo­lu­cio­na­rios y aho­ra es­ta­mos vien­do la po­si­bi­li­dad de jun­tar­los”, cuen­ta Be­re­ziy.

Que­ve­do lle­va diez años en el te­ma de la ro­bó­ti­ca. Con su equi­po han en­tre­na­do a 750 jó­ve­nes en los co­le­gios y los han lle­va­do a com­pe­tir a paí­ses co­mo EE.UU. y Ja­pón. Han crea­do 35 equi­pos de ro­bó­ti­ca y acu­mu­lan ocho tro­feos mun­dia­les. “Nues­tro tra­ba­jo se ba­só en una pro­yec­ción a 30 años pa­ra te­ner ca­pi­tal hu­mano avan­za­do cuan­do fue­ra ne­ce­sa­rio”, pre­ci­sa.

“Es­to no es cien­cia fic­ción.

Es­ta­mos en pre­sen­cia de la tec­no­lo­gía más avan­za­da del pla­ne­ta”.

Ro­dri­go Que­ve­do, chi­leno fun­da­dor de Ro­bo­tics Lab SCL.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.